Javier ZapataDrago Kisic: "En el Perú hay siempre una sospecha permanente de corrupción".
Drago Kisic: "En el Perú hay siempre una sospecha permanente de corrupción".
Edición 2516: Jueves, 30 de Noviembre de 2017

CADE Contra las Cuerdas

Escribe: Enrique Chávez | Drago Kisic, presidente de CADE, pronuncia defunción del sueño tecnocrático de separar política y economía “lo ha paralizado todo“

Javier ZapataDrago Kisic: "En el Perú hay siempre una sospecha permanente de corrupción".
Drago Kisic: "En el Perú hay siempre una sospecha permanente de corrupción".

¿El CADE? ¿La CADE? La Conferencia Anual de Ejecutivos no caerá en la trampa de la ideología de género. Pero su presidente, Drago Kisic, es consciente de que el país se enredó en otra. El sueño tecnocrático de la economía a prueba de balas políticas está hecho trizas. 

Desde Paracas ponen sobre la mesa seis ejes: reformas judicial, política y educativa; mejoras en la economía de mercado, visión de futuro. Con el sexto eje proponen que el Estado invierta US$ 70 mil millones en dos núcleos de desarrollo –uno en el norte, otro en el sur, cerca de Apurímac– donde confluyen agricultura, turismo y un cinturón minero nuevo. ¿Planificación estatista, dicen? “Lo llamamos planeamiento estratégico para no chocar con nadie”, ríe Kisic.

Hugo Neyra hablará del efecto y la promesa del mestizaje, Fernando de Traszegnies de la ciudadanía de las instituciones. La ministra de Economía, Claudia Cooper, abordará las perspectivas para desatorar las inversiones. El contralor Nelson Shack presentará su modelo para neutralizar la corrupción. “Buscamos una CADE que mire más allá del momento actual y se proyecte al bicentenario”, dice sobre la agenda trazada hacia el final del gobierno actual.

Propósito necesario, pero confundido en la actualidad del encono político-penal y la incertidumbre económica.     

–La CADE ha tenido momentos de autocomplacencia, sobre todo cuando la economía marchaba bien. ¿Cómo cambia con la actual coyuntura? 
–Estamos rompiendo con todo atisbo de autocomplacencia, a la CADE la estamos llamando No Más Cuerdas Separadas porque la política, el conflicto entre poderes, los conflictos sociales; no dejan que el país se desarrolle. Han comenzado a trabar todo, lo público y lo privado. La de las cuerdas separadas es una ilusión francamente insostenible. Un país tiene que desarrollarse integralmente. Y ese es nuestro mensaje central. Por eso hemos invitado en la primera sesión a Julio Velarde, que nos va a decir que la economía sigue siendo fundamental, porque sino no hay plata para nada. Alberto Flórez Galindo decía que somos una República pero sin ciudadanos. Hoy Alberto Vergara dice que al final el mercado sí ha hecho su delivery: creó una nueva clasemedia y la empoderó. Sin embargo la promesa republicana no ha hecho su delivery. No hay buena justicia, no hay seguridad, no hay buena educación ni buena salud.

–Es un momento en el que grandes empresas peruanas están amenazadas por la extensión del Decreto de Urgencia 003. ¿Qué opina?
–La idea no es matar a la empresa sino que los empresarios que resulten responsables respondan por ello penalmente.

–¿Y que los accionistas paguen su responsabilidad corporativa con multas?
–Allí pagan ese exceso de ganancia que puedan haber tenido con los actos de corrupción. En el panel central estará Brian Winter, vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington, que hablará de la corrupción a nivel internacional centrado en el caso Lava Jato. ¿Cuál es la distinción entre empresarios corruptos y empresas? No se trata de perjudicar los activos del país. Si tienes una empresa con 60 mil empleados y 15,000 proveedores no los vas a dejar a todos colgados. Esa sesión la modera Óscar Espinoza, que es el presidente de Ferreyros. Ellos impusieron una política de coima cero: ni dan ni reciben. Si todas las empresas pusieran eso por delante la cosa sería más fácil.

–La corrupción es una preocupación global y la indignación ciudadana también. ¿Somos particularmente corruptos? 

–La corrupción viene desde la Colonia, como sistema. En el Perú hay siempre una sospecha permanente de corrupción. Creo que somos un país donde hay mucha corrupción. ¿Somos especialmente corruptos? (pausa) Diría, que sí, que aquí hay más corrupción que en otras partes.

"La primera ministra nos va explicar dificultades con formalización."
"La primera ministra nos va explicar dificultades con formalización."
 –El año pasado Paracas era casi una fiesta. ¿Y ahora?
–Había mucho entusiasmo con este gobierno, casi inaugural. Luego vinieron todos los baldazos de agua fría, que han atemperado las cosas. Por eso apuntamos a una mirada multianual, casi coincidiendo con el final del gobierno. Las reformas no las puede hacer solo el Ejecutivo.

–Fuerza Popular se va contra el Tribunal Constitucional y la Fiscalía. Parece incluso estar en guerra con el establecimiento representado en CADE. José Chlimper era una de las figuras. Hoy Graña y Montero está a punto de hundirse a pesar de que él fue un director cuando se pagaban coimas. ¿Cómo sentar al fujimorismo en la mesa?
–No nos corresponde tratar temas de política partidaria. Eso puede agotar todos las CADES sin que lleguemos a ninguna conclusión. Pero sí va a estar Úrsula Letona como presidenta de la comisiónde constitución para hablar de reforma política, que de alguna manera es la madre de todas las reformas. Si tuviéramos un sistema político que permita la gobernabilidad, por ejemplo, tendríamos elecciones del Congreso en segunda vuelta.

–Sobre esa reforma, se sabe que las empresas siempre han aportado de manera irregular a las campañas políticas.
–Personalmente creo que se deberían prohibir los aportes de cualquier empresa.

–¿Caminar hacia un verdadero financiamiento público?
–Exactamente. Es un tema tan, pero tan importante. Y tampoco es tan caro. El Estado puede financiar a los partidos y se acabó. Te olvidas de si una empresa está dando y no quiere figurar y lo tienes que meter como una rifa o cualquier cosa. Todos los partidos políticos han entrado.

 –Otra preocupación de CADE ha sido la reforma laboral, pero parece que no agarra pista. ¿Cómo la van a abordar?
–Con las nuevas tecnologías no hay manera de que puedas sostener rigideces laborales porque lo que haces es quebrar a las empresas y matar a la gallina de los huevos de oro. De estos temas nos van a hablar José Luis Cordero de Singularity University y Jorge Becerra del Boston Consulting Group. La otra intervención se la hemos pedido a la primera ministra Mercedes Aráoz. En el gobierno prometieron al comienzo bajar la informalidad al 30%. Es una meta sumamente ambiciosa que no se va a alcanzar, pero que nos diga cómo está ahora el tema. Me imagino que tendrá al ministro Alfonso Grados al costado.

–El gobierno puso muchos huevos en la canasta del tema tributario pero no sirvió para bajar la informalidad ni tampoco en la recaudación.
–Es de 13%. Para llorar.

–¿Donde están los huecos?
–Hay una gran evasión. Es enorme en el IGV. Lo que se requiere es una reforma integral, de simplificación tributaria y un fortalecimiento importante de Sunat, que ha ido perdiendo prestigio. Hace 20 años, en la época de Manuel Stella, era una institución respetada y tenía dientes. Las reformas del ex ministro Alfredo Thorne están incentivando el desdoblamiento de empresas por esto de los tramos. Pareciera que se requiere regresar a los impuestos básicos y devolverle mucho más autoridad a la Sunat. Con 13% no hacemos nada, aunque haya unos 4 puntos por ahí en tarifas fiscales y otros temas, pero igual necesitamos un 24%, 25% para ser un país viable. Y no tener empleados públicos que en promedio ganen 1,800 soles y decirles, tienes que ser súper eficiente. No es posible.

–¿Qué esperan de la economía en lo inmediato?
–Las perspectivas son bastante mejores. Venimos de abajo con un año malo. Hay obras regionales muy importantes como el túnel de Majes, muy poco publicitado. El aeropuerto de Lima y Callao se va a empezar a mover. Se suma a la buena expectativa empresarial. Los precios del cobre y el oro también son un buen indicativo.

Loading...