Edición 2554: Miércoles, 29 de Agosto de 2018

VENEZUELA SUENA

Lima, 22 de agosto de 2018

El argumento del ministro del Interior, Mauro Medina,  para justificar la decisión del gobierno de exigir pasaporte a los venezolanos que ingresen al país es ridículo y falso. Señala que la medida beneficia a los propios extranjeros y la seguridad interna, garantizando su registro ordenado. Alemania recibe miles de refugiados  de Siria, Irak, Afganistán, Pakistán, Kosovo, Bosnia, Eritrea que huyen de la guerra. A la canciller alemana, Ángela Merkel, no se le ocurriría exigir un pasaporte para darles refugio. Los venezolanos están aquí porque no quieren terminar asesinados por la dictadura de Nicolás Maduro.
Fernando Arauco Granados
 ferarauco@yahoo.es

Es sin duda una tragedia humanitaria. Pero se hace necesario diseñar una política regional común para enfrentarla.