(Foto: HUGO ALEJOS)
(Foto: HUGO ALEJOS)
Edición 2494: Lunes, 3 de Julio de 2017

Se va el Contralor

Los congresistas en sesión de la Comisión Permanente votaron a favor de que Édgar Alarcón deje de ser Contralor General de la República.

(Foto: HUGO ALEJOS)
(Foto: HUGO ALEJOS)

La Comisión Permanente del Congreso de la República aprobó la remoción del Contralor General de la República, Édgar Alarcón, con 22 votos a favor y una abstención.  El único que se abstuvo fue el congresista fujimorista Bienvenido Ramírez.

Leer: Los Días Contados

La sesión en la comisión se dio por recomendación de Marco Arana de Frente Amplio por considerar que Alarcón cometió cuatro “faltas graves”. Una de ellas por una supuesta “coacción” a Walter Grados, el auditor que lo denunció por la compraventa de varios autos de lujo.   

Leer: Sin Control

Durante sus descargos, Édgar Alarcón dijo ser víctima de “ataques masivos” de parte de los medios y que si el Gobierno habría logrado obtener “una luz verde” para la adenda del contrato del aeropuerto de Chinchero, él no estaría en la situación que se encuentra ahora.

Señaló también que durante las últimas semanas fue “cortina de humo” por las malas obras, los soldados muertos en la playa y por la paralización de la economía.

Por otro lado, negó haber grabado la reunión que sostuvo con el jefe de Gabinete, Fernando Zavala, y los exministros Martín Vizcarra y Alfredo Thorne. En su alegato dijo: “Yo no grabo, no es mi costumbre. Esa actividad se da en este Gobierno”.

Édgar Alarcón señaló que si lo removían del cargo, no garantizaba la lucha contra la corrupción y advirtió: “Les aseguro que el que viene se hará de la vista gorda con los megaproyectos que hoy revisamos como ninguna otra gestión”.

Marco Arana, quien dirige la Comisión Permanente, calificó las declaraciones de Alarcón como “lamentables”.  Recordó así mismo que Édgar Alarcón fue parte de la Contraloría “en los años en que avanzó la corrupción”. Es decir, en los años en que la empresa Odebrecht y otras también brasileñas entregaron sobornos a funcionarios de los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

Arana propuso enviar el informe elaborado por la comisión a la Contraloría para que se inicie, de ser necesario, un proceso administrativo contra Alarcón.  Así mismo solicitó que el informe sea remitido a Fiscalía, que investiga al ex contralor por presunto delito de lavado de activos. 

Loading...