Complejo Metalúrgico de La Oroya, quebrada y clausurada.
Complejo Metalúrgico de La Oroya, quebrada y clausurada.
Edición 2509: Jueves, 12 de Octubre de 2017

Volcan Ardiente

El control de Glencore de la Minera Volcan puede derivar en la reactivación de La Oroya.

Complejo Metalúrgico de La Oroya, quebrada y clausurada.
Complejo Metalúrgico de La Oroya, quebrada y clausurada.

Glencore ha lanzado una OPA (Oferta Pública de Adquisición) por el 48.19% de las acciones A con derecho a voto de la zinquera  Volcan, que sumado al 18.11% que ya poseía le permitiría alcanzar el 66% y controlar totalmente la compañia. De todas formas ya tiene asegurado el 44.8%,  al haber acordado la compra del 26.7 % de las acciones de Madeleine Osterling  Letts, María Josefina Letts Colmenares de Osterling y Doris Letts Como ha venido sucediendo con dicho porcentaje Glencore puede nominar la mayoria de Directores y hacer cambios en la gerencia. Los otros dos herederos del legendario Boby Letts, José Ignacio de Romaña y su madre Irene Florencia Letts Colmenares de Romaña poseen 20.2% .  El precio ofrecido por Glencore de US$ 1.215 (equivalente a S/ 3.97) es suficientemente  atractivo (frente a los S/ 2.8 los días previos al anuncio de la OPA) para interesar a una  parte del 15%  de accionistas minoritarios, puesto que no hay  seguridad que los de Romaña vayan a aceptar vender.

Volcan tiene 300,000 hectáreas de concesiones en una zona de alto potencial minero en el centro del país, rodeando al Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO). Fuentes  allegadas a Glencore han anunciado su propósito de potenciar  no solo la  minera, sino expandir sus operaciones con adquisiciones o acuerdos societarios con las mineras vecinas. Así, como vender los activos que no constituyen el  core business, tales como   la participación en el proyectado puerto de Chancay y  en la chilena Cementos Polpaico, entre otros.

No cabe duda que la racionalidad y eficiencia que puede alcanzar Glencore  superará largamente las deficiencias que ha tenido en los años pasados la gestión de Volcan y que aumentará las inversiones y la exploración.  

LA OROYA BAJO EL RADAR
nUna de las preguntas que se hacen los entendidos vinculados al sector minero es si estará en los planes de Glencore integrar sus minas y las de Volcan al  CMLO, restituyendo el gran conjunto minero- metalúrgico  de la antigua   Cerro de Pasco Corporatión.  Las minas de Volcan  constituían gran parte del potencial de la  transnacional, ahora ampliado, y  abastecían su propia refinería. Con la privatización se dividió el enorme conglomerado.  

Después de ocho años desde la cesación de pagos  de Doe Run empresa americana que controlaba La Oroya, producida el 25 de febrero de 2009, recién se están dando algunas condiciones que pueden ser favorables para que el CMLO se pueda vender en las próximas subastas. Por un lado, el  gobierno aprobó recientemente un cambio en el reglamento ambiental que nos dejara el ministro Javier Pulgar Vidal del gobierno de Ollanta Humala, que exigía límites máximos de dióxido de azufre por m3 de aire, que no exige ninguna legislación del mundo. Por otra parte, finalmente los trabajadores cedieron y aceptaron que la Mina Cobriza se vendiera separada del CMLO. Es muy probable que la mina sea vendida y los trabajadores puedan cobrar gran parte de sus acreencias, con lo cual la paz social y laboral puede instalarse en La Oroya y propiciar que un nuevo propietario impulse una administración  eficiente.  
La amplia zona minera de las operaciones de Volcan y las cercanas que ya controla Glencore, así como las minas vecinas, lleva a preguntarse si la integración con el CMLO aumentaría valor al conglomerado. La fundición y refinería de La Oroya fueron diseñadas en el siglo pasado  para eliminar los elementos penalizables (arsénico, bismuto, antimonio etc)  en los concentrados que se comercializan a nivel mundial, así como recuperar un conjunto de metales muy valiosos (oro, plata, indio, etc), adaptada a los concentrados de  zinc, plomo y cobre de las minas que tenía la Cerro de Pasco Corporation y los mineros vecinos. El antiguo CMLA requiere inversiones para su modernización y adaptación ambiental. Sin embargo, por la complejidad de las mineralizaciones que rodean La Oroya, surgió rápidamente en los sectores mineros, sí en los planes del  principal trader minero y uno de los grandes grupos mineros a nivel mundial, estará la integración vertical en el Perú. Las ventajas de hacerlo seguramente están siendo evaluadas. Ventajas económicas y financieras en la comercialización y en el transporte existen.

Loading...