Lunes 7, 11 y 30 am. PPK muestra la herida por la que ingresó al hospital. Al día siguiente viajó a Moquegua.
Lunes 7, 11 y 30 am. PPK muestra la herida por la que ingresó al hospital. Al día siguiente viajó a Moquegua.
Edición 2500: Jueves, 10 de Agosto de 2017

La Venda Presidencial

Entrevista: Enrique Chávez | Pedro Pablo Kuczynski en una entrevista reveladora. De sus movidas para el gobierno al verdadero estado de su salud.

Lunes 7, 11 y 30 am. PPK muestra la herida por la que ingresó al hospital. Al día siguiente viajó a Moquegua.
Lunes 7, 11 y 30 am. PPK muestra la herida por la que ingresó al hospital. Al día siguiente viajó a Moquegua.

La propuesta fue rescatar momentos históricos del Presidente de la República en los archivos de CARETAS y tomarlos como referentes de la actualidad. Imágenes y artículos fueron puestos literalmente sobre la mesa en la Sala Grau de Palacio de Gobierno para esta edición número 2,500. Y probablemente en el convulso medio siglo político trajinado por Pedro Pablo Kuczynski se encuentre la explicación de su particular estilo. Conoce en detalle por qué lo critican pero no se le mueve ni la ceja. Una simple y llana autocrítica a su primer año de gobierno contrapesa tal estoicismo.

Alberto Cabello, secretario de Comunicación Estratégica y Prensa, interviene para asegurar que el presidente comienza su agenda a las 7 y 30 de la mañana y termina a las 10 de la noche. Tras concluir la entrevista se reúne con su bancada en la Sala Cáceres. La misma en la que apenas hace un año Ollanta Humala ofrecía entrevistas. El cuadro del Brujo de los Andes preside el ambiente y recuerda que la política peruana puede ser una maldición. Quizá ese humor inglés ayude a conjurarla.

–¿Cómo es ahora su ritmo de trabajo? Cuando era premier decían que se pasaba de ejecutivo y que interrumpía los consejos de ministros para irse a jugar un partido.
–Como presidente no lo hago. En este momento estoy fuera de ritmo porque me di con un fierro. Voy a recuperarme rápido. Dicen que tengo que ir al seguro social pero qué hago si tengo mi médico en una clínica.

–¿Cómo cambian los tiempos el día a día de un presidente?
–Lo que cambia es que el presidente del Perú es una mezcla de gerente, administrador y virrey.

Dice estar preparado para trepar el Misti. Y, si le dan tiempo de aclimatarse, el Coropuna.
Dice estar preparado para trepar el Misti. Y, si le dan tiempo de aclimatarse, el Coropuna.
–¿Cómo que virrey?
–El virrey asiste a los desfiles, ceremonias y misas. Te quitan un montón de tiempo. Y tienes que estar fuera de Lima. El año que viene, porque este invierno me parece espantoso, pondremos temporalmente la capital del Perú en un par de sitios de la sierra o de la Amazonía. Todos nos vamos tres semanas a Huancayo, Cajamarca, Arequipa y, si quiero hacer training de altura, a Puno. Nadie va a dormir los tres primeros días pero ahí iremos.

–¿Cuál es el estado de salud del presidente? ¿Es verdad que está agotado y va a tomarse una licencia?
–Esa es una mentira más grande que Palacio. Eso y que tenía una cita con Toledo en Estados Unidos, salió en un pasquín que se llama Sucesos. Es prensa chicha, comprada, de última.

–¿Cómo está el corazón?
–Aquí estoy muy bien. Puedo trepar un cerro. Podemos trepar el Misti si me dan unos días para aclimatarme. Tengo ambiciones más grandes que podrían ser subir el Coropuna, pero ahí llegas a 6,500 metros. Ya es altito.

–La idea de Fernando Zavala como premier y titular del MEF ha sido criticada. ¿Por cuánto tiempo se prolongará?
–Debe funcionar por un año. Después él verá y yo veré. La Economía es el 60% del gobierno e Interior y lo demás es el resto. Ha funcionado en el pasado.

–Pero esta PCM no es la de Manuel Ulloa.
–Es más complicado. Cuando yo llegué a la PCM saqué un montón de cosas porque era como una azotea donde guardan los muebles viejos. Estaba el IPD, los bomberos. Ya no están, la PCM sí se ha reducido un poco. Zavala tiene un estilo superorganizado y técnico que yo no tenía como premier en mi época.

–¿No existe el riesgo de que Zavala esté de acuerdo en todo con usted?
–No, no.

–Lo caracterizan como un PPK 2.
–No. Incluso a veces no coordinamos bien. Por ejemplo, salió este proyecto de decreto según el cual se iba a permitir un mall de Falabella en Tacna, lo que requiere un permiso especial porque los extranjeros no pueden tener negocios dentro de 50 kilómetros de la frontera. Pero a mí me parece prematuro hablar de eso ahora. Ya hay un mall grandazo de Plaza Vea. No creo que sea una prioridad poner otro.

–¿Su escenario ideal es que Zavala deje el MEF y se quede como PCM o al revés?
–No quiero proyectarme de aquí a un año porque es muy difícil. Quisiera que Zavala siga de primer ministro.

–¿Sería posible un vicepresidente Martín Vizcarra designado de embajador a Canadá como se especula?
–Es algo que le puede interesar a Martín, de repente. Tenemos que hablarlo. Él ha estado trabaja que trabaja. La campaña, el año de gobierno, se lo bajaron por Chinchero, que no es algo que él empezó. De repente está un poco frustrado. Viene de Moquegua, que tiene un clima ideal todo el año. Uvas, vides, higos. Todo lindo, lindo y venir a Lima con el tráfico, el smog, la humedad.

–¿Podría ser una forma de sacarlo del desgaste diario si habrá un segundo y tercer tiempo en el gobierno?
–Claro. Hay gente que dice que es una locura que se vaya. Pero el vicepresidente también puede venirse cuando sea necesario. Hay un Air Canada que vuela todas las noches y está aquí en siete horas.

–Hay congresistas oficialistas que se quejaron porque no les contaron del despido de las procuradoras Julia Príncipe y Katherine Ampuero. ¿La relación con su bancada es buena?
–Sí se les contó que no estábamos de acuerdo con su trabajo. Cualquiera que leyera periódicos lo sabía. Lo que les he dicho a algunos miembros de la bancada que no vienen a las reuniones, es que tenemos que estar todos. Son cada 15 días y a veces cada semana.

–¿Por qué sacaron a las procuradoras?
–La procuradora Ampuero pensó que su papel era ser un fiscal. Eso es otra cosa. Es defender los intereses del Estado. Eso quiere decir evitar la corrupción. En mi caso me denunció en base a un testimonio de alguien en Nueva York, en Queens. Fue desechado de plano por la Fiscalía.

El motivo del golpe de Juan Velasco. Derecha, recuerdos de negociación con Haya.
El motivo del golpe de Juan Velasco. Derecha, recuerdos de negociación con Haya.

–Keiko Fujimori demanda una Procuraduría General autónoma. ¿No hay un problema de traducción con el attorney, que es realmente un fiscal?
–En realidad la Procuraduría es el sollicitor del Estado. Procurador, dependiendo de en dónde está, quiere decir acusador o defensor. Pero está bien si Keiko propone una Procuraduría General del gobierno, no le veo ningún problema.

–¿No se puede frenar de nuevo la economía si el caso Lava Jato se extiende con la colaboración de OAS?
–Insisto en que creo que el impacto fuerte ya pasó. Los grandes contratos eran de Odebrecht. Hubo uno de OAS en Lima. Chavimochic ya lo estamos arreglando, el gasoducto al sur todavía no pero se tendrá que hacer una nueva licitación. Rutas de Lima lo ha tomado Brookfield, un fondo de inversión de EE.UU. y Canadá. Olmos lo va a tomar el mismo grupo. Esos son cuatro contratotes.

–¿Puede elaborar sobre sus palabras del Día del Juez a propósito de la situación de los expresidentes?
–Le dije al Poder Judicial, mirémonos en el espejo. Podríamos tener tres expresidentes en la cárcel. No voy a opinar sobre ninguno de estos casos. Pero qué tipo de país somos. Parece que ser presidente es una profesión muy peligrosa. De repente remunerativa para algunos.

–¿Cada vez que usted habla del posible indulto a Alberto Fujimori se exacerban las sensibilidades?
–Por eso no hablo del indulto (risas).

Experiencia de sacar leyes con fórceps.
Experiencia de sacar leyes con fórceps.
–¿Pero tiene que haber una solicitud o basta la iniciativa presidencial?
–No es necesaria ninguna solicitud. Hay un artículo constitucional que me da ese derecho. Y punto. Se han construido una serie de reglamentos, decretos que se pueden cambiar si fuera necesario.

–Sigue siendo una prerrogativa presidencial.
–Absolutamente.

–¿Si no hay solicitud habría un procedimiento cuyo inicio anunciaría?
–Hemos expedido un montón de gracias presidenciales a un montón de sujetos que los estamos mandando a España y Australia porque tenemos las cárceles llenas.

–¿Cuál es su postura actual frente a Venezuela?
–Somos líderes sobre el tema en el continente. Tener una especie de dictadura, a pesar de que fue electa en un principio, es completamente contraproducente para América Latina. Está generando una inmigración masiva que va a ser un problema para Colombia, Curazao, un problemita para el norte de Brasil. No lo es para nosotros y les hemos abierto la puerta. Pero es un gobierno dictatorial. Hubo una elección parlamentaria que ganó la oposición y luego ha sido mediatizado con esta supuesta Asamblea Constituyente. Así no funciona, pues. Si el barrio se mueve con dictaduras, nos caerá una a nosotros también.

–¿La salida es sancionar al régimen y aislarlo?
–El principal problema es la ayuda humanitaria. Lo que ocurra en Venezuela lo arreglarán ellos. ¿Cómo va a haber elecciones en medio de un sistema donde la gente se muere de hambre y la tasa de homicidios está por las nubes? Hay que buscar una solución interina con un gobierno de transición salido de una negociación. Y luego llevar todos los Hércules llenos de medicina, sueros, insulina, pan, papel higiénico.  

Leer entrevista completa en la edición impresa (CARETAS 2500). 

Loading...