Generación Haya reclamó representación de  las bases en la dirigencia del Apra. Altercado se produjo en pleno mitin.
Generación Haya reclamó representación de las bases en la dirigencia del Apra. Altercado se produjo en pleno mitin.
Edición 2477: Jueves, 2 de Marzo de 2017

Estampida Aprista

Día de la Fraternidad estuvo marcada por bronca entre militantes que exigen renovación.

Generación Haya reclamó representación de  las bases en la dirigencia del Apra. Altercado se produjo en pleno mitin.
Generación Haya reclamó representación de las bases en la dirigencia del Apra. Altercado se produjo en pleno mitin.

El pasado viernes 24, los militantes del Apra se reunieron en el patio de la Casa del Pueblo para celebrar los 122 años del natalicio de Víctor Raúl Haya de la Torre y la fraternidad en el partido de la estrella.

Atrás quedaron las épocas en las que se cerraba el tránsito de los autos en la avenida Alfonso Ugarte para dar paso a un gran mitin. Este año el estrado fue pequeño y los oradores jóvenes, quienes trataban de imitar la labia de Alan García.

El congresista Jorge del Castillo junto a Omar Quesada, el exministro del interior Miguel Hidalgo, la dirigente Zoila Bocángel y la opositora al gobierno venezolano Paula Facchin acompañaron a los jóvenes oradores en el estrado. Javier Velásquez Quesquén, parlamentario y miembro del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), no estuvo presente en la celebración y cuando las bases escucharon su nombre fue abucheado.   

Este año el Día de la Fraternidad se vio ensombrecida por el descontento de las bases y la dispersión. “Enrique Cornejo es un traidor. Ha manchado el nombre del Apra. No puede decir que no sabía nada de las coimas de Odebrecht”, gritaba una militante furibunda.

Mientras tanto en el estrado se preparaba para hablar Paul Du Bois, hijo de la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Cayetana Aljovín y el fallecido director de El Comercio, Fritz Du Bois. “Tengo 16 años y soy más que un político, soy aprista”, recitaba Du Bois, respaldado por el CEN y miembro de la Juventud Aprista. “Por años y años a nuestro compañero Alan García lo han atacado e insultado. Pero con su convicción, con absoluta transparencia y libertad luchó por el pueblo y demostró que es inocente”, peroraba el joven.

Reclamos consternaron a Del Castillo. Se dio  paso a oradores jóvenes.
Reclamos consternaron a Del Castillo. Se dio  paso a oradores jóvenes.
El descontento de los militantes explotó en pleno mitin. La respuesta de la base Generación Haya fue un sinnúmero de consignas en contra de los dirigentes. “El Apra es de la base y no de los amigos”, “Renovación”, “No me representas”, “Que se baje”, gritaban.

Las divergencias desencadenaron una pelea entre los jóvenes de Generación Haya y otros militantes apristas que pedían que se retiraran a la fuerza. “Tenemos a la pareja presidencial-Humala y Heredia- para atacarlos. No nos ataquemos entre nosotros”, gritó la dirigente Bocángel desde el estrado, tratando de refrescar la furia de los jóvenes apristas.  

El descontentó de las bases tendría como origen el aplazamiento de la elección de la nueva dirigencia. Además de la falta de representación que sienten las juventudes apristas.  El CEN ha previsto un congreso nacional para mayo, pero no está confirmada la realización de las elecciones internas. Se esperaba que García preparara un video, que se transmitiría en el mitin, pero el anhelado mensaje no ocurrió.

“Compañeros del partido más grande del Perú, no podemos olvidar a Víctor Raúl Haya de la Torre. Sobre nuestro hombro está la responsabilidad de continuar con su labor”, recitó Giordi Sorda, joven militante de la PUCP. Para entonces los ánimos ya estaban calmados. “Unidad, unidad, unidad”, se escuchó desde las bases.

Tras finalizar el pequeño mitin, que duró una hora y media, el congresista Mauricio Mulder hizo su aparición en el patio de la Casa del Pueblo. Las fotos y muestras de cariño de parte de los militantes no se hicieron esperar, aunque la unidad en el partido de la estrella penda de un hilo. (Silvia Crespo)