Zavala y Martens salen tras sustentación de la cuestión de confianza en el Congreso, el jueves 14.
Zavala y Martens salen tras sustentación de la cuestión de confianza en el Congreso, el jueves 14.
Edición 2506: Jueves, 21 de Septiembre de 2017

El Último Cartucho

Eyección del Gabinete Zavala fue precedida por horas frenéticas, en el que estuvo a punto de hacerse un cambio parcial.

Zavala y Martens salen tras sustentación de la cuestión de confianza en el Congreso, el jueves 14.
Zavala y Martens salen tras sustentación de la cuestión de confianza en el Congreso, el jueves 14.

El nombramiento de Mercedes Aráoz como primer ministro, y el cambio de ministros de Educación, Economía, Vivienda y Justicia, parece haber calmado  a los leones.  

La lideresa de  Fuerza Popular, Keiko Fujimori, saludó el nombramiento del nuevo gabinete vía twitter a pocas horas de la juramentación del gabinete Aráoz, en el patio de honor de Palacio de Gobierno, a las 5 de la tarde del domingo 17. Pero posibilidad real de una “crisis total de gobierno” –tal como define la Constitución– al rechazo de la confianza del primer ministro por parte del Congreso, tardó en despejarse.

El martes 19, el encuentro entre la premier Aráoz y el presidente del Congreso, Luis Galarreta, en el Parlamento, pareció por fin sellar una tregua política entre el Ejecutivo y el fujimorismo. Al menos momentáneamente. El gabinete Aráoz solicitará el voto de confianza al Congreso en dos semanas, el 3 de octubre. En Fuerza Popular empieza a calar la idea que no conviene profundizar más  la crisis política.

Aráoz se reunió con Galarreta el martes 19. Voto de confianza a la vista.
Aráoz se reunió con Galarreta el martes 19. Voto de confianza a la vista.
CANCHA TRAZADA
El Artículo 134 de la Constitución faculta al presidente de la República ordenar la disolución del Congreso y convocar a nuevas elecciones legislativas automáticamente en caso que el Parlamento niegue la confianza a dos gabinetes ministeriales.

Fuerza Popular percutó la primera bala, el jueves 14. En una jornada para el olvido, el Congreso rechazó el pedido de voto de confianza del gabinete Zavala por 76 votos a favor, 22 en contra –incluido Kenji Fujimori– y se abstuvieron 16, activando la cuenta regresiva. El Ejecutivo trazó así dramáticamente la cancha para los próximos cuatro años.   

A Fuerza Popular le queda una sola bala en la cartuchera para echar por la borda su aplastante mayoría parlamentaria y arriesgarlo todo al voto popular.

EL CAMBIO PARCIAL
La grave crisis política se vino incubando desde el pedido de interpelación del Congreso a la ministra Marilú Martens la última quincena. El martes 12,   Fuerza Popular anunció que aceptaba el pedido de censura y  se desató el drama.

Ese martes por la tarde se ajustaban las tuercas de un cambio parcial del gabinete. Tanto era así que CARETAS 2505 filtró el trascendido sobre el strip tease ministerial de Fernando Zavala, que iba a quedarse en la PCM, pero soltaría la cartera del MEF para dejarla en manos de la viceministra Claudia Cooper. La nota tomaba en cuenta la posibilidad de oficializarse el cambio el jueves 14, horas antes de que el presidente Pedro Pablo Kuczynski viaje a Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas.

Recambio de Pérez Tello por Mendoza ya estaba acordado. Se despeja el indulto.
Recambio de Pérez Tello por Mendoza ya estaba acordado. Se despeja el indulto.

Para entonces ya se había asegurado al expresidente del Poder Judicial, Enrique Mendoza, como reemplazo de Marisol Pérez Tello en Justicia. El tercer cambio puesto sobre la mesa era el de la propia Martens, debilitada tras la prolongada huelga magisterial y la interpelación en el Congreso. Zavala ya le había ofrecido el cargo a Hugo Ñopo, economista y otro de los ‘GRADE boys’, como los exministros Piero Ghezzi, José Gallardo y el propio Jaime Saavedra. En cuarto lugar, estaba en duda la permanencia de Patricia García en Salud.

CUESTIÓN DE CONFIANZA
El anuncio fujimorista de la censura a Martens alteró todo el proceso. A la mañana siguiente, el miércoles 13, Zavala anunció en el Consejo de Ministros, previo acuerdo con PPK, que solicitaría la cuestión de confianza al Congreso, a nombre de todo el gabinete. Según la información recabada por CARETAS, Zavala le dijo a PPK que Fuerza Popular no se atrevería a cruzar el Rubicón y disparar la única bala de plata de la cartuchera. Tras un segundo gabinete censurado o sin voto de confianza, el presidente tenía el camino expedito para disolver constitucionalmente el Congreso y convocar a nuevas elecciones parlamentarias.

¿Fue el anuncio de la moción de censura una respuesta a las informaciones sobre los inminentes ajustes en el Consejo de Ministros? ¿Una reacción fujimorista para no bajar la guardia en su imagen opositora?

Si así fue, Zavala hubiera podido realizar sus cambios el jueves 14, incluso antes de presentarse la moción contra Martens, y asegurar su permanencia en la PCM. Al menos por un período más.

La modificación en el curso de los acontecimientos hizo que, en lugar de recibir a los nuevos ministros, ese día Zavala fuera al Congreso acompañado de su gabinete para sustentar la cuestión de confianza.

Sin embargo, la presentación del primer ministro duró apenas 5 minutos: breve, débil y anticlimática exposición de motivos sobre las razones por las cuales el Congreso debiera enterrar el hacha de guerra.  Acto seguido, Zavala y el gabinete se retiraron  del hemiciclo. Cuando Lourdes Alcorta rompió fuegos a las 5 p.m. quedó claro que Fuerza Popular le bajaría el pulgar.

Susurros. Costa y Velásquez Quesquén.
Susurros. Costa y Velásquez Quesquén.

EL NUEVO GABINETE
El rechazo de Fuerza Popular a Zavala se hizo evidente. A pesar de sus esfuerzos por tender puentes y ser dialogante, desde hace un buen tiempo pesaban los señalamientos por haber supuestamente instigado la división con Kenji –y una diáspora que hasta ahora no se produce– y rodearse en la PCM de “caviares” abominados por los naranjas.

El desconcierto ante el resultado se evidenció el viernes por la mañana, cuando quedó claro que no había un Plan B. Si Pérez Tello tenía un reemplazo en Mendoza y –en ese momento– Martens lo tenía en Ñopo, no había un recambio listo para Zavala.

En esas primeras horas, PPK barajó sus opciones. Las dos primeras estaban en los vicepresidentes Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz. La tercera, más distante, era la del expresidente del Congreso y exministro Antero Flores-Aráoz, que representaba para el presidente la posibilidad más potable de un premier externo a su equipo. Durante sus reuniones con las bancadas, el sábado, el presidente también mencionó a Jorge del Castillo y Lourdes Flores.

Vizcarra expresó su aprensión por asumir el cargo cuando el recuerdo de la controversia por el aeropuerto de Chinchero está todavía fresca. Aráoz emergió como la opción más nítida y para el sábado por la noche la noticia se confirmó.

VEXLER EN LA ENCRUCIJADA
Aráoz fue con los cambios programados con Zavala –Cooper, Mendoza– y definió con PPK la rotación en Salud y allí entró Fernando D’Alessio, vicealmirante retirado que dirigió Centrum Católica y del que PPK tiene un muy buen concepto. D’Alessio ya había sido voceado como ministro de Defensa en diciembre pasado, cuando dejó el cargo el enamorado Mariano González (CARETAS 2465). Pero donde Meche marcó la diferencia fue con la designación de Idel Vexler en Educación, sector en el que fue viceministro de Gestión Pedagógica durante el gobierno de transición y luego ocupó ese mismo cargo de modo transversal entre 2004 y 2011. La nueva primera ministra se familiarizó con su trabajo durante el segundo gobierno aprista, en los primeros días de la reforma educativa del ex Minedu José Antonio Chang.

El nombramiento de Vexler se consolidó tras la reunión con las bancadas del APRA, APP, PPK y Nueva Mayoría –Marco Arana del Frente Amplio no asistió porque estaba de viaje–, el sábado.

Vexler tuvo varias declaraciones y columnas críticas con el trabajo de Saavedra y Martens, e incluso el manejo de la huelga magisterial. Conocida la noticia, Ñopo lo criticó con un tuit porque “está en contra del mérito docente y SUNEDU. ocho años de vice: maltrato (salarial y verbal) a docentes, despilfarro en laptops sin impacto”.

Se ha repetido la pregunta: ¿si Zavala justificó la cuestión de confianza en la continuidad de la reforma educativa, cómo pusieron a uno de sus críticos como ministro? En los corrillos de Palacio, Meche ha expresado repetidamente un marcado escepticismo con la performance de los muchachones de GRADE. Por su parte, Vexler se ha esforzado en asegurar que la reforma no corre peligro. Los resultados hablarán por su gestión, pero es claro que se marca un quiebre desde que Saavedra llegó al Ministerio hace cuatro años. Ñopo, por su parte, terminó por desearle suerte en un trino posterior.

La decisión de poner a Carlos Bruce en el lugar de Edmer Trujillo en Vivienda –que pasó a presidir Sedapal y el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento, OTASS– obedeció a la necesidad de mostrar más dinamismo en un sector clave para la reconstrucción. Cuando Aráoz dice que no encabezará un gabinete de escritorio, también sugiere entrelíneas que viajará más que su predecesor, particularmente al golpeado norte del país.

Lourdes Alcorta estuvo  entre protagonistas de una jornada para el olvido.
Lourdes Alcorta estuvo  entre protagonistas de una jornada para el olvido.

PREMIER ARÁOZ
¿Tiene Meche las credenciales políticas que le asignan? Hasta ahora ha sido más bien una funcionaria eficiente con valioso carisma. Subió sus bonos durante el segundo gobierno de Alan García con las negociaciones de los TLC y la campaña por declarar maravilla del mundo a Macchu Picchu. Fue fugaz candidata aprista y se retiró en medio del encono –hoy aparentemente superado– con Jorge del Castillo. García y PPK se la disputaron como fórmula vicepresidencial y en los últimos meses no ocultaba su aburrimiento con la hermenéutica parlamentaria.

Al mismo tiempo, conoció más a los fujimoristas que en un principio parecían aborrecerla. Carlos Tubino responde que el trabajo de un año ayudó a limar las asperezas y el vocero de FP, Daniel Salaverry, calificó su designación de “positiva”. Keiko Fujimori también saludó los cambios vía twitter. Miembros de otras bancadas como Del Castillo, Alberto Quintanilla y César Villanueva adelantaron que le darán el voto de confianza cuando comparezca ante el Congreso la primera semana de octubre.       

Loading...