Edición 2538: Jueves, 10 de Mayo de 2018

PIROTRAGEDIA

Lima, 30 de abril de 2018

El caso de Eyvi Ágreda es determinismo. Su agresor no es sicópata ni esquizofrénico sino víctima del desengaño y la frustración acumulada. Ambas partes jugaron un papel determinante en esta pirotragedia. No es bueno que una mujer o un hombre usen su belleza para obtener favores de sus admiradores o idólatras como en tiempos antiguos, arcaicos. Así como la combustión necesita necesariamente de tres factores: combustible, oxígeno y calor,  sin uno de ellos no hay fuego. Eso es determinismo.
Juan Gris Tapia
juxxtapia@gmail.com

Arcaica suena esta explicación.

Loading...