El premier y el presidente del Congreso brindaron declaraciones luego de dos horas a puerta cerrada.
El premier y el presidente del Congreso brindaron declaraciones luego de dos horas a puerta cerrada.
Edición 2499: Jueves, 3 de Agosto de 2017

1, 2, Probando...

Fernando Zavala y Luis Galarreta ensayan nueva relación política tras el discurso presidencial. ¿Qué asunto personal zanjaron?

El premier y el presidente del Congreso brindaron declaraciones luego de dos horas a puerta cerrada.
El premier y el presidente del Congreso brindaron declaraciones luego de dos horas a puerta cerrada.

En la mañana de la elección de Luis Galarreta como nuevo presidente del Congreso todavía era muy probable que la bancada de Peruanos Por el Kambio se abstuviera en pleno de votar. Esa había sido, al fin y al cabo, la simbólica opción que tomó el oficialismo cuando Luz Salgado fue designada hace un año en el cargo.

Pero este miércoles 26 de julio, en los momentos previos a la votación, el premier Fernando Zavala se puso a la tarea de llamar personalmente a los congresistas y solicitarles que votaran a favor de Galarreta. No por la abstención y menos por la lista del Frente Amplio que presidía Hernando Cevallos. Era necesario, argumentó el también titular del MEF, recomenzar con buen pie la relación Ejecutivo-Legislativo. En el caso de Salgado el retiro del apoyo, en un principio comprometido por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, se justificó en la no inclusión del partido PPK en la mesa directiva.

Fue ratificada ilegalidad de huelga médica. Infante murió en Yurimaguas.
Fue ratificada ilegalidad de huelga médica. Infante murió en Yurimaguas.
La respuesta no fue unánime. La vicepresidenta Meche Aráoz, Carlos Bruce y el también ministro Pedro Olaechea hicieron público su voto a favor de Galarreta. Pero otro grupo se abstuvo. Gilbert Violeta, Alberto de Belaunde, Salvador Heresi, Moisés Guía y Gino Costa estuvieron allí. Guido Lombardi, tío de Zavala Lombardi, escogió ausentarse y así se lo explicó luego a su sobrino. Al final Galarreta tuvo 84 votos y Cevallos 11. Hubo 27 abstenciones entre los presentes.

Un par de días después, el 28 de julio, Galarreta recibió al presidente en el hemiciclo para su mensaje a la nación de Fiestas Patrias. Durante su intervención, Kuczynski presentó cinco proyectos de ley que no debieron ser ninguna sorpresa para la dirigencia de Fuerza Popular, pues según fuentes del Ejecutivo fueron coordinados desde el momento en que Keiko Fujimori y José Chlimper dialogaron en Palacio con PPK y el vicepresidente Martín Vizcarra, el último 11 de julio (ver nota en Mar de Fondo). La reforma del CNM y la creación de una autoridad única de transporte en Lima y Callao fueron los más comentados. Otros dos proyectos vuelven sobre decretos ley derogados por el Congreso –agilización de expropiaciones y participación de privados en plantas de tratamiento– y un tercero reforma el ente de inspección laboral, Sunafil.

Si bien Galarreta se esforzó en sus declaraciones de prensa por distanciarse del personaje combativo del primer año de gobierno –también por añadidura de sus severas críticas contra Keiko durante la campaña municipal de Lourdes Flores en 2010 y sobre el “nefasto” régimen fujimorista en las presidenciales del 2011, cuando fue elegido por la lista de Kuczynski–, no mostró mucho entusiasmo con el mensaje del presidente e incluso tomó prestado un artículo de opinión para concluir que “el primer año de PPK parece el sexto de Ollanta Humala”.

El lunes 31 se reunió en el Palacio Legislativo con Zavala. El premier se acompañó en la antesala con el nuevo portavoz oficialista, Vicente Zeballos, y los congresistas Salvador Heresi y Sergio Dávila.
Pero luego ambos se reunieron a solas durante aproximadamente dos horas. Tras el encuentro vino la calificación pública de la reunión como “fructífera”. ¿Y por qué se tomaron tanto tiempo?

Proyectos de ley presentados por PPK en su mensaje fueron coordinados con fujimorismo en diálogo con Keiko.
Proyectos de ley presentados por PPK en su mensaje fueron coordinados con fujimorismo en diálogo con Keiko.
TROLLS Y TRABAS
El premier reconoció en privado que debió zanjar con Galarreta un tema personal. En abril último, el congresista declaró que “Zavala resultó ser una especie de Montesinito porque paga gente, con plata de los peruanos, para  mover las redes. Lo sabe todo el mundo”. El ministro respondió que “eso es inaceptable. Y es el colmo que el líder de la oposición pueda pensar que en este gobierno utilizamos este tipo de prácticas. Quiero ser muy enfático: desde la PCM no  tengo ningún contrato con trolls”.
Las redes sociales son en muchos casos vertederos impotables. Pero según el actual presidente del Congreso, quienes atacaban y respondían a los fujimoristas eran asalariados de la PCM. Galarreta señaló específicamente a Herless Carrión, contratado vía el PNUD en un segmento de apoyo a la comunicación gubernamental. Medios fujimoristas vincularon a los supuestos trolls con el publicista Abel Aguilar, jefe de comunicaciones de la PCM. También aludieron a una empresa propiedad de Renzo Labarthe, pariente del ministro de Cultura, Salvador del Solar.

Zavala llegó a la reunión con la noticia de la salida de Aguilar –padre de la mascota PPKuy– y su reemplazo por quien fuera su segundo al mando, Daniel Olivares. También confirmó la salida del periodista David Rivera de su equipo de asesores. El exdirector de la revista Poder fue otro blanco del fujimorismo y dos asesores que él llevó a la tienda –Alejandro Godoy y Carlos León– habían ya salido con anterioridad.

Zavala busca sacar cucharones de la sopa y mover la comunicación del gobierno sobre todo con el tándem de Olivares –hermano de la marketera Luciana, que puso a Magaly Medina como el rostro de las noticias en Latina– y Alberto Cabello, exhombre de medios que acompaña al presidente.

¿La superación de este impasse será suficiente para asegurar un nuevo estilo de relacionamiento político? Sería ingenuo albergar expectativas. Esa mañana la comisión Lava Jato ya había pechado a Zavala porque no asistió a su invitación y le trasladó a la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, la responsabilidad para explicar las conocidas razones del despido de las procuradoras Julia Príncipe y Katherine Ampuero. El oficialista Gino Costa señaló la intención de desgastar al premier.

Del mismo modo a la “denuncia” en torno a la ministra de Educación, Marilú Martens (ver más) prosiguieron los pedidos de renuncia por parte de fujimoristas como Alejandra Aramayo. La cola del fantasma de Chinchero todavía persigue a Fiorella Molinelli, recién designada ministra en el Midis. Y la lista sigue, con blancos ya conocidos como Pérez Tello y Patricia García de Salud. No hay huelga de más de un mes, como enfrenta la última con los médicos de su sector, que no desgaste.

Loading...