Castro al concluir el allanamiento el sábado 4. Cuenta con dos equipos de apoyo de élite policial.
Castro al concluir el allanamiento el sábado 4. Cuenta con dos equipos de apoyo de élite policial.
Edición 2474: Jueves, 9 de Febrero de 2017

El Fiscal Que Se Tumbó a Toledo

Fiscal Hamilton Castro allana casa y pide prisión preventiva para el expresidente Alejandro Toledo. Caso Odebrect toma dramático giro.

Castro al concluir el allanamiento el sábado 4. Cuenta con dos equipos de apoyo de élite policial.
Castro al concluir el allanamiento el sábado 4. Cuenta con dos equipos de apoyo de élite policial.

La Toma de Camacho

Los rasgos problemáticos en la personalidad de Alejandro Toledo fueron suficientemente documentados a lo largo de los años. Pero nada puede hacer la historia menos chocante. La vulgaridad de un expresidente, convertido prácticamente en el extorsionador de una transnacional corrupta, resulta pasmosa. Y tendrá graves consecuencias penales.

El martes 7, la mesa de partes del Poder Judicial recibió del Ministerio Público el pedido de prisión preventiva de 18 meses para Toledo. La solicitud fue presentada por el fiscal Hamilton Castro, quien lidera el equipo que investiga el caso Odebrecht, al magistrado titular del Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional, Richard Concepción Carhuancho.

Leer: Solicitan Prisión Preventiva para Toledo

El juez convocó a la audiencia donde resolverá el pedido para el jueves 9 a las 10 de la mañana. Toledo dejó de ser presidente en el 2006 y, como lo recordó el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, no lo protege ningún antejuicio.

EL ALLANAMIENTO
En la madrugada del sábado 4, Castro comandó el allanamiento a la vivienda de Alejandro Toledo en Camacho.    

Leer: Alejandro Toledo: Pescadito Frito

La Fiscalía informó que durante la diligencia se encontraron piezas de oro, US$ 33,700 en efectivo que se encontraron dentro de un libro, un teléfono satelital, dos agendas, un disco duro y un iPhone. También la réplica de una Maskaipacha, libros y vídeos.

En la tarde del lunes 6, el Ministerio Público formalizó la investigación preparatoria contra el expresidente Alejandro Toledo por tráfico de influencia y lavado de activos. Josef Maiman fue incluido como autor en el delito de lavado de activos y el brasileño Jorge Barata, exejecutivo de Odebrecht que ha firmado un acuerdo de colaboración eficaz con la Fiscalía, figura en calidad de cómplice primario.

Leer: Acuerdo Bajo la Mesa

Barata confirmó que Odebrecht le pagó a Toledo US$ 20 millones entre 2005 y 2008 vía transferencias a empresas offshore de Maiman. El expresidente habría recibido al menos US$ 11 millones de ese monto. Y hay que recordar que el ‘acuerdo nominativo’ que Maiman firmó con la empresa Ecoteva, con cuyos fondos Toledo y su entorno familiar compraron dos propiedades de lujo y canceló dos hipotecas, puso a disponibilidad de la suegra de Toledo  US$ 20 millones.

Efectivos de uno de los equipos trabajan en labores de Inteligencia, y son unos 40. Otro número igual se dedica a las capturas.
Efectivos de uno de los equipos trabajan en labores de Inteligencia, y son unos 40. Otro número igual se dedica a las capturas.

HASTA 15 AÑOS DE CÁRCEL
El fiscal Castro contempla en el centro de su estrategia contra Toledo acusaciones por delitos de colusión y cohecho. El primero, que es la asociación para defraudar al Estado, tiene hasta 15 años en su modalidad agravada. El cohecho, es decir, haber recibido el soborno; conlleva una pena de hasta ocho años de prisión.

Las primeras declaraciones de Toledo sobre el allanamiento a su casa, en la noche del viernes 3, fueron directo al difícil objetivo de distanciarse de las confesiones de Barata y sus vinculaciones con los depósitos realizados a cuentas de Maiman.

“No entiendo un carajo”, respondió Toledo desde París a la llamada de El Comercio, cuando ya se conocía que horas después se iniciaría el allanamiento. En la Ciudad Luz eran aproximadamente las cuatro de la mañana y la voz de Toledo denotaba una pronunciada ebriedad.

“Que diga el señor Barata cuándo, cómo, dónde y en qué banco me ha dado US$ 20 millones a mí. ¡No se lo permito!”, expresó desde Francia al programa Cuarto Poder, el domingo 5.

Se encontraron piezas de oro y US$ 33,700 en efectivo dentro de un libro.
Se encontraron piezas de oro y US$ 33,700 en efectivo dentro de un libro.

EQUIPOS DE ÉLITE
El Ministerio del Interior ha puesto a disposición del equipo del fiscal Castro dos equipos especiales de agentes que se sometieron a la prueba del polígrafo, cada uno de 40 integrantes.

El primero trabaja en Inteligencia para los requerimientos en las pesquisas del Ministerio Público. El segundo está dedicado a lograr las capturas de los acusados.

En el caso de Toledo hay tres destinos con mayores probabilidades de fuga. El expresidente es residente en Estados Unidos y es investigador de la Universidad de Stanford, en California. Si el juez Concepción Carhuancho determina su orden de captura internacional, allí no aplica la alerta de Interpol. En ese caso, vía gestiones diplomáticas, las autoridades estadounidenses le solicitarían ponerse a derecho.

ISRAEL NO ES REFUGIO
Interpol sí podría capturarlo en algún punto de la Unión Europea. Con Israel, de otro lado, no hay tratado de extradición. Pero es mencionado el  antecedente del exjuez israelí Dan Cohen, extraditado, entre otros delitos, por recibir un soborno. Ojo que sin embargo pasaron varios años entre su captura, en el 2009, y su extradición efectiva, firmada por Ollanta Humala en marzo del 2013.

Si Toledo no vuelve voluntariamente al país, puede ser literalmente cazado. Fuentes de Interior confirmaron que en ese caso será incluido en el programa de recompensas.

Tras la renuncia de su abogado Luciano López (Leer: A Salto de Mata), Paolo Aldea se presentó como su nuevo defensor. En sus primeras declaraciones consideró que el MP no ha sido respetuoso del debido proceso y que pedirá la prescripción del delito de tráfico de influencia porque es sometido a ‘doble persecución’ debido a que el caso Ecoteva ya fue abierto hace dos años, y tiene la concesión de la Interoceánica como delito antecedente.

Si Toledo no viene a responder a la Justicia, la atención volverá a centrarse en el Ministerio Público. Castro recién asumió la investigación por encargo del fiscal de la Nación Pablo Sánchez, en noviembre último. Pero el caso Ecoteva, cuyas piezas encajan con la confesión de Barata, se cae hace rato de maduro. Apenas a mediados de enero, cuando el procurador anticorrupción, Amado Enco, declaró que él solicitaría la prisión preventiva para Toledo, se supo que Villar no pensaba interponerle al expresidente medidas restrictivas más allá de la comparecencia.

También un teléfono satelital, dos agendas, un disco duro y un iPhone.
También un teléfono satelital, dos agendas, un disco duro y un iPhone.

EL JUEZ CONCHA
Además, a finales de enero, Villar le pidió al juez Abel Concha que interrogue a Castro sobre las presuntas coimas pagadas por Odebrecht y la constructora Camargo Correa. Castro también ha tenido bajo su supervisión el caso del presunto pago de esta constructora brasileña, que integró el consorcio que construyó otro tramo de la Interoceánica. Ante estas aparentes diferencias territoriales entre los fiscales, varios especialistas consideran pertinente la unificación de los procesos.

El caso Ecoteva se encuentra bajo el paraguas del antiguo código de procedimientos penales de 1940, donde el caso lo conduce el juez, que aquí es el magistrado Concha. El caso Odebrecht, mientras tanto, se halla en el territorio del código del 2004, y allí el timón lo lleva el fiscal.  

Para determinar el curso a seguir, sin embargo, habrá que tener primero al expresidente en Lima.

CHOQUE CON EL CONGRESO
Otro punto de contingencia continúa entre la Fiscalía y el Congreso. La comisión Lava Jato, presidida por el fujimorista Victor Albrecht, insiste en citar a Castro.

El pedido de la comisión fue amparado por un informe presentando por la Comisión de Constitución, el que detalló que “los fiscales de todos los niveles no pueden negarse a asistir a una comisión investigadora del Congreso para proporcionar información que no sea de naturaleza reservada”.

El último martes la Junta de Fiscales Superiores cerró filas con Sánchez y Castro. En un comunicado precisó que la investigación es de carácter reservado y solo pueden enterarse de su contenido las partes de manera directa o a través de sus abogados.

Mauricio Mulder, integrante de la comisión, calificó el comunicado como “bastante agresivo contra el parlamento”, y agregó que “eso es lo que menos se necesita ahora, un nivel de confrontación”. Aseguró que para el miércoles 8 se esperaba que la comisión evalúe si citaba por tercera vez a Castro.

“El fiscal debería asistir a la comisión. Es obvio que no nos va a decir los temas reservados, ni quiénes son los inculpados o mostramos documentos”, responde Mulder. “Lo que queremos saber es si tienen la capacidad para poder enfrentar el caso, si tienen los suficientes recursos, cuánto tiempo piensan que va a durar la investigación, cuál es el nivel de los acuerdos con Brasil y cuál es el nivel de flujo con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)”. Explicó que “la UIF nos dijo que ellos habían pretendido congelar las cuentas de Odebrecht y el Ministerio Público se había opuesto. Si es bueno, que nos cuente por qué razón”.  

Los detalles del acuerdo con Odebrecht siguen siendo centrales en este choque. Según trasciende, Castro considera una oportunidad única tener a su disposición la información proporcionada por los corruptores, y estas circunstancias sí le han permitido liberarse de la dependencia de la justicia brasileña para operar con mayor autonomía (ver recuadro). En esa línea va el descongelamiento de las cuentas. De otro lado, Julia Príncipe, presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado, aclaró que por el momento ni siquiera negociará una reparación civil, como lo había comenzado a hacer el procurador Anco, pues habrá que esperar el desarrollo de los procesos para calcular los montos del perjuicio al Estado.    

Mulder concluye que el Ministerio Público se opone a que el fiscal Castro asista al parlamento porque “quieren utilizar este tema para revalorarse como los únicos que luchan contra la corrupción y decir que el Congreso está lleno de políticos que lo único que buscan son sus intereses personales”.

La fujimorista Karina Beteta, que también integra la Comisión, anunció que en las próximas semanas invitarán a los exdirectores de Proinversión, los exministros de Energía y Minas de los tres últimos gobiernos, la exalcaldesa Susana Villarán y el actual burgomaestre Luis Castañeda Lossio.

El partido de fondo se libra en el Ministerio Público, pero el abanico de citados por el Congreso también refleja que la arrolladora cancha de la corrupción de las empresas brasileñas seguirá su despliegue. La indignación que despierta el caso de Toledo, un expresidente que llegó al poder al amparo de una gran promesa para combatir la corrupción, podría verse relevada en pocas semanas con los anuncios de lo que le toca a la administración de Ollanta Humala. 

Loading...