Presidente, con congresista Guido Lombardi, de visita en primer día de clases escolar en Junín.
Presidente, con congresista Guido Lombardi, de visita en primer día de clases escolar en Junín.
Edición 2479: Jueves, 16 de Marzo de 2017

Pisando el Palito

Desbordes climáticos, y políticos. Gobierno de PPK enfrenta nuevo capítulo de tensión por interpelación de vicepresidente Martín Vizcarra.

Presidente, con congresista Guido Lombardi, de visita en primer día de clases escolar en Junín.
Presidente, con congresista Guido Lombardi, de visita en primer día de clases escolar en Junín.

A Río Revuelto

Si es que alguna vez existieron, eso de los veranos políticos sosegados quedó atrás. El presidente Pedro Pablo Kuczynski transita el octavo mes de su gobierno en una avalancha.
No solo por el llamado Niño Costero, que multiplica huaycos por el país y arrojará un saldo, todavía por determinar, en miles de damnificados y pasivos para la economía nacional. Ante la emergencia, la oposición a que Lima sea la sede de los Juegos Panamericanos del 2019 encontró nuevo impulso y vocero nuevo nada menos que en Roque Benavides, que recién comienza su mandato como el directivo gremial de la CONFIEP.

El caso Odebrecht ya había llegado en su versión local para cambiar el curso del gobierno. Dos expresidentes están hasta el cuello. Un gobierno que llegó con el signo del “destrabe” se atracó con la traba de la sospecha ante las grandes obras de infraestructura y, particularmente, las famosas Alianzas Público Privadas (APP).

Chinchero es la consecuencia inmediata.

Martín Vizcarra y premier Fernando Zavala encabezaron consejo de ministros de emergencia en Piura, el martes 14.
Martín Vizcarra y premier Fernando Zavala encabezaron consejo de ministros de emergencia en Piura, el martes 14.

ZAVALA LO CONVENCIÓ
Martín Vizcarra acude el jueves 16 a ser interpelado por el Congreso en medio de un juego de apuestas divididas.

La semana pasada, el titular del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, por añadidura primer vicepresidente de la República, puso sobre la mesa su renuncia (CARETAS 2478). Su consigna era perder un ministro para salvar a un vicepresidente. Incluso, el trance del pliego interpelatorio –con 84 preguntas en su última versión- entraña el riesgo de quedarse con un Vizcarra políticamente vivo pero muy debilitado, cuando el gobierno no termina su primer año.

Quien lo persuadió de retroceder fue el premier. Fernando Zavala aseguró que a partir de sus conversaciones  con la presidenta del Congreso, Luz Salgado, le había quedado claro que el acto de la interpelación no llegaría al desenlace de la censura.

‘Vitocho’ García Belaunde, Cecilia Chacón y Jonhy Lescano. Tres a la espera.
‘Vitocho’ García Belaunde, Cecilia Chacón y Jonhy Lescano. Tres a la espera.
Otras fuentes consultadas con cercanía a la tienda naranja no están para nada seguras de un final tan feliz.

Por su parte, Salgado declara que “nadie ha hablado de censura y el primer proceso es la interpelación. No nos adelantemos”. Pero cuando se le consulta qué haría ella en una situación similar concede que “sí sería posible la renuncia, porque siempre es delicado colocar al vicepresidente, a quien hay que proteger, en carteras complicadas. Y el MTC lo es. Pero igual no dejaría de responder a todos los cuestionamientos”.

En los días previos, el ritual de las denuncias periodísticas ventiladas para  calentar la plaza tuvo como objetivo especial a Vizcarra, lo que algo adelanta.

LA CAMITA DE VIZCARRA
El caso de Mario Arbulú llegó primero. Quien se desempeñaba como uno de los asesores de Vizcarra cultivó una larga carrera en dependencias del MTC, incluida la presidencia de Enapu entre 2006 y 2011. Pero desde el 2014 tenía abierta una denuncia fiscal por incluir en su hoja de vida una especialización en la Universidad de Oxford, aparentemente falsa. El dato había saltado en medios pero esta vez el fujimorista Héctor Becerril reveló que Arbulú era primo político de la vicepresidenta Mercedes Aráoz, quien indignada negó cualquier tipo de influencia en el caso. La historia, que iba saliendo  por puchos, se sazonó completa en el programa Panorama. La misma plataforma, por cierto, donde salió la historia de las computadoras que terminó con la censura del exministro de Educación, Jaime Saavedra.

A la camita que le tienden a Vizcarra se suman los audios evidentemente filtrados por Patricia Benavente, directora saliente de Ositran, donde se le escucha debatir con Alfredo Dammert y Alfredo Balbuena el 18 y 20 de enero (ver recuadro). Vizcarra sostiene que el conflicto se origina en el desacuerdo sobre la gestión de Benavente, que según ella concluía en septiembre. Para la PCM, terminaba en marzo. La presidenta de Ositran, por su parte, ha ratificado su oposición a la adenda del contrato de Chinchero.

Luz Salgado, presidenta del Congreso.
Luz Salgado, presidenta del Congreso.

Los audios sirvieron de pretexto para que el acciopopulista Víctor Andrés García Belaunde, principal promotor de la interpelación, llame a Vizcarra un “cáncer para el gobierno” y reitere que “deben sacarlo”.

Al fuego se añade la leña del episodio de la hermana del premier Zavala, Ximena, que se desempeñó desde el 2011 como gerente de asuntos corporativos de Andino Investment, socio de Kuntur Wasi, el concesionario ganador de la buena pro de Chinchero en el 2014. Ximena Zavala renunció al puesto a inicios de mes.

Vizcarra ha defendido la pertinencia de la adenda, que modifica la estructura del financiamiento y pone la inversión del Estado por delante, según avance de obra, y no a través de un crédito con intereses leoninos (CARETAS 2477).

El  debate parecía haber alcanzado un compás de espera con la decisión del gobierno de condicionar el inicio de los desembolsos a la espera del informe final que al respecto debe emitir la Contraloría. Pero el Congreso se decidió igual por la interpelación. Días antes, inclusive, la Procuraduría Anticorrupción echó sal a la herida y denunció a Vizcarra por colusión.

Los reclamos de la oposición van desde la renegociación que debió hacerse supuestamente del contrato, hasta la posibilidad, dadas las modificaciones financieras, de convertir al aeropuerto en Obra Pública.

El congresista oficialista Pedro Olaechea considera que “estamos partiendo de conceptos equivocados. La APP y la OP son lo mismo. No existe Construye Perú. En los dos casos el Estado sale a buscar ingeniería. En el caso de la APP el Estado busca que además de hacerle la obra, se la administren. En Córpac perdía plata y con la concesión, que es la segunda fase de una APP, ha ganado US$4 mil millones. Los señores Jorge Cuba y Edwin Luyo se han ido a la cárcel por una OP, la Línea 1 del Metro. En el gobierno pasado se abusaron de ciertos tipos de adendas en APP, pero la obra con más adendas en la actualidad es Talara, que es OP. Cuando las adendas las hace el Estado, no la vemos. Nos meten los goles unos detrás de otros. Desmitifiquemos ese juego”.

Vizcarra, mientras tanto, tiene las manos llenas y tras el consejo de ministros realizado de emergencia en la desbordada Piura, el martes 14, observó que “lo que normalmente llueve en un año, se ha multiplicado por diez. Y se nota”. Sonaba también a la constatación del clima político.