Edición 2546: Jueves, 5 de Julio de 2018

FACTOR EDUCACIÓN

Lima, 27 de junio de 2018

Para destruir una nación no se necesita bombas atómicas o misiles de largo alcance, basta un bajo nivel educativo, el desconocimiento de su historia y  estudiantes que hagan trampas en los exámenes. Los pacientes  mueren en manos de esos médicos, los edificios se derrumban en manos de esos ingenieros, el dinero se pierde en manos de esos economistas y contadores, la humanidad muere a manos de esos eruditos religiosos y la justicia se pierde en  manos de malos jueces.  El colapso de la educación es el colapso de una nación.
Raúl Zambrano
razampe@hotmail.com

Mantener la continuidad de las políticas educativas resulta crucial en estas circunstancias.

Loading...