Edición 2554: Miércoles, 29 de Agosto de 2018

CASCABEL AL GATO

Lima, 21 de agosto de 2018

La designación de una funcionaria propuesta por la Contraloría General de la República (CGR) como jefa de Auditoría del Congreso es un maquillaje, pues sigue dependiendo del presidente del Congreso y no del contralor general de la República. El sueldo y su permanencia dependen del Legislativo. Lo que se debe hacer es modificar la ley que exonera al Congreso del control directo de la CGR. Causa gracia la congresista Úrsula Letona al decir que el proyecto de ley presentado para enmendar este absurdo seguirá su trámite, “pero toma su tiempo”. ¿Cuántas leyes lesivas para el país se han decidido en cinco minutos exonerándolas de todo trámite previo?
Fernando Ganoza Romero
DNI 17839656

Cierto. La congresista Patricia Donayre denuncia que nunca se ha abusado tanto de la exoneración de segunda votación. Pero a la hora de poner en marcha las reformas, el Congreso arrastra los pies.

Loading...