Saavedra hará procesión de comisiones la próxima semana. Pasará por Educación, Presupuesto y Cultura. Foto: Hugo Enrique Alejos
Saavedra hará procesión de comisiones la próxima semana. Pasará por Educación, Presupuesto y Cultura. Foto: Hugo Enrique Alejos
Edición 2457: Jueves, 6 de Octubre de 2016

La Pesca de los Panamericanos

Intento de interpelar a Jaime Saavedra, y voces para censurarlo, pasan la factura de la necesaria reforma universitaria.

Saavedra hará procesión de comisiones la próxima semana. Pasará por Educación, Presupuesto y Cultura. Foto: Hugo Enrique Alejos
Saavedra hará procesión de comisiones la próxima semana. Pasará por Educación, Presupuesto y Cultura. Foto: Hugo Enrique Alejos

Cuando el mes pasado Jaime Saavedra viajó a Río de Janeiro para acompañar a la selección peruana que participó en los Juegos Paralímpicos, le impresionó particularmente el recorrido que le hizo por la Villa Olímpica el ciclista Israel Hilario.

Ver cómo este huanuqueño campeón del mundo 2014 se desplazaba con una sola pierna reforzó en el ministro de Educación la idea según la cual, dice, “los Juegos Parapanamericanos son tan importantes como los Panamericanos, que se realizarán dos semanas antes. Es la oportunidad de incluir a las personas con discapacidad en todas las facetas de la vida y proyectar ese mensaje a la sociedad”.

Como ocurre cuando reflexiona sobre su sector, Saavedra explica el compromiso que tiene el Perú hacia el 2019 con un discurso que va más allá de la misma organización de los Juegos e ingresa al terreno de los valores y el tejido colectivo. Es el ideal de comenzar a invertir en el deporte y engranarlo no solo con el apoyo a los atletas profesionales sino también con el día a día del alumnado.

Saavedra tiene ‘rollo’. Ese que le sirvió para conquistar al auditorio de la CADE de hace dos años con un discurso regulatorio que en otras circunstancias le habría sabido a aceite de ricino y que inició una suerte de romance de encuestas con las élites que se expandió a las demás capas sociales.

Ese contenido le valió ser el único ministro del gobierno anterior que ha permanecido en este.

Pero un hombre de fin de régimen no la tiene tan fácil cuando comienza otro. Menos cuando ese viejo régimen ya no existe políticamente y se ha convertido en objetivo principal para el partido que controla el Congreso.

“La responsabilidad política la tiene el ministro y por eso Saavedra debe dar un paso al costado”, adelantó el fujimorista Luis Galarreta.
“La responsabilidad política la tiene el ministro y por eso Saavedra debe dar un paso al costado”, adelantó el fujimorista Luis Galarreta.

 

DE SALAZAR A NEUHAUS

Ya se advertía que la organización de los Juegos Panamericanos corría riesgos por los retrasos en la construcción de infraestructura por alrededor de US$ 1,200 millones, que incluye los costos de organización y la dichosa Villa Panamericana, que alojará a 7 mil atletas de 42 países que competirán en 38 disciplinas.

Lo que saltó en las últimas semanas a raíz del debate sobre las facultades legislativas es que Saavedra, como cabeza del despacho bajo el cual está el Instituto Peruano del Deporte, tiene mucho que ver con los Panamericanos.

El ministro sostiene que esos retrasos son propios de los tiempos que se toman los estudios de preinversión y que tampoco ha sido fácil encontrar los terrenos saneados para las instalaciones. A eso se añade que en la última etapa de un gobierno la desaceleración suele tomarse los procesos. La vicepresidenta Mercedes Aráoz aprovechó de paso para volver darle una chiquita al MEF de Alonso Segura.

Salgado dice que no se asusten si hay decretos de facultades que no aprueban.
Salgado dice que no se asusten si hay decretos de facultades que no aprueban.
Todo se complicó con la renuncia, la semana pasada, de Luis Salazar a la presidencia del Comité Organizador de los Juegos (COPAL). Salazar resintió la falta de apoyo político y dijo que se había sentido maltratado por la congresista Yeni Vilcatoma, que aún presidía la Comisión de Fiscalización, y que vio un bocado de cardenal en el hecho que Nadine Heredia hubiera sido la que le ofreció el cargo por teléfono en un principio. Pero Salazar también advirtió de “los intereses de gente que quiere que se invierta de una manera u otra”. Fue reemplazado por Carlos Neuhaus, que se desempeñaba como presidente de la Federación Peruana de Surf. Neuhaus además encabezaba un proyecto especial de los Panamericanos adscrito directamente al Ministerio, por lo que no era extraño al proceso.

Pero en noviembre la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) se reunirá en Lima para evaluar el estado de la cuestión. Ya el año pasado la dirigencia del Comité Olímpico Peruano había denunciado que esta pretendía pasar la titularidad de los juegos a Chile. Si bien la ODEPA respaldó entonces a Lima, suena fuerte el rumor de la insistencia sureña con respecto a que las obras no estarán listas para el 2019 y que en cambio Santiago sí sería una sede pertinente.
 

MIOPÍA Y UNIVERSIDAD

Pero este partido ya pasó a otra cancha. Saavedra tiene planeado pasar la próxima semana por las comisiones de Educación, Presupuesto y Cultura para defender el cronograma y la utilidad de las facultades para acelerar los procesos.

Sin embargo, toma fuerza el pedido para interpelarlo. Y, como dice un parlamentario con conocimiento de causa, “de allí a la censura hay un paso”.

Ya el vocero fujimorista Luis Galarreta ha sugerido que Saavedra “debe dar un paso al costado”. El aprista Mauricio Mulder le exigió que renuncie “por decencia”. Curiosamente, sus comentarios fueron acicateados por el contexto apocalíptico que pintó el exnacionalista Daniel Abugattás, ningún santo de la devoción de ambos.

Martes 4 en reunión de APEC. Saavedra con homólogos de Corea Joon Sik Lee y de Singapur, Janil Puthucheary.
Martes 4 en reunión de APEC. Saavedra con homólogos de Corea Joon Sik Lee y de Singapur, Janil Puthucheary.


Aquí el obvio problema es que los súbitos pedidos de renuncia son en realidad excesos de entusiasmo por saldar viejas cuentas.

Saavedra, con el concurso clave de actores como el excongresista Daniel Mora, logró imponer la reforma universitaria en contra de la oposición del fujimorismo y el aprismo.

PPK estuvo en Cajamarca. Calificó interpelación como “sin pies ni cabeza”.
PPK estuvo en Cajamarca. Calificó interpelación como “sin pies ni cabeza”.
Fuerza Popular votó en contra de la norma y la dependencia de la familia Ramírez y su universidad Alas Peruanas le costó muy caro. José Elías, dueño de la universidad San Juan Bautista, fue un congresista fujimorista que insistió hasta el final con proyectos de ley para revertir la reforma. No postuló en las últimas elecciones, pero en su lugar lo hizo su hermano Miguel Elías, que salió elegido (el mismo intercambio, por cierto, de Osías Ramírez por su hermano Joaquín).

Keiko Fujimori se declaró en contra de la Sunedu en la CADE educativa del año pasado y recién en mayo, con la segunda vuelta encima, dijo que la mantendría.

Mulder también fue un firme opositor a la reforma y hace poco calificó de “desastre” la gestión de Saavedra.

Pero, según números de Ipsos el mes pasado, el 81% está de acuerdo con la existencia de la Sunedu y el 85% se declara a favor de fiscalizar estándares básicos de calidad en las universidades públicas y privadas.

Alan García dijo que se “tumbaría” la Sunedu y Alejandro Toledo también. Si se revisan las encuestas, en algo debieron contribuir esas opiniones para que les vaya tan mal en las elecciones. El candidato solitario que la apoyó desde un principio, Julio Guzmán, comenzó a subir como la espuma hasta que lo sacaron de los comicios.

Ocurre que los partidos se volvieron partícipes y beneficiarios del negocio descontrolado y de muy baja calidad de las universidades.

Una censura a Saavedra sería inevitablemente interpretada en ese contexto.
 

PRUEBA DE AMOR

Si el Servinacuy forzado entre el Ejecutivo y el Legislativo acaba de tener una manifestación con el otorgamiento de las facultades, ¿la salida de Saavedra no podría ser una “prueba de amor”?

Mulder y el conjuro Sunedu.
Mulder y el conjuro Sunedu.
La presidenta del Congreso, Luz Salgado, respondió que ella no pidió la cabeza del ministro.

“No me voy a poner a calificar su gestión porque hay equis denuncias de que no está bien el tema educativo”, dijo en cambio. “Ahorita hemos recibido la denuncia de Piura que los colegios están que se caen”.

Y como para volver las cosas a su nivel, tras la dación de facultades, Salgado le dijo a los miembros del Ejecutivo que “no se asusten cuando tengamos que decir este decreto no va”.
El presidente Pedro Pablo Kuczynsky respondió que la interpelación “no tiene pies ni cabeza” y se comprometió a “luchar con los ministros”.

Mientras tanto, Saavedra prepara la insistencia de la ley de institutos, que considera tan importante como la universitaria, y la que regulará la carrera docente en los campus públicos. Y para su buena suerte, esta semana recibe a los ministros APEC.

Ya en un encuentro preliminar el martes 4, Janil Puthucheary, su homólogo de Singapur, declaró estar “muy impresionado con los avances del Perú. Nosotros comenzamos nuestras reformas educativas con una visión similar a la que hoy plantea el ministro Saavedra”. Un empujoncito de afuera viene bien cuando la confusión reina adentro.

Nadie es indispensable. Pero si comienzan con el deporte de las censuras, al menos que las razones tengan cierto remedo de justificación.

Loading...