La ex primera dama bajó del avión y se fue directamente a la Sala Penal Nacional del centro de Lima. (Foto: CÉSAR ZAMALLAO)
La ex primera dama bajó del avión y se fue directamente a la Sala Penal Nacional del centro de Lima. (Foto: CÉSAR ZAMALLAO)
Edición 2465: Jueves, 1 de Diciembre de 2016

Nadine en Lima

La ex primera dama bajó del avión y se fue directamente a la Sala Penal Nacional del centro de Lima. (Foto: CÉSAR ZAMALLAO)
La ex primera dama bajó del avión y se fue directamente a la Sala Penal Nacional del centro de Lima. (Foto: CÉSAR ZAMALLAO)

La ex primera dama Nadine Heredia llegó  a Lima este jueves a las 7:12 de la mañana, proveniente de Ginebra, donde la esperaba una comitiva de excongresistas nacionalistas. El jueves 24 el Congreso había aprobado una moción dirigida a Naciones Unidas para que su designación como Directora de la Oficina de Enlace de la Organización de la FAO sea anulada y el viernes 25, el juez dio una orden donde se le daba plazo máximo de 10 días para regresar al Perú.

Leer también 'Nadine de Regreso'

Ante los medios Heredia manifestó no comprender el motivo por cuál el juez Richard Concepción Carhuancho cambio de parecer respecto a que debe mantener arraigo domiciliario y laboral en Perú. “En ningún momento hemos mentido respecto a mi salida”.

Heredia Indicó que conversó con el juez sobre la posibilidad de firmar en la embajada y éste le indicó que no había problema. También recalcó que comunicó personalmente y por escrito tanto al juez como al fiscal que la investigan por lavado de activos.

Leer también: Choque con la FAO

“Yo siempre voy a colaborar con la justicia, ya sea aquí o cuando ejerza mis funciones en Ginebra”, declaró. Asimismo, la nueva funcionaria de Naciones Unidas también tildó de exceso la reacción del Gobierno a través de la Cancillería, ante la solicitud emitida a la FAO para que sea retirada de dicho cargo.

A su salida indicó que cumple a cabalidad con las normas de conducta que se le impone y que buscará al juez Carhuancho para las explicaciones del caso. “Soy funcionaria de Naciones Unidas y  he pedido un permiso sin goce de haber para ver qué vamos a hacer con el juez Carhuancho y cuál es la explicación que él tiene que dar”, espetó.