Eloy Espinosa, Marianella Ledesma, Manuel Miranda y Carlos Ramos, jueces en la picota, el martes 14. Reveladora nota da cuenta que anterior TC tenía muy claro que había un problema.
Eloy Espinosa, Marianella Ledesma, Manuel Miranda y Carlos Ramos, jueces en la picota, el martes 14. Reveladora nota da cuenta que anterior TC tenía muy claro que había un problema.
Edición 2514: Jueves, 16 de Noviembre de 2017

Keiko Sin Editar

El choque con el Tribunal Constitucional descubre la pobreza del guión fujimorista.

Eloy Espinosa, Marianella Ledesma, Manuel Miranda y Carlos Ramos, jueces en la picota, el martes 14. Reveladora nota da cuenta que anterior TC tenía muy claro que había un problema.
Eloy Espinosa, Marianella Ledesma, Manuel Miranda y Carlos Ramos, jueces en la picota, el martes 14. Reveladora nota da cuenta que anterior TC tenía muy claro que había un problema.

La jueza del Tribunal Constitucional, Marianella Ledesma, advirtió que si se amedrentan a las instituciones, como lo pretende Fuerza Popular desde el Congreso, “estamos ante un escenario golpista”.

Ledesma y sus colegas Manuel Miranda, Eloy Espinosa y Carlos Ramos, que son investigados por la subcomisión de acusaciones constitucionales y podrían ser destituidos acusados de prevaricato, presentaron sus argumentos en la sede del TC el martes 14.

Keiko  Fujimori se pronunció sobre Lava Jato  en video colgado en la web, a las 4 p.m. del viernes 10.  La edición del mensaje de 4 minutos fue un tanto chambón.
Keiko  Fujimori se pronunció sobre Lava Jato  en video colgado en la web, a las 4 p.m. del viernes 10.  La edición del mensaje de 4 minutos fue un tanto chambón.

La sala subsanó, a pedido de la Procuraduría, una sentencia del 2013 que concluyó que los hechos del penal El Frontón en 1985 no constituían crímenes de lesa humanidad. El exmagistrado Juan Vergara firmó la sentencia pero en su voto advirtió que no era función del TC determinar si son o no crímenes de lesa humanidad.

De puño y letra de ex TC Ernesto Álvarez.
De puño y letra de ex TC Ernesto Álvarez.
El pedido no fue resuelto y la actual conformación del TC actuó de oficio. Se estableció que, efectivamente, el voto singular de Vergara no podía sumarse a los tres votos que se inclinaban por el “no de lesa humanidad”. Otros dos habían votado en contra.

¿Así Vergara quedara como voto singular, suelto, el tablero no cerraba en 3 a 2 con el mismo resultado? Miranda, actual presidente del colegiado, explica que una sentencia del TC debe tener al menos cuatro votos a favor. Así que los tres votos no bastan.   

Uno de los documentos presentados es una nota manuscrita del expresidente del TC, Ernesto Álvarez, a su colega Carlos Mesía. Ahí le advierte que en su fundamentación, Vergara “recoge en forma errada la sentencia”. Álvarez “ruega una pronta coordinación a fin de evitar un nuevo problema que dañe innecesariamente la imagen institucional”.

A pesar de reconocerse el dilema, la expedición de la sentencia siguió adelante.

“En un Estado Constitucional se respetan las decisiones de los magistrados”, reclama Miranda.

Reveladora nota da cuenta que anterior TC tenía muy claro que había un problema.
Reveladora nota da cuenta que anterior TC tenía muy claro que había un problema.

Loading...