Edición 2585: Jueves, 11 de Abril de 2019

FISCAL BLINDADO

Lima, 3 de abril de 2019

El reciente blindaje de la Comisión de Acusaciones Constitucionales al exfiscal de la Nación, Pedro Gonzalo Chávarry, refleja la catadura moral de dos organismos fundamentales del país: la propia Fiscalía de la Nación, encabezada por el fiscal supremo quien manu militari hizo abrir las oficinas que se encontraban lacradas con la finalidad de  mantener evidencias de probables delitos cometidos. Así como la citada comisión parlamentaria, afín al apro-fujimorista, con intereses para no investigar la corrupción en nuestro país. El mensaje a la ciudadanía es clarísimo: “Si te encuentran con las manos en la masa, te robas las pruebas y no pasa nada”.
Rolando Calderón Lizárraga
estrcalderon@yahoo.com

Chávarry tiene otra acusación constitucional pendiente que también incluye el incidente. La pasada por agua tibia es muy cuestionable pero el argumento que se dio fue que un fiscal de rango provincial –José Domingo Pérez– no podía investigar a un supremo. Chávarry y Pérez estuvieron enfrascados en un conflicto público y abierto. Aceptemos que no era el llamado a investigarlo.