“En Piura se habían abandonado los establecimientos de atención primaria y fue ron creados incentivos perversos para llevarse de allí a los profesionales”.
“En Piura se habían abandonado los establecimientos de atención primaria y fue ron creados incentivos perversos para llevarse de allí a los profesionales”.
Edición 2485: Jueves, 27 de Abril de 2017

Cura en Salud

Entrevista: Enrique Chávez | El zancudo del dengue pica en el norte. A la ministra Patricia García le pica el estado de su sector.

“En Piura se habían abandonado los establecimientos de atención primaria y fue ron creados incentivos perversos para llevarse de allí a los profesionales”.
“En Piura se habían abandonado los establecimientos de atención primaria y fue ron creados incentivos perversos para llevarse de allí a los profesionales”.

Entre incursiones al norte del país, la ministra de Salud, Patricia García, recibe a CARETAS. Antes de la reconstrucción está el desafío de los brotes. Pero más allá, advierte, el de un sistema desnaturalizado de Salud.

–Piura venía de una crisis en el sector salud cuando sobrevino el desastre. ¿Cómo lo encontró?
–Se habían abandonado los establecimientos de atención primaria y fueron creados incentivos perversos para llevarse de allí a los profesionales. Los hospitales estaban embalsados.

–¿Cómo reaccionaron?
–Fortalecimos establecimientos de primer nivel para captar primero a los pacientes. Estaban desabastecidos y con sus recursos humanos desmotivados. Acciones de salud públicas debilitadas, se había bajado las coberturas de vacunaciones.

–¿Qué pasó con la fumigación?
–La región la trabajó con limitaciones. En este momento de la descentralización, soy la ministra pero sin mucho poder dentro de las regiones. Vamos a pedir una investigación de la Contraloría porque, al parecer, hay 400 equipos de termofumigación malogrados que no fueron reportados en la región. ¿Qué ha pasado con la gente entrenada en las regiones? Nadie sabe dónde está. En el caso del dengue tuvimos la experiencia de Palpa, donde entrenamos voluntarios, hicimos con ellos control larvario, trabajamos repelentes, mosquiteros y ya comienzas a ver los casos febriles en disminución. En Piura hubo un poco de reticencia.

Leer: Enfermedades que viajan con el Niño Costero

–¿Un tema cultural?
–Así es. No estuvimos llevando el mensaje de manera clara. El insecticida, el Malation, no tiene efectos en los humanos. Si no eres larva ni insecto, no te pasa nada. El problema es que si fumigo en esta casa y no la del costado, el zancudito se esconde y regresa.

–¿Cuánto se resistían?
–En Palpa era el 40%, 50%. Hasta debieron abrirse predios por la fuerza con la Fiscalía. Finalmente la gente entendió. (El fin de semana pasado) fuimos puerta por puerta a 40 mil viviendas en Piura. De cada 10 personas que tienen dengue, 9 van a estar regias tras una semana. Te va a doler horrible. Le dicen la fiebre rompehuesos. Y mi recomendación es ándate a la cama, lee o mira televisión, pon el mosquitero. El 10% que queda puede hacer una complicación entre el cuarto y séptimo día de fiebre, que es lo que dura: menores de 2 años, mayores de 60, gestantes, personas con alguna comorbilidad. Lo que son signos de alarma: muchas náuseas y vómitos o dolor abdominal. Pero la mortalidad es bajísima, uno en cada 10 mil. En Piura hay 7 muertos confirmados por dengue y 3 que se están investigando. Muchas veces es más por mal manejo que por la enfermedad en sí. Por eso creamos unos lineamientos para el manejo del dengue pero hay una resistencia por parte de los profesionales de salud. Llevamos pruebas rápidas que se aplican en ese 10%. Si sale negativa, le aumento tratamiento para leptospirosis, que es una enfermedad que se confunde y que si la dejo avanzar, puede matar.

–¿Es cierto que hay 300 casos del dengue al día en Piura?
–En total tenemos 6000 casos probables y 300 confirmados. Hemos implementado pruebas rápidas en 8 establecimientos y un sistema informático con tablets para hacer el seguimiento en tiempo real. Lo hago en mi celular. En Piura vamos a ver la disminución de los casos entre 14 y 21 días, porque es el tiempo de incubación.

–Sobre la leptospirosis, el congresista Jorge del Castillo advirtió que no estábamos preparados para enfrentar el brote. ¿Es cierto?
–Es una bacteria que le encanta irse al hígado y a los riñones. Se presenta inicialmente con fiebre. El bichito está en los charcos y el agua sucia. Si tengo mi pie húmedo, esta bacteria puede penetrar la piel.

–¿Cuántos casos hay?
–En Piura, alrededor de 200. Pero puede haber confusiones con el dengue porque son muy parecidos. El tratamiento es tan sencillo como una pastilla de amoxicilina cada 8 horas. Estoy entrenando a los médicos. No es nada complicado pero, al parecer, o no nos enseñan o la gente se está olvidando.

–¿Cuántos establecimientos de salud hay en Piura?
–Cuatrocientos, pero cuando se necesita observación estamos localizando 8, y dos hospitales. Montamos un hospital de campaña al frente del hospital Santa Rosa. La observación se da por 24-48 horas y si no hay complicaciones, se les manda a la casa con Panadol-repelente-mosquitero. Soy súper optimista. Creo que podemos parar la cosa. El personal de salud también ha estado damnificado. A pesar de eso ha estado trabajando pero hemos tenido que reforzarlos con brigadistas de fuera.

–¿En total?
–3,147 a nivel nacional, 426 en Piura que han estado yendo y viniendo. Allí hay 3 grandes zonas de albergues con casi 15 mil personas. Hemos puesto módulos prefabricados, nos apoyamos con los médicos cubanos y vamos a empezar campañas de vacunación, anemia, y de salud mental sexual y reproductiva. Para el próximo año no nos va a tomar de sorpresa. El parque de fumigación tiene que ser nacional, no regional. He comenzado a entrenar personal del Ejército para fumigación y es fantástico trabajar con ellos. Este zancudito es pituco, sibarita y delicado. Le gusta estar dentro de la casa, con el agua limpia y la sombrita. Se muere afuera. Si no le dejo un sitio en mi casa, se va a acabar.   

VISIÓN ERRADA   
–La congresista piurana Karla Shaefer señala que Piura tiene 3 camas de hospital por casa 10 mil habitantes, y que la infraestructura es muy limitada. ¿Qué responde?
–Es una mirada errada. La salud pasa por la prevención y atención primaria. Tener menos gente hospitalizada y más atenciones ambulatorias, incluso con enfermedades crónicas y quimioterapia. En las instancias intrahospitalarias aumentan las infecciones. Todo el mundo quiere tener el hospital más complejo pensando que es el ícono de la salud, cuando es el de la enfermedad. El problema es que en los albores de la salud pública se comenzó a utilizar la palabra primary, que no significa primitiva.
Básica, esencial.
Esencial más que básica. En la traducción se entiende que son las postas que no tienen nada. En los modelos interesantes –no el de EEUU que debe rehacer toda su infraestructura– que son el coreano, el israelita el chino de Taipei o algunos en España, se fortalece la capa preventiva de la atención integral y resolutiva: que resuelve. Deben poder hacerte un chequeo anual, adecuado a cada edad. Prácticas propias, saludables, que solo el personal de salud te las va a hacer notar. Con niños acompañas a la madre en el desarrollo. Manejo de enfermedades de capa sencilla: diabetes, hipertensión, depresión. Que el primer nivel que atienda partos sin complicaciones, atención prenatal, despistajes de cánceres frecuentes: de mama, cuello uterino, próstata.

–¿Por qué no ocurre?
–Porque crearon una serie de categorizaciones por las cuales en el primer nivel solamente puedes hacer tales cosas. Se crearon tal cantidad de normas que además se asocian con reembolso y aseguramiento que debemos abrir una llave tras otra.

–El Colegio Médico criticó el nuevo Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio (ROF) y se preguntan cómo una epidemióloga como usted puede desaparecer el Centro Nacional de Epidemiología en un país como el Perú.
–Sigue ahí, no lo hemos cambiado. En febrero sí trajimos expertos para discutir cómo debíamos reforzarlo. Antes tenías una fuerte red nacional de epidemiólogos y, de nuevo, con la descentralización la salud desafortunadamente se debilitó. Nunca vas a tener a toda la gente contenta. Parte del cambio del ROF es que se ha desaparecido el instituto administrativo que se hizo para controlar a los hospitales y se convirtió en una segunda burocracia, en un segundo ministerio más lento que el otro.

–¿Podría tener resultados durante este gobierno?
–Sí. Tenemos una brecha de más de 180 mil profesionales que no vamos a formar de un momento a otro y que no se van a solucionar poniendo millones aquí y allá. Tenemos que reorganizar el sistema, hacerlo más eficiente y utilizar telemedicina. Hay un tema serio con respecto a la educación médica. Todos los médicos egresados rinden un examen. La mitad lo desaprueban. Si sales jalado, igual te dan tu licencia. 

Loading...