Edición 2474: Jueves, 9 de Febrero de 2017

Migraña

Mario Alvarado Pflucker, gerente general corporativo del Grupo Graña y Montero,  ratificó ante la Comisión Investigadora Lava Jato del Congreso que su empresa “fue engañada” por Odebrecht. La constructora peruana ha sido castigada en sus balances en US$ 400 millones tras el colapso del contrato de concesión del Gasoducto Sur Peruano.   El 27 de enero, acordó un plan de desinversiones en activos no estratégicos del Grupo hasta por la suma de US$ 300 millones. El objetivo del Grupo es obtener caja por US$ 51 millones en los primeros dos trimestres del 2017, US$ 170 millones en el tercer trimestre y US$ 99 millones en el cuatro trimestre del año. La semana pasada, GYM realizó la primera venta de ese plan: su participación en el cuartel San Martín, equivalente a US$ 50 millones.  La empresa precisó en Hechos de Importancia de la SMV que “no hemos anunciado” la venta de Chavimochic III, la empresa Norvial, Vía Expresa Sur ni los proyectos en Chile. También indicó que se ha adherido a la Ley FCPA (Foreign Corrupt Practices Act) de EE.UU. La junta extraordinaria de accionistas ha sido convocada para el 28 de febrero. Promete ser de candela. 

Loading...