Ministro Thorne y Máximo Huarcaya en el Parque Industrial de Villa El Salvador, el martes 1. El titular del MEF prometió cofinanciamiento para las mypes y reforma de la Sunat.
Ministro Thorne y Máximo Huarcaya en el Parque Industrial de Villa El Salvador, el martes 1. El titular del MEF prometió cofinanciamiento para las mypes y reforma de la Sunat.
Edición 2461: Jueves, 3 de Noviembre de 2016

Apretón Cantado

MEF corta drásticamente el gasto corriente pero acelera inversión en infraestructura.

Ministro Thorne y Máximo Huarcaya en el Parque Industrial de Villa El Salvador, el martes 1. El titular del MEF prometió cofinanciamiento para las mypes y reforma de la Sunat.
Ministro Thorne y Máximo Huarcaya en el Parque Industrial de Villa El Salvador, el martes 1. El titular del MEF prometió cofinanciamiento para las mypes y reforma de la Sunat.

A 100 días del gobierno, la fe y la economía comulgaron en el Parque Industrial de Villa El Salvador, el martes 1. En una explanada en el Jr. Solidaridad, Parcela 2, Mz F, Lote 11; hombres y mujeres de la Central de Asociaciones Empresariales y Empresarios de Micro y Pequeñas Empresas (APEMIVES) se congregaron bajo la tutela de una imagen del Señor de los Milagros transportada en un anda rodante, para celebrar los 30 años de creación de la Central. 

Una dama se protegía del inclemente sol con un ejemplar del día de Trome, con el titular abierto de par en par: “¡Pena de Muerte!”. Y recitaba el sacerdote “pasemos de la mesa peregrina al banquete de todos los cielos”, en el preciso instante en que el ministro de Economía, Alfredo Thorne, descendía de su automóvil vestido con un saco celeste, camisa a cuadros, pantalón beige y mirada de querubín. 
“Pocas autoridades son las que quieren confundirse con el pueblo”, saludó la presencia del ministro Thorne el presidente de la Central, Máximo Huarcaya. “Significa un nuevo trato. Ya es hora que nos miren como empresarios y no como ambulantes”, dijo.  

Thorne bajó al llano en Día de los Todos los Santos para subrayar el compromiso del gobierno con las PYMES y la reactivación económica, al tiempo que el MEF toma medidas drásticas. 

AJUSTÓN FISCAL 
El MEF acentuó las medidas de austeridad para el IV trimestre en un esfuerzo por reducir el déficit fiscal a 3% a diciembre. En el caso de los ministerios, el ajuste fiscal equivale al 5% de sus presupuestos.

 El BCR estimó que las medidas del MEF castigarían en 0,7% el crecimiento del PBI en el IV trimestre.

“Encontramos la casa mucho peor de lo que esperábamos: un sector público entrampado, sobredimensionado y lo que me sorprendió mucho es el déficit fiscal”, dijo el premier Fernando Zavala esta semana a RPP.  

Los cálculos del MEF proyectan el déficit inercial heredado del gobierno de Ollanta Humala en 3,8%. A fines de agosto, el ministro Thorne pidió flexibilizar la Ley de Fortalecimiento Fiscal  –autorizado por la comisión de Presupuesto del  Congreso– sobre un cálculo de 3,3%.

Sin embargo,  el ritmo de gasto corriente y de devolución anticipada del IGV no previsto asciende a S/ 3,500 millones superior a  la meta.   

“La idea es que la inversión pública continúe creciendo y ajustar más bien el gasto corriente”, explicó Thorne en el V Día de la Energía, organizado por Laub & Quijandría Energy Group, el 18 pasado. 
 “Gracias al anclaje fiscal hemos despejado las dudas de que íbamos a subir las deudas. De no haber hecho nada, el déficit fiscal habría llegado a 3,8%”, declaró el titular del MEF en el evento. 

El MEF fijó topes al gasto de los ministerios a mediados de octubre. Esta semana, ajustó aún más las clavijas.

La Ley de Fortalecimiento Fiscal prevé un déficit de 2,5% el 2017 y su gradual reducción a 1,5% el 2020. La magnitud de ajuste fiscal futuro dependerá de la reactivación de la inversión privada y pública.

Por la ventanilla de la Sunat  el desafío es doble. La presión tributaria está en 14,7% del PBI. La reducción en un punto porcentual del IGV afectará la caja fiscal.  El impacto tributario del “IGV Justo” aprobado por el Congreso esta semana castigaría la recaudación en S/ 1,000 millones adicionales.  
Huarcaya, 60, ayacuchano, tiene una fundición de bronce y aluminio que produce sanitarios, bancas para parques y campanas de iglesias. Obsequió a Thorne un par de zapatos: “Si en caso no le calzan, se los cambiamos, Sr. Ministro”.