“Toledo es el hombre detrás de su testaferro Maiman”, razonó el sanmarquino Castro (50) durante su exposición.
“Toledo es el hombre detrás de su testaferro Maiman”, razonó el sanmarquino Castro (50) durante su exposición.
Edición 2475: Jueves, 16 de Febrero de 2017

El Peso del Expediente

Escribe: Enrique Chávez | La estrategia y las cartas bajo la manga que guarda el fiscal Hamilton Castro. Las claves de las transferencias.

“Toledo es el hombre detrás de su testaferro Maiman”, razonó el sanmarquino Castro (50) durante su exposición.
“Toledo es el hombre detrás de su testaferro Maiman”, razonó el sanmarquino Castro (50) durante su exposición.

Toledo es Maiman. Maiman es Toledo.

La indivisible conexión es el argumento que el fiscal anticorrupción Hamilton Castro establece para acusar al expresidente por lavado de activos y tráfico de influencias. La Sala Penal Nacional presidida por el juez tarmeño Richard Concepción Carhuancho (45) concedió en la noche del jueves 9 a su pedido de 18 meses de prisión preventiva para el líder de Perú Posible.

Leer: El Fiscal que se Tumbó a Toledo

“Toledo es el hombre detrás de su testaferro Maiman”, razonó el sanmarquino Castro (50) durante su exposición. “No vengan a pedirnos, como se ha señalado en su momento, que identifiquemos las cuentas de Toledo. No hay, no funciona así este esquema”.

Barata llegó a detallar por qué le pagaron US$ 20 millones y no 35 millones.
Barata llegó a detallar por qué le pagaron US$ 20 millones y no 35 millones.

Leer: Acuerdo Bajo la Mesa con Barata

El que tiene en mente el fiscal es un clásico esquema de lavado y corrupción. Castro narró los detalles de la colaboración eficaz de Jorge Barata, exejecutivo de Odebrecht en el Perú, donde este reconoció pagos de US$ 20 millones realizados a Toledo para que su gobierno le facilite a la empresa hacerse de la licitación de dos de tres tramos de la carretera Interoceánica Sur en el año 2005.

Para sustentar su acusación, Castro presentó los detalles de 18 transferencias realizadas entre el 23 de junio de  2006 –cinco semanas antes de que Toledo concluya su mandato– y el 3 de junio de 2010. Estos depósitos que totalizan US$ 9.626 millones fueron hechos a tres empresas offshore: Trailbridge con cuenta en el Citibank de Londres; Warbury and Co, inscrita en Glasgow, Escocia, y con cuenta en el también londinense Barclays; y Merhav Overseas Limited domiciliada en Islas Vírgenes e igualmente con cuenta en el Citibank.

Importante documento proporcionado por Odebrecht indica qué coimas pasaron a Merhav, cuenta directa del conglomerado de Maiman.
Importante documento proporcionado por Odebrecht indica qué coimas pasaron a Merhav, cuenta directa del conglomerado de Maiman.

Adicionalmente, se identifica un depósito de US$ 377 mil el 14 de octubre de 2008 a nombre de la persona natural Lucas Valera en Venezuela.

Las transferencias provienen de distintas fuentes, lo que es usual en operaciones de esta naturaleza. Pero un punto fundamental de lo proporcionado por Odebrecht, que Castro no mencionó en la audiencia, es un documento donde se indica que a partir de una fecha los depósitos se harán directamente en la cuenta de Merhav (“Nova conta de Warbury”, se especifica en portugués). Merhav fue el paraguas en el que Maiman agrupó lo que hasta el año 2012 fue un gran imperio financiero. Fueron en total seis depósitos.

En las pocas declaraciones que ha dado sobre el tema, Toledo ha tratado de tomar distancia de los depósitos (“¡busquen mis cuentas por favor!”). De allí la reflexión de Castro durante la audiencia. El fiscal cree, como cualquiera en estas circunstancias, que diera la impresión de que el caso Ecoteva es la parte final de la historia, con un “acuerdo de nominación” por el que Maiman puso a disposición de Toledo y su familia US$ 20 millones en el año 2012, cuando él pasaba por una gran crisis financiera –que incluyó la venta de bienes de lujo para obtener liquidez con qué pagar a sus acreedores– de la que no se ha recuperado. Con parte de esos millones, el matrimonio de Alejandro Toledo y Eliane Karp compró la famosa mansión de Casuarinas, la oficina de Monterrico y canceló hipotecas y tarjetas de crédito.

Castro encontró agendas con los datos completos de Barata y Maiman. Derecha, vídeos también estuvieron entre lo incautado.
Castro encontró agendas con los datos completos de Barata y Maiman. Derecha, vídeos también estuvieron entre lo incautado.

Pero el fiscal es cuidadoso de no vincular antes de tiempo un caso con el otro. Luego de varias marchas y contramarchas, el de Ecoteva fue abierto judicialmente en abril de 2016 y lo llevan el magistrado Abel Concha y la fiscal Manuela Villar. La investigación de la corrupción de Odebrecht comenzó apenas en noviembre. A pesar de la sucesión de abogados de las últimas semanas –Luciano López renunció el viernes 3, horas antes del allanamiento a la casa de Camacho, y su reemplazo Paolo Aldea lo hizo a los 9 días de aceptar el encargo debido a diferencias con su dupla, el excongresista Heriberto Benítez–, Castro es consciente de que uno de los pocos argumentos que Toledo puede sacar de la chistera en este callejón sin salida es el del principio jurídico “non bis in idem” (“no dos veces por lo mismo”), que López llegó a esbozar antes de saltar del barco.

Además la Constitución considera violación a un derecho fundamental que una persona sea procesada por el mismo caso bajo dos códigos procesales distintos, que es el riesgo que se puede correr aquí. Ecoteva se rige bajo el código procesal penal de 1940, con mayor carga de responsabilidad para el juez, y el caso Odebrecht lo está bajo el código del 2004, con la balanza de la investigación inclinada hacia el fiscal.

Caja fuerte y también más de 33 mil dólares en efectivo. Derecha, el busto.
Caja fuerte y también más de 33 mil dólares en efectivo. Derecha, el busto.

Castro no solamente cuenta con las transferencias de dinero, sino que también tiene al canario en la jaula. Jorge Barata no es cualquier colaborador, y el nivel de detalle que ha ofrecido llega al punto de explicar que los US$ 35 millones de coimas inicialmente acordadas con Toledo y Maiman en Rio de Janeiro en noviembre de 2004 terminaron siendo de US$ 20 millones porque, según consideró Barata, Toledo no cumplió con la segunda parte del trato, que incluía la introducción de cláusulas que restringieran la competencia en los concursos.

El allanamiento de Camacho sirvió para reforzar las vinculaciones del expresidente con estos actores. En su dormitorio se encontró la tarjeta de unos de los subdirectores de Merhav, y en las agendas incautadas están los datos completos de Maiman y Barata.

Castro es consciente de que la historia no ha terminado de escribirse. “Esto recién empieza”, se le escucha repetir en las largas jornadas de trabajo que hoy se viven en las oficinas de la avenida Abancay.