Expresó su cerrado desacuerdo con “la i niciativa de gasto. Es muy clara la Constitución de 1993. El Congreso no la tiene, ni iniciativa presupuestal”.
Expresó su cerrado desacuerdo con “la i niciativa de gasto. Es muy clara la Constitución de 1993. El Congreso no la tiene, ni iniciativa presupuestal”.
Edición 2464: Jueves, 24 de Noviembre de 2016

Relaciones Tormentosas

Expresó su cerrado desacuerdo con “la i niciativa de gasto. Es muy clara la Constitución de 1993. El Congreso no la tiene, ni iniciativa presupuestal”.
Expresó su cerrado desacuerdo con “la i niciativa de gasto. Es muy clara la Constitución de 1993. El Congreso no la tiene, ni iniciativa presupuestal”.

El primer ministro Fernando Zavala cambió su tonada con el Congreso. Durante el foro APEC dijo que la relación Ejecutivo-Legislativo ya viene siendo “diferente a la que habíamos tenido porque antes estábamos trabajando bastante bien”.

Zavala expresó su cerrado desacuerdo con “la iniciativa de gasto. Es muy clara la Constitución de 1993 en lo que respecta a que el Congreso no tiene iniciativa de gasto, ni presupuestal”.

Se refirió centralmente a la derogatoria del artículo 12 de la ley de presupuesto 2016, con lo que se les permite a los gobiernos regionales mayor discrecionalidad presupuestal. Ya no necesitarán el visto bueno del MEF para hacer modificaciones presupuestales a proyectos de inversión ni para hacer transferencias de una partida a otra.

La disposición originada en la comisión de Presupuesto, presidida por la fujimorista Cecilia Chacón, fue aprobada en el pleno y la bancada oficialista solicitó un pedido de reconsideración. Chacón insiste en que la decisión es constitucional y Zavala adelanta que el Ejecutivo la observará. De ese modo, el Congreso solo podría recurrir a la figura de la insistencia.   

¿Iría al gobierno al choque?

“Sobre la modificación del artículo 12 podemos estar de acuerdo”, añade, “y para el presupuesto del 2017 no va a existir esa cláusula. Pero nosotros consideramos que ese proyecto de ley va contra la Constitución”.

Y Zavala también advierte que “en otras comisiones se aprueban modificaciones presupuestales que tienen que ver con la contratación de gente. También podemos estar de acuerdo pero, de nuevo, no es una iniciativa que puede salir del Congreso”.

Ministro Thorne asistió el martes 22 a Presupuesto que preside Chacón.
Ministro Thorne asistió el martes 22 a Presupuesto que preside Chacón.
Se refiere a la aprobación el 15 de noviembre en la comisión de Trabajo del proyecto de ley por el que se elimina el régimen de Contratación Administrativa por Servicios (CAS) para EsSalud. Son unos 12 mil trabajadores en el sector que se encuentran bajo la figura, y que vienen reclamando por integrar la planilla con todos los beneficios.

A eso se añade el frente tributario. El proyecto de IGV Justo, presentado por el congresista fujimorista Miguel Torres, que preside la comisión de Constitución, se aprobó luego de un debate en el que la bancada oficialista buscó reducir el rango de empresas que podían acceder al beneficio. La ley permite un plazo de tres meses para pagar el IGV, con lo que la empresa tendrá tiempo de cobrar su factura, y está dirigida a las mypes. Las microempresas facturan hasta 150 UIT al año (S/ 592,500). Las pequeñas empresas, en cambio, son las que facturan hasta 1,700 UIT, lo que eleva el monto a S/ 6.35 millones.

Al final no se cambiaron los términos pero sí se estipuló que la empresa debía tener un buen récord en su pago de impuestos para poder acceder a la ley. El ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, se dio por buen servido luego de sus críticas iniciales (CARETAS 2463) pero Zavala tampoco se muestra entusiasta con el resultado final. “No me gusta”, dice escueto sobre el acceso para empresas que sobrepasan los S/ 6 millones de facturación.  
Saavedra solicitó a Luz Salgado explicar el caso.
Saavedra solicitó a Luz Salgado explicar el caso.

Al escenario se añade el anuncio de un nuevo proyecto de ley por parte de Torres, para que, antes de ser sancionadas con multas de parte de la Sunat, las empresas reciban capacitación.

EL CASO SAAVEDRA
Zavala también lamentó que “a pesar de que hemos tenido la mejor disposición de los ministros que pasan horas dando explicaciones en las comisiones, las discusiones no son al nivel que se deben dar. Deben ser alturadas y sí pido que no se repita”.

Trajo a colación el trance por el que había pasado el titular de Educación, Jaime Saavedra, quien acudió a la Comisión de Presupuesto para ser encarado de manera agresiva por su presidenta, Cecilia Chacón. Saavedra fue a explicar el rubro de consultorías, que ya se había aclarado que incluía en un buen porcentaje evaluaciones y pago de salarios.

Es un método recurrente. En la semana previa, el ex ministro Carlos Herrera Descalzi asistió a la Comisión de Fiscalización para declarar como testigo en la investigación por usurpación de funciones contra Nadine Heredia. Explicó a CARETAS que en un momento “entre Héctor Becerril y otro congresista de la misma bancada  decían que la reiteración me molestaba, ante eso, yo sonrío por la provocación.  Y otra congresista (Esther Saavedra, exnacionalista) dice algo cómo que me borren esa sonrisa”. Aduce que  percibió prepotencia y uso de poder para amedrentar a las personas. “Yo  había ido en condición de testigo y que me digan que podría pasar a condición de investigado es una coacción”, señala Descalzi.

Beso de Roberto Vieira durante visita de Xi Jinping.
Beso de Roberto Vieira durante visita de Xi Jinping.

La intención de sacar del camino a Saavedra se hizo evidente con la atribución a los cuestionamientos por los retrasos en la organización de los Juegos Panamericanos. Siguió con los gastos en publicidad y las mencionadas consultorías. En los últimos días hubo dos nuevos rounds con la emisión de un audio en el que el expresidente del Instituto Peruano del Deporte, Francisco Boza, menciona que el ministro le dijo que debían tener un mismo discurso sobre el Comité Olímpico Peruano. Lo que bastó para que el excongresista Daniel Abugattás tilde a Saavedra de “jefe de banda”.

“Eso es infame y lo voy a demandar por difamación”, señala el ministro.

El otro asalto vino en la forma de la denuncia por compra de computadoras por parte del sector Educación en diciembre de 2015 y enero de 2016. La adquisición se hizo por convenio marco donde se presentaron 19 postores pero luego se detectó que el dinero de los pagos fue transferido vía modalidad “hormiga” a personas relacionadas con el ministerio,  entre ellos un exfuncionario. Como consecuencia renunció la directora de la dirección de recursos educativos, Ruth Marina Vilca Tasayco.

El reportaje sobre la investigación de la Fiscalía y la Unidad de Inteligencia Financiera fue presentado por el programa Panorama, antes que el despacho fuera informado de nada. El fiscal que lleva las pesquisas es Germán Juárez, que ya tuvo sus episodios de filtraciones con acento político en el caso del matrimonio Humala-Heredia.
Cabeza de Saavedra la piden por la reforma universitaria.
Cabeza de Saavedra la piden por la reforma universitaria.

No se trata de pasar por alto un presunto acto de corrupción.

“Hemos oficiado inmediatamente a Contraloría para que audite nuestras compras”, aclara Saavedra. “Si hubiéramos tenido indicios, ya hubiéramos hecho una investigación. Le hemos pedido a la Procuraduría que encuentren si hay algún responsable del ministerio”.

El ardid sirvió para que Fuerza Popular y el APRA pidan de nuevo la cabeza de Saavedra. Nada indica que él esté metido en alguna irregularidad pero lo que está detrás es el objetivo persistente de eliminar la reforma universitaria y el trabajo de Sunedu, que ha comenzado a regular a casas de estudios vinculadas económicamente de manera directa con la clase política.

“Intereses particulares que están por encima de los del país”, resume el ministro.

Saavedra le envió a la presidenta del Congreso, Luz Salgado, una carta en la que pide acudir al pleno para explicar las compras. Fuerza Popular le respondió con un pedido de interpelación y ya se habla de censura. Zavala había considerado la interpelación como “desmedida”.