Vargas Llosa con los ministros Alfredo Thorne y Ricardo Luna en conversatorio organizado por Grupo Prisa el lunes 12.
Vargas Llosa con los ministros Alfredo Thorne y Ricardo Luna en conversatorio organizado por Grupo Prisa el lunes 12.
Edición 2492: Jueves, 15 de Junio de 2017

Impacto de la Moncloa

Lo que Mario Vargas Llosa le dijo a PPK en Madrid y el destino del titular del MEF, Alfredo Thorne.

Vargas Llosa con los ministros Alfredo Thorne y Ricardo Luna en conversatorio organizado por Grupo Prisa el lunes 12.
Vargas Llosa con los ministros Alfredo Thorne y Ricardo Luna en conversatorio organizado por Grupo Prisa el lunes 12.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski y su esposa Nancy Lange cenaron con Mario Vargas Llosa y su pareja Isabel Preylser en Madrid, el domingo 11.

Al día siguiente volvieron a conversar previamente al foro El Perú del Futuro organizado por el Grupo Prisa. PPK colgó una foto en redes sociales y comentó de la “amena charla” que sostuvo con el Nobel. Pero todo indica que lo más entretenido y jugoso fue conversado la noche anterior.

“Ni un paso atrás”, le urgió MVLl a propósito de su difícil relación con el fujimorismo. PPK declaró a la prensa que esa convivencia política “no es una canción de amor, pero funciona”.

Por el lado del escribidor, el cariño es mutuo y hoy el fujimorismo de redes le exige reconocer a sus “garantizados” Alejandro Toledo y Ollanta Humala.

Por el otro lado, el servinacuy Ejecutivo-Legisativo vuelve a ponerse a prueba con la tambaleante situación del ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, que acompañó a Kuczyinski en su gira por Francia y España. El viernes 16 lo esperaban en la Comisión de Fiscalización presidida por Héctor Becerril y no lo iban a recibir con cariño. El químico farmacéutico declaró que Thorne “debe evaluar su renuncia”.

Se refería al audio propalado por el programa Panorama el domingo 11, donde se escucha la que se supone es la conversación completa del pasado 17 de mayo entre Thorne y el contralor general de la República, Édgar Alarcón.

PPK y presente flamenco en encuentro con empresarios en Madrid.
PPK y presente flamenco en encuentro con empresarios en Madrid.

AUDIO CON SEGUNDA
La primera reacción tras la escucha deja mal parado al titular del MEF. El fragmento conocido la semana anterior no había sido editado, como señaló Thorne. El pasaje en el cual Thorne se refiere a la “promesa” por parte de Alarcón que se supone demandó PPK para hacer efectiva una transferencia de S/7 millones –de un total de S/13.3 millones solicitados por la Contraloría– deja todavía dudas. La interpretación es que el gobierno buscaba condicionar el presupuesto adicional a que el informe de la Contraloría sobre el aeropuerto de Chinchero fuera favorable al proyecto.

Como se sabe, el documento fue presentado cinco días después y recomendó la denuncia penal contra 10 funcionarios del MEF y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones. En consecuencia, el vicepresidente Martín Vizcarra renunció a esta última cartera para evitar ser censurado por el Congreso. Thorne sería la próxima cabeza en rodar.

Durante el audio, Alarcón le pregunta dos veces a Thorne, con evidente intencionalidad, si el informe sobre la adenda de Chinchero guarda relación con la aprobación de su pedido de recursos adicionales. Thorne le responde que no. También es verdad que varias veces se escucha al ministro pedirle a Alarcón trabajar juntos para combatir la corrupción.

Presidenta del Congreso, Luz Salgado, se reunió el martes 13 con el premier Fernando Zavala.
Presidenta del Congreso, Luz Salgado, se reunió el martes 13 con el premier Fernando Zavala.

Otros momentos inicialmente chocantes, como aquello de los “grises bien turbios” que Thorne asocia a la legalidad, guardan aparente relación con los abogados vinculados al caso Odebrecht.

En el MEF insisten que el contexto de la conversación en el que se habla de la famosa “promesa” está precedido por el trabajo realizado con el Banco Mundial para fortalecer la Contraloría.

Thorne deberá definitivamente explicarlo. No es el primer episodio de impericia política en el que se ve envuelto y allí marca un contraste con la discreción técnica de varios de sus predecesores (recordar lo de los “ojos arrugados de la China” durante la campaña).

Contralor Alarcón hasta el cuello pero demanda renuncia de Thorne.
Contralor Alarcón hasta el cuello pero demanda renuncia de Thorne.
ALARCÓN BLINDADO
Pero no se puede perder de vista un punto fundamental. La reunión se la pidió Alarcón a Thorne. No resulta posible que el audio lo grabaran en el MEF. Por descarte, el autor es el contralor o el asesor que lo acompañaba. Y las versiones señalan que Juan Carlos Ruiz, el asesor fujimorista de Alarcón, alcanzó los audios a Panorama.       

Es el último eslabón de una cadena de vergüenza. Porque mientras el gringo Thorne se apresta a ponerse su sombrero vaquero para protagonizar la que puede ser su última cowboyada en el Congreso, a Alarcón le dejan jugar a Toy Story.

¿Dónde se ha visto sino que un alto funcionario en tales problemas demande la denuncia de un ministro de Economía? Alarcón se encuentra investigado por partida doble en el Ministerio Público. En un caso por lavado de activos a raíz de la compra-venta de más de 100 vehículos. Por esto además transgredió claramente la ley, al seguir con la actividad mientras era vicecontralor. La otra investigación es por favorecer de manera escandalosa a su amante con recursos públicos, a quien luego de liquidar generosamente colocó en el municipio de La Molina. Así como en ese distrito la CGR ha brillado por su ausencia, un asesor de Alarcón es acusado de entorpecer la investigación contra el corrupto y encarcelado exalcalde de Chiclayo, Roberto Torres.  

Zavala busca retomar posición de interlocución con fujimorismo.
Zavala busca retomar posición de interlocución con fujimorismo.

El contralor presionó a un auditor, aquí sin lugar a dudas, para que retire la denuncia sobre sus negocios presentada al Congreso. Le compró dos vehículos de lujo a precio huevo a un proveedor de la Contraloría. No declaró sus bienes y rentas como corresponde. Es acusado de plagiar su tesis para graduarse con muchos años de retraso como contralor y su hoja de vida presentada ante el Congreso para ser designado en el puesto adolece de graves inconsistencias.

CARETAS publicó la semana pasada que en la hoja de vida lista una especialización cursada en ESAN, cuando en realidad solo cursó un semestre de tres. En carta enviada de modo extemporáneo –por lo que no se publica en la sección correspondiente– Hilda Abuid Nazal, gerente de Imagen y Comunicaciones de la CGR, “aclara” que la constancia de estudios truncos la presentó el propio Alarcón entre todos los anexos alcanzados al Congreso.

Y ante tan peculiar justificación la pregunta es la misma: ¿por qué presentar estudios no realizados en el CV?

Keiko y una tonada que no es nueva. Derecha, Velásquez Quesquén demanda remoción por falta grave.
Keiko y una tonada que no es nueva. Derecha, Velásquez Quesquén demanda remoción por falta grave.

Valgan verdades, la medianía profesional es compartida por varios padres y madres de la patria en Fuerza Popular. Y los cargos contra Alarcón no parecen ser sopesados en su verdadera gravedad.
Solo la insistencia del aprista Javier Velásquez Quesquén hizo que su pedido para remover al contralor por falta grave pase a ser debatido por un subgrupo de la Comisión Permanente, la que decidirá finalmente su destino. Es lo que dicta la jurisprudencia parlamentaria en los casos de las contraloras removidas Carmen Higaonna e Ingrid Suárez.

No solamente Becerril intentó –sin éxito– llevar el caso a la Comisión de Fiscalización. También le dieron al subgrupo 15 días hábiles –tres semanas en la práctica que corren a partir del jueves 8– para investigar el caso. El martes último, los fujimoristas en la Junta de Portavoces ya expresaban su preocupación porque no les alcanzaría el tiempo antes del final de la legislatura si iban a citar al auditor Walter Grados.

Pero las acusaciones son tan graves y evidentes que, como ha dicho Velásquez Quesquén, no se trata de una destitución ni una sanción penal, sino una decisión administrativa política que antes se ha tomado por mucho menos.

RELACIONES CENSURABLES
En uno de los momentos del audio, nuestro vaquero naif de la portada le confiesa a su presunto grabador que “el Presidente me ha pedido que dure cinco años”.

Aunque Thorne no sea santo de la devoción de parte de la comunidad de economistas, que lo señalan por meterse en batallas inútiles como la de la reducción del IGV y restringir el gasto cuando había que expandirlo, se trata de una de las personas de más confianza de PPK. Por algo le encargó la elaboración del plan de gobierno y fue el primer titular de cartera que anunció como mandatario electo.

Thorne no tiene muchos amigos en el Ejecutivo. Lo consideran picón y tiene en primera fila a otros tres ex MEF –el presidente, el premier Fernando Zavala y la vicepresidenta Mercedes Aráoz–, pero en contraste los miembros de la bancada oficialista hacen notar que ha sido el ministro que más informados los ha tenido de sus actividades.

Su relación también ha sido fluida con Fuerza Popular. Ello explicaría en parte que, ahora, la bancada mayoritaria mire desde la tribuna mientras que el Frente Amplio y Acción Popular piden su cabeza. Es obvio, sin embargo, dónde descansa el fiel de la balanza.

PPK ya perdió, parcialmente, a otro de sus colaboradores principales con la renuncia de Vizcarra. En Palacio sostienen que, independientemente de lo que pase, Zavala debe recuperar su perfil dialogante con el fujimorismo, muy resentido luego de su reclamo público por lo que consideró una amenaza constante de censuras. Es cierto que la presión interpelatoria no es distinta a la de los últimos gobiernos, pero también lo es que durante las administraciones de Toledo y Humala se censuró, respectivamente, solo a un ministro. En el de García, a ninguno.

Se supone que a Zavala lo abominan por intentar, presuntamente, romper la unidad de la bancada naranja con el coqueteo del indulto/arresto domiciliario y el gesto de Kenyi Fujimori de cruzar el hemiciclo para estrecharle la mano al premier, a lo AGP-Manuel Ulloa. Hay voces fujimoristas que insisten cada vez más en un premier “que tienda puentes”, y Pedro Olaechea encaja hoy en el modelo.
Pero las encuestas ya transmiten que esta coreografía de la censura de Damocles perdió su encanto y una amplia mayoría demanda mejores relaciones. El tropiezo de la reforma electoral y los proyectos de ley de marcado acento populista –capaces de perforar las cuentas fiscales y ponerle cabe a la reconstrucción– hacen pensar si es que este era el programa de gobierno parlamentario prometido por Keiko Fujimori.  


UNA CGR BUENA, NECESITA GENTE BUENA

Los análisis económico–financieros del Estado suelen ser pobres. El de la Contraloría General de la república (CGR) para Chinchero da pena, según los que saben. El problema hace indispensable que el Estado se imponga la atrea de contratar CFAs: Analistas Financieros Certificados. Así como la Superintendencia de Banca y Seguros exige que los profesionales de inversiones de las AFPs sean por los menos CFA del nivel I, es lógico que los funcionarios públicos que evalúan las inversiones del Estado también lo sean. Sobre todo en la Contraloría que tienen la facultad de acusar.  El único requisito para que un profesional sea CFA consiste en que apruebe el examen internacional, que se da en inglés. Para cualquiera de los tres niveles, el examen demora seis horas (9 a 12 am y 2 a 5 pm). Es un examen muy exigente porque la acreditación CFA es universal. El que se trata de copiar es inhabilitado para siempre. El Estado necesita a gritos gente preparada. La CGR debe promover que sus funcionarios den los exámenes para CFA, pagando los costos a todos los que lo aprueben. Así lo hacen las empresas privadas.

Loading...