Minutos antes de las 10 de la noche del lunes 18, Keiko Fujimori se retira de Paseo Colón con Pier Figari y Ana Vega.
Minutos antes de las 10 de la noche del lunes 18, Keiko Fujimori se retira de Paseo Colón con Pier Figari y Ana Vega.
Edición 2506: Jueves, 21 de Septiembre de 2017

El Chat del Loco Taxi

Keiko y sus asesores dispararon su bala de plata con la caída del gabinete. Efectos de un indulto se hacen más impredecibles.

Minutos antes de las 10 de la noche del lunes 18, Keiko Fujimori se retira de Paseo Colón con Pier Figari y Ana Vega.
Minutos antes de las 10 de la noche del lunes 18, Keiko Fujimori se retira de Paseo Colón con Pier Figari y Ana Vega.

A las 9 y 48 de la noche del lunes 18, Keiko Fujimori se retiró del local principal de Fuerza Popular en Paseo Colón. En el auto la acompañaban Pier Figari y Ana Vega, los asesores que son factor de discordia con su hermano Kenji.

En la reunión que acababa de concluir se decidió abrir un nuevo proceso disciplinario contra el congresista,  que ese día cumplió la suspensión previa de 60 días. Su colega Rosa Bartra insistió con la medida, que podría terminar en la expulsión.

Ese mismo día, la congresista Yesenia Ponce –ya investigada por presuntos pagos para conseguir irregularmente sus certificados de estudio de secundaria– leyó con manos temblorosas un mensaje en el que pidió repetidamente perdón a su “lideresa Keiko Fujimori” por acusarla de suspender el proyecto de irrigación Chinecas para sacarle provecho político de resultar elegida presidenta en el 2021. El audio investigado por la Fiscalía y proporcionado –cómo no– por un exasesor de Ponce, fue emitido por el programa Cuarto Poder.  

Al día siguiente, Alberto Fujimori echó chispas en el penal de la Diroes. Quienes lo visitaron ese día notaron que calificó de “insolentes” las declaraciones del vocero parlamentario de Fuerza Popular, Daniel Salaverry.  

Kenji Fujimori volvió a visitar la residencia presidencial luego de 18 años. Puede ser expulsado.
Kenji Fujimori volvió a visitar la residencia presidencial luego de 18 años. Puede ser expulsado.

“Esa actitud adolescente, que es característica de Kenji –y que todos recordamos cuando jugaba con Puñete– creo que ya debe quedar atrás”, dijo ese día el exaprista. La mención del inolvidable perro de su benjamín resultó especialmente ofensiva para Fujimori padre. Igual que otras intervenciones, como las de los congresistas Carlos Tubino y Rolando Reátegui, quienes se refirieron a la posibilidad de sacar a Kenji de la bancada.

La gutapercha en la boca que se puso Kenji mientras se discutía el proyecto de ley para contrarrestar la sentencia del Tribunal Constitucional que declara inconstitucional a la llamada ley antitránsfuga y la visita guiada que hizo a la residencia de Palacio con el presidente Pedro Pablo Kuczynski el domingo 17, cuando juramentó el nuevo gabinete, fueron los últimos episodios sublevantes.

En las últimas semanas, el expresidente, que cumple una sentencia de 25 años, ha tenido dos ingresos a cuidados intensivos por una arritmia cardiaca y una descompensación. Hace aproximadamente cuatro domingos que Keiko ha reiniciado sus visitas.

El relevo ministerial de Marisol Pérez Tello a Enrique Mendoza en el sector Justicia ha sido interpretado como el allanamiento del terreno para la gracia del indulto presidencial humanitario. La primera se oponía por una cuestión de principios.

Kuczynski puede tomar la decisión cuando lo estime conveniente. Fujimori espera que sea muy pronto. Su salida tendría inevitables efectos políticos en el país. En el fujimorismo podría ser un terremoto y ocurriría en un momento muy particular del emplazamiento político. El 65% de la población aprueba la medida, según la última encuesta de Ipsos.
    

Chlimper, consejero influyente. Silva Checa, asesor tras bastidores.
Chlimper, consejero influyente. Silva Checa, asesor tras bastidores.

ZAVALA DE PLATA
Son dos balas de plata. El Congreso y Keiko Fujimori acaban de disparar la primera. La segunda se la dispararían también a la sien.

La figura que aplica el aprista Jorge del Castillo es tan dramática como sencilla. Si el Parlamento vuelve a negar la confianza a un gabinete o censura a un primer ministro, la pistola pasa a manos del presidente de la República, quien tiene libre el camino constitucional de cerrar el Congreso y convocar nuevas elecciones parlamentarias.

Ese escenario parece remoto. El fujimorismo prepara sus candidaturas para las elecciones municipales y regionales de 2018. El congresista Miguel Torres, subsecretario de Fuerza Popular, será el encargado de conducir el proceso.

A la espera de un pronto indulto.
A la espera de un pronto indulto.

¿Con otra elección presidencial en 2021 es factible imaginar un tercer proceso electoral? No será imposible, dado el curso irracional que puede tomar esta ruleta rusa política. Pero sí muy difícil.
Los comentarios de los últimos días se han decantado por una victoria pírrica repartida entre dos. Dicen que el gobierno se equivocó (“una crisis innecesaria producida únicamente por el Ejecutivo”, “no se imaginaron que el Congreso les negaría la confianza”). Ciertamente, como se describe en la nota anterior, el cálculo les jugó una mala pasada. Pero Fernando Zavala dejó la Presidencia del Consejo de Ministros luego de un año, un mes y 17 días. En el poder peruano, el umbral del percudido.

Cinco primeros ministros durante el gobierno de Alejandro Toledo, cinco con Alan García. Siete con Ollanta Humala. Y si vamos más atrás, 13 con Alberto Fujimori.

¿Cómo se toman estas decisiones? Al interior del fujimorismo hay voces muy críticas contra el peso de Figari, el secretario general José Chlimper y el exdueño del recordado Cable Canal de Noticias, Vicente Silva Checa. Este último pasó 29 meses en prisión y otros 11 con arresto domiciliario. Al final se archivó el caso en el que se le acusaba de haber recibido dinero de Vladimiro Montesinos.

Chlimper retuitea las advertencias de los fujimoristas a los que no les importaría el cierre del Congreso. Pero durante la presentación del reporte de inflación de septiembre, Julio Velarde, presidente del Banco Central de Reserva en el que Chlimper es director, declaró que “el peor escenario sería ir a nuevas elecciones del Congreso, sería horrible, nadie sabe quién sale. Allí todos pierden, sería negativo y probablemente sí afectaría el crecimiento económico del país”.

Salaverry desempolvó a Puñete.
Salaverry desempolvó a Puñete.

La bala de plata fue simbólicamente disparada sobre un premier que difícilmente duraba mucho más en el puesto. El error se evidenció con la posición de Bartra y el presidente del Congreso, Luis Galarreta, para quienes hay un supuesto “vacío constitucional” sobre la bala malgastada. Y la oposición fujimorista perdió buena parte de su capacidad de presión para los próximos cuatro años.
¿O no?

PPK Y LAVA JATO
La congresista Karina Beteta dijo tener la “teoría” de la cuestión de confianza planteada como elemento distractor justo cuando “llega la invitación de la Comisión Lava Jato al presidente para que él pueda darnos fecha y hora para recoger su declaración”.

Antes, la presidenta de ese grupo de trabajo, Rosa Bartra, declaró a El Comercio que PPK “ha sido primer ministro y ministro de Economía en la época en que precisamente se dio toda la normativa que permitió el relajamiento del control. Su testimonio es muy valioso para nosotros”.

Buena parte de las últimas sesiones de la comisión se han dedicado a desmenuzar el famoso Consejo Directivo de Proinversión del 4 de agosto de 2005, que sorteó las observaciones de la Contraloría para que el consorcio encabezado por Odebrecht se hiciera de los tramos 2 y 3 de la Interoceánica, a pesar de tener juicios pendientes con el Estado. Ese Consejo lo presidía PPK pero lo integraban otros ministros como Carlos Ferrero y Alfredo Ferrero, que declararon la semana pasada en la Comisión.

Aguinaga: “comentarios malévolos”. Dammert cree que división es un ardid.
Aguinaga: “comentarios malévolos”. Dammert cree que división es un ardid.

El también exministro Fernando Olivera reconoció en su momento que intercedió ante el contralor Genaro Matute en el 2005 para levantar las observaciones y que Toledo le dijo que “tu amigo Kuczynski tiene parado el proyecto”. CARETAS filtró en la época los desacuerdos expresados por el entonces MEF y, ya estallado el escándalo, recibió de Palacio la versión sobre la ausencia de PPK en la firma del Decreto Supremo que exoneró del SNIP estos tramos. Al actual presidente le habría llamado la atención el apuro de Toledo y en su lugar firmó el entonces titular de Educación, Javier Sota Nadal.

Otro momento que involucra a Kuczynski fue su firma como premier, en enero de 2006, de la ley 28670 que declaraba de necesidad nacional e interés público una serie de proyectos de envergadura, entre ellos la Interoceánica Sur. La ley confirma la decisión de eliminar los obstáculos para las empresas con juicios pendientes. Pero, de nuevo, PPK no estuvo solo. El texto había sido aprobado por los 21 miembros de la Comisión Permanente del Congreso.

Para Velarde del BCR, el cierre del Congreso sería lo peor que le podría pasar a la economía.
Para Velarde del BCR, el cierre del Congreso sería lo peor que le podría pasar a la economía.

Habrá que ver cuánto se puede revolver ese guiso. Alan García, a una alusión de PPK sobre su frase inmortal de “la plata llega sola” respondió con el documento de la transferencia, en diciembre de 2015, de US$ 243,600 de la offshore TRG Allocational, con sede en Gran Caimán, a una cuenta personal de Kuczynski en el Banco de Crédito.

“¿Una ‘cutra’ te la depositan a tu nombre en el BCP?”, pregunta un colaborador del presidente.

El documento fue resultado del levantamiento del secreto bancario de los investigados preliminarmente por la Fiscalía en el caso Odebrecht, como fue la situación de PPK. El presidente respondió que se trata de un fondo de inversiones en el que fue socio y asesor y donde tenía invertido el dinero que fue devuelto. Aseguró que nada tiene que ver con la constructora brasileña.

Tras la negación del voto de confianza al gabinete Zavala, el presidente del Congreso, Luis Galarreta, dijo que “el señor presidente constitucional de la República Pedro Pablo Kuczynski ha sido proclamado para gobernar por cinco años y su gestión debe culminar sus cinco años”.  

Un escenario extremo de vacancia presidencial requiere el voto de la mayoría calificada, las dos terceras partes de congresistas. Son 87 votos y el FP tiene 71. A Kenji, sin embargo, no habría que contarlo.

LA SOLEDAD DE KENJI
“Kenji lo ha señalado. No se va a salir del partido”. Eso dice el excongresista y médico de Alberto, Alejandro Aguinaga. “Es actor principal y el congresista más votado en dos períodos. Es una locomotora y gracias a él han entrado otros. Hay comentarios innecesariamente malévolos e insolentes”.

El congresista de Pasco, Clayton Galván, reconoce que durante la discusión para presentar la moción de censura contra la exministra de Educación Marilú Martens, hubo alrededor de 20 congresistas que se opusieron. Tubino añade que expresaron la inconveniencia de entregarle la cabeza de la ministra a los elementos radicales del magisterio. Sin embargo, hasta ahora Kenji vota solo en su disidencia. Sus soldados no aparecen. “Es probable que estén respetando la opinión mayoritaria”, dice Aguinaga. “Yo espero que esta situación no sea un final”.

El izquierdista Manuel Dammert cree en cambio que el liderazgo de Kenji “es un ardid fujimontesinista. Es una manera de siempre mantener 60% en las encuestas. Kenji sube, Keiko baja. Y viceversa. La bancada fujimorista no se va a fraccionar. Kenji no maneja ni dos personas”.

La disciplina es hasta ahora la marca que Keiko Fujimori busca registrar. Más allá, todavía no se entiende muy bien hacia dónde va y qué es lo que quiere. Eso cuenta para la familia y el gobierno que tiene al frente. 

Loading...