Pedro Castillo Terrones en Plaza San Martín. Terminó sin obtener nada, a pesar de que les ofrecieron hasta programas de reubicación laboral y jubilación adelantada a los 55 años.
Pedro Castillo Terrones en Plaza San Martín. Terminó sin obtener nada, a pesar de que les ofrecieron hasta programas de reubicación laboral y jubilación adelantada a los 55 años.
Edición 2504: Jueves, 7 de Septiembre de 2017

Con las Manos Vacías

Por eso radicales apuntan a bizarra alianza política para sacar a Martens.

Pedro Castillo Terrones en Plaza San Martín. Terminó sin obtener nada, a pesar de que les ofrecieron hasta programas de reubicación laboral y jubilación adelantada a los 55 años.
Pedro Castillo Terrones en Plaza San Martín. Terminó sin obtener nada, a pesar de que les ofrecieron hasta programas de reubicación laboral y jubilación adelantada a los 55 años.

El sábado 2, luego de 52 días, la huelga de maestros fue suspendida. Y el viernes 8 de septiembre la ministra de Educación, Marilú Martens, comparecerá ante el Congreso para ser interpelada.
¿Puede llegar a ser censurada como su predecesor, Jaime Saavedra?

Héctor Becerril de Fuerza Popular y Wilber Rozas de Frente Amplio ya pidieron su cabeza. El dirigente magisterial de Áncash, Macario Menacho, declaró que los parlamentarios de Fuerza Popular les “garantizaron la censura”. El aprista Jorge del Castillo declaró que “yo escuché ese rumor. ¿Quién puede ofrecer la cabeza de la ministra?”.

Aquí se presenta la confluencia del interés político por debilitar al gobierno con el impulso a una agenda regresiva en materia de la reforma educativa. El precio puede ser muy alto y a la hora de hacer una rendición de cuentas la irresponsabilidad deberá ser tenida muy en cuenta.

Contrario a lo que dice pliego interpelatorio, ministra dialogó en todo momento.
Contrario a lo que dice pliego interpelatorio, ministra dialogó en todo momento.
El pliego de 40 preguntas comienza con el error de cifrar el equivalente del 2.8% del PBI en Educación frente al 6.2% del de Bolivia. La realidad es que se acerca al 4%. El pliego de Educación es el que más peso tiene en la propuesta del Presupuesto 2018 presentado la semana pasada, con 17.5% del total.
Es el Frente Amplio que domina el pliego con las primeras 24 preguntas, en las que se refiere a la evaluación como “un mecanismo encubierto para aplicar despidos masivos de maestros” (pregunta 7).

En el pliego se considera que los maestros “se vieron obligados a ir a una huelga nacional prolongada” y le enrostra a Martens “no recibir a los dirigentes de las bases regionales protagonistas de la huelga nacional”.

Lo cierto es que la ministra mostró una disposición al diálogo permanente. Las contramarchas se dieron a la hora de enfrentar el riesgo de legitimar a una dirigencia no sindicalizada, en pugna con el SUTEP oficial.

LABERINTO ULTRA
No solo el gobernador regional de Cusco, Edwin Licona, tiene una grave responsabilidad al no haber aplicado los descuentos salariales desde un principio. El congresista del Frente Amplio, Édgar Ochoa, jugó un papel fundamental para asentar la huelga en ese departamento, donde la facción de Pukallac-ta –tampoco sindicalizada– impulsó la ola en cuya cresta se treparon los grupos del Conare que tuvieron en fujimoristas e izquierdistas a sus primeros anfitriones. Ochoa realiza un trabajo político que viene de tiempo atrás, cuando le demandaba a Saavedra el reconocimiento de licencias sindicales para los dirigentes de estos grupos no afiliados. No resulta casual que en noviembre pasado fuera el único congresista zurdo que votó por la censura.

De vuelta a las aulas. Anuncian paro de 24 horas el viernes para evitar descuentos.
De vuelta a las aulas. Anuncian paro de 24 horas el viernes para evitar descuentos.
Lo mismo podría decirse de Becerril, que abrió las puertas del Congreso a los dirigentes radicales. En gran medida, esta huelga se trató por sobre todo de lograr legitimidad como interlocutores del magisterio.

Martens puso el ministerio de Educación como la sede de las  negociaciones sin precedentes con los congresistas de todas las tiendas –excepto la de Fuerza Popular– y monitoreó las discusiones hasta que sus jornadas terminaban en la madrugada. Estos diálogos fracasados sirvieron para confirmar la irresponsable estrategia de la dirigencia radical.

Alfredo Velásquez, secretario general del Sutep, considera que la paralización impulsada por los radicales “no ha conseguido nada dentro de su plataforma y su pliego de reclamos”. Según Velásquez, el acuerdo principal tras la paralización de julio fue el compromiso del gobierno de subir el piso salarial a S/ 2 mil a partir del próximo año. La movilización de Cusco adelantó el incremento para este diciembre y la que encabezó Pedro Castillo Terrones logró, en suma, la ‘proeza’ del aumento para noviembre. Habrá que ver el verdadero resultado con las sumas y restas de los descuentos. Para el viernes 8 los grupos regionales convocaron a una nueva paralización de 24 horas en protesta por las sanciones.  

“El ultra no sabe cómo acabar lo que empezó”, concluye Del Castillo tras las extenuantes sesiones. Al final la huelga se extinguió.

LUEGO DE SAAVEDRA
De sacar a Martens del camino, el fujimorismo caerá en la gran contradicción de fortalecer al radicalismo que dice combatir y rematará el triste papel que jugó con la injustificada censura de Saavedra.

La salida del exministro tuvo entre sus consecuencias la desarticulación de un equipo fogueado para mantener a raya a los radicales. La estrategia incluyó concesiones a la dirigencia del SUTEP, encabezada por su ex secretario general Hamer Villanueva, calculadas para bajarle la llanta a los radicales. Y alianzas con gobiernos regionales como los de Apurímac y Ucayali, que aplicaron rápidos descuentos en los brotes de paralización.    

Promo disidencia: Guillermo Edgard Rea (Moquegua), Fernando Raúl Valencia Valeriano (Callao), German Tacuri Valdivia (Ayacucho), José Chipana Chipana (Puno), Pedro Castillo Terrones (CONARE – SUTE), Brangil Mateo Blas (Junín), Mario Guanilo Amaya (La Libertad), Edgar Tello Montes (Lima Metropolitana).
Promo disidencia: Guillermo Edgard Rea (Moquegua), Fernando Raúl Valencia Valeriano (Callao), German Tacuri Valdivia (Ayacucho), José Chipana Chipana (Puno), Pedro Castillo Terrones (CONARE – SUTE), Brangil Mateo Blas (Junín), Mario Guanilo Amaya (La Libertad), Edgar Tello Montes (Lima Metropolitana).

Durante su primera etapa como ministro, Saavedra “heredó” de Patricia Salas al asesor José Luis “Pepo” Velásquez, conocedor del teje y maneje del Sutep y sus disidencias. Velásquez falleció en noviembre de 2014. Su papel, en ese respecto, lo ocupó Jorge Arrunátegui que fue primero director de Desarrollo Docente y luego viceministro de Gestión Pedagógica. Renunció tras la censura de Saavedra. Hoy es viceministro de Patrimonio Cultural.

También se fue Juan Pablo Silva, que era el viceministro de Gestión Institucional. En febrero último Martens designó en su reemplazo a Jack Zilberman, quien fue el primer negociador en la frustrante mesa de diálogo en Cusco y renunció tras solo cinco meses en el puesto.

Martens viene del equipo de Saavedra, pero es lógico que se dieran retrocesos tras la renuncia de quienes se fueron en solidaridad.

Si es censurada, ¿quién se va a animar a ceñirse el fajín cuando el Congreso siempre tendrá lista la guadaña?

Cusqueño Édgar Ochoa. Daniel Salaverry dice que gobierno no toma decisiones.
Cusqueño Édgar Ochoa. Daniel Salaverry dice que gobierno no toma decisiones.

El extremismo no aparece de un momento a otro sino que espera el momento propicio para tomarse el escenario. Basta recordar el caso de Robert Huaynalaya. Y el bizarro asunto no se agota en Sendero. En los últimos días los huelguistas de Apurímac recibieron a PPK mientras mencionaban a Hitler como inspiración.

En los últimos años se han realizado 11 evaluaciones para integrar la carrera magisterial, varias de ellas con más de 200 mil maestros. Y se hacían piquetes hasta en los baños para neutralizar posibles sabotajes.

En esos exámenes salieron desaprobados unos 70 mil docentes, un poco menos de la cuarta parte del total. Porcentaje más que suficiente para un caldo de cultivo que se oponga a toda evaluación, que esta vez fue el caballito de batalla apropiado por los radicales.

Las cinco mil evaluaciones programadas este año en docentes de inicial no son para integrarse a la carrera magisterial. Tampoco de conocimientos. Son de desempeño. Para salir del magisterio tendrían que desaprobar tres veces, previos procesos de capacitación. Durante las negociaciones saboteadas por Castillo Terrones se ofrecieron hasta programas de reubicación laboral para los “jalados” y jubilación adelantada a los 55 años.

La defensa de la dignidad del docente postergado no puede hacer perder de vista el estado de la Educación. Como lo acaban de hacer notar los especialistas Hugo Ñopo y Luciana de la Flor, el 55% de profesionales del país –contadores, abogados, médicos– tiene 35 años o menos. En cambio, en el magisterio ese porcentaje solo llega a 11.6%. El recambio generacional y la atracción de mejor capital humano son retos urgentes.

Entre 2009 y 2015, el presupuesto de Educación se duplicó. Para el próximo año la propuesta del Ejecutivo es de S/ 29,463,844 mil millones, lo que representa el 17.5% del total del presupuesto general de la República y equivale a un 5% más que el año anterior. El crecimiento venía a buen ritmo desde el gobierno aprista, pero fue Saavedra quien impuso el upgrade del chip, con más de S/ 10 mil millones de incremento entre 2013 y 2017.

Fuerza Popular ya jugó un papel errático frente a la reforma universitaria, con intereses descarados defendidos por algunos congresistas. Ahora, en su anhelo de un Ejecutivo artrítico, está a punto de ejecutar la agenda de una izquierda dividida y que teme ser desplazada por actores radicales.
Un poquito de sentido común le haría muy bien.

Loading...