Viernes 25, Saavedra asistió al Congreso con el resto del gabinete para detallar presupuesto general.
Viernes 25, Saavedra asistió al Congreso con el resto del gabinete para detallar presupuesto general.
Edición 2465: Jueves, 1 de Diciembre de 2016

Se Estrecha el Círculo

Interpelación a ministro Jaime Saavedra pasa por decisión presidencial de hacer cuestión de confianza.

Viernes 25, Saavedra asistió al Congreso con el resto del gabinete para detallar presupuesto general.
Viernes 25, Saavedra asistió al Congreso con el resto del gabinete para detallar presupuesto general.

Era complicado quedarme desde el punto de vista personal”, explica el ministro de Educación sobre su particular situación de prolongar su estancia en un nuevo gobierno. “Debía tener una alienación en mi visión con el Presidente”.

Esa correspondencia se expresó sobre todo en “la educación pública como igualador de oportunidades”.

Jaime Saavedra no niega el rol del sector privado. “Pero si ves a todos los países industrializados en los últimos 150 años, la expansión de la educación pública de buena calidad resulta crucial. Compartimos esa visión con el Presidente”.

Puede que Pedro Pablo Kuczynski se inspirara en su visita a Chile, donde el Congreso aprobó el presupuesto que garantiza la gratuidad de la Educación mientras él cumplía con su visita oficial. Durante su intervención en la Cepal, PPK declaró que a Saavedra “el Congreso se lo quiere tumbar por razones puramente políticas. Es gente que representa a universidades privadas que quiere privilegios”. Insistió a los congresistas de la oposición que “salgan de su clóset y digan a quién representan. Es una vergüenza lo que está pasando, pero en el Perú la gente se da cuenta”.

Esta semana el Ejecutivo ya tuvo su cuota de debilitamiento con la renuncia del ministro de Defensa Mariano González, quien luego de un bizarro caso de reglaje salió a defender como un acto de amor la contratación de su pareja como asesora de su despacho. Podría pensarse que eso hubiera calmado la sed opositora de sangre.

La bancada de los intereses: Richard Acuña, Guillermo Bocángel.
La bancada de los intereses: Richard Acuña, Guillermo Bocángel.

Pero no era así. PPK se refería al pedido de interpelación a Saavedra que se discutirá el jueves 1 y la potencial censura que entraña. PPK no se había convertido de un momento a otro en ‘cepalino’ de viejo cuño. Tras cierta ambivalencia sobre la reforma universitaria durante la campaña, es claro que el Presidente ha optado por jugársela por su ministro en la medida que este es identificado con una reforma que hoy es asumida como una política de Estado.

A estas alturas las preguntas ya son otras. Y van a la vena.

RUTA DE COLISIÓN

La primera: ¿Hasta dónde se la va a jugar?

En las últimas conversaciones entre Saavedra y la bancada oficialista, donde PPK no ha participado, los parlamentarios se muestran comprometidos y piden material que les permita defender más eficientemente al ministro. Pero no queda claro si el premier Fernando Zavala planteará la permanencia de Saavedra como una cuestión de confianza. Esto implicaría que, de votarse la censura, Zavala tendría que renunciar junto con Saavedra –no todo el gabinete– y PPK estaría más cerca de la posibilidad constitucional de disolver el Congreso, lo que sería posible si cae un segundo gabinete.  

Incluso se ha hecho saber en el Parlamento que, de ser censurado Saavedra, su reemplazo sería el exparlamentario Daniel Mora, quien fuera el principal impulsor de la nueva ley universitaria y la creación de la superintendencia del sector, la Sunedu, que ha sido el principal objetivo a de-saparecer. Pero fuentes del Ejecutivo consideran muy difícil que se llegue a la cuestión de confianza precisamente porque pondría al gobierno en un camino de colisión abierta con el Congreso.

Lucio Ávila de Fuerza Popular.
Lucio Ávila de Fuerza Popular.

En cambio, en el entorno de Saavedra se tiene claro que los votos para censurarlo los tiene el fujimorismo y que la única bala segura en el revólver político del Ejecutivo está en la confianza.
Segunda pregunta: ¿Hasta dónde está dispuesto a ir el Congreso?

La reforma universitaria ha motivado un consenso interesante. Opiniones técnicas como la del ex viceministro Idel Vexler son tan críticas como aisladas. Saavedra ha recibido en los últimos días respaldos de columnistas que van de la izquierda a la derecha. Las encuestas reflejan una situación similar. Como dice PPK, la gente se da cuenta.

Entonces, si el Congreso toma el camino de la censura estará parado en un escenario de impopularidad, únicamente justificado por el lobby de universidades privadas –y algunos exrectores de las públicas- que tienen conexiones directas con los congresistas y los partidos políticos.

En nombre de los hermanos. Elías Ávalos y Osías Ramírez.
En nombre de los hermanos. Elías Ávalos y Osías Ramírez.

SALIR DEL CLÓSET
Del clóset al que alude PPK tendrían que salir varios. No hay que olvidar que Saavedra ya pasó por un primer round cuando hace dos meses fue puesto en el disparadero por las irregularidades en la planeación de los Juegos Panamericanos del 2019 (CARETAS 2457). Las excusas son distintas, la meta es la misma: buscar que la censura madure para darle paso a los proyectos de ley que desmontan la reforma.

Esa vez, como ahora, la prensa que sirve como caja de resonancia de los políticos jugó un importante rol. Hoy la plataforma de la censura se basa en un reportaje emitido por el programa Panorama sobre compras irregulares de computadoras en el sector Educación durante la gestión de Saavedra. La información la investigaba el fiscal Germán Juárez, el mismo del caso de Nadine Heredia que antes ha sido señalado por filtraciones marcadamente efectistas. En el despacho de Saavedra se enteraron del caso de las computadoras por la televisión.

El presupuesto no estuvo en el centro de la pelea, y fue aprobado entrada la noche del lunes 28.
El presupuesto no estuvo en el centro de la pelea, y fue aprobado entrada la noche del lunes 28.
Periodismo y Ministerio Público juegan en este caso papeles funcionales a intereses millonarios. La adecuación que impone la Sunedu tiene que ver no solo con un mal servicio educativo sino también con hacer más difícil la obtención de créditos tributarios que han parado la caja de congresistas, partidos y campañas presidenciales.

Ejemplos: Lucio Ávila de Fuerza Popular, presidente de la Comisión de Educación y exrector de la Universidad Nacional del Altiplano de Puno que tramitó rápidamente el proyecto de ley del aprista Javier Velásquez Quesquén que elimina la Sunedu. El fujimorista Miguel Ángel Elías de la Universidad San Juan Bautista. Su hermano, el excongresista José Elías, buscó desarmar la ley universitaria. Osías Ramírez, también de FP, hermano de Joaquín y sobrino de Fidel, mandamases de Alas Peruanas que tanto le ha dado a la tienda naranja y tanto le ha costado políticamente. Guillermo Bocángel, fujimorista, exrector de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán de Huánuco que llegó a tener 23 denuncias penales y civiles. Fuera de ese círculo de la mayoría parlamentaria están otros como Richard Acuña de Alianza por el Progreso y la familia propietaria de la César Vallejo (UCV).

La ley de 1996 creó el crédito tributario por reinversión educativa que permitió a la universidad privada con fines de lucro descontar del pago de su impuesto a la renta el 30% por reinvertir en infraestructura, equipamiento y becas. Los resultados de la educación universitaria peruana dicen quién se benefició con la medida.

Centros de estudios como la UCV, Alas Peruanas y Señor de Sipán construyeron sus imperios sobre esta base.

Lisette Ortega. Ministro de Defensa perdió la cabeza y el puesto.
Lisette Ortega. Ministro de Defensa perdió la cabeza y el puesto.
  Desde este ejercicio fiscal 2016 es necesario establecer muy claramente en qué rubros se hace reinversión de utilidades, como inversión en aulas y laboratorios y becas para alumnos en extrema pobreza. Además, para la obtención del beneficio se exige que la universidad se encuentre acreditada, lo que implica que tenga condiciones básicas de calidad.

En el Perú hay 142 universidades. Son 51 públicas y 91 privadas. Según el excongresista Mora, alrededor de  120 operan en condiciones muy deficientes.

En el año que termina, 76 universidades presentaron su solicitud de licenciamiento y 7 han obtenido su licencia de funcionamiento institucional. Pero las demás van pasando por el aro. 31 universidades públicas eligieron a sus nuevas autoridades y 89 de las privadas presentaron nuevos estatutos.   

“La universidad tiene que formar profesionales y ciudadanos”, observa Saavedra. “No es un mercado cualquiera. No es un restaurante que no me gusta, y lo dejo. Me demoro cinco años que no recupero nunca. Y además se trata de información asimétrica. Le vendes al alumno un servicio útil para su vida y no es así. Además, es un servicio con externalidad, con consecuencias para el desarrollo del país. Esos proveedores de servicios tienen una responsabilidad muy grande”.

Una sola universidad peruana se encuentra en el ránking de las 500 mejores del mundo del QS World University Ranking. Es la Pontificia Universidad Católica del Perú. Una de las siete solitarias con licenciamiento.   

Loading...