Edición 2484: Jueves, 20 de Abril de 2017

SIRIA DE SANGRE

Arequipa, 11 de abril de 2017

El ataque con misiles que realizó el gobierno norteamericano de Donald Trump en contra de una base aérea en Siria es un delito, según el Derecho Internacional Público (DIP). El artículo 2 de la Carta de la Naciones Unidas dice que “los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán del uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con los propósitos de las Naciones Unidas”. En  Siria como en otros lugares, se han dado flagrantes violaciones a los derechos humanos, que implica una intervención de la comunidad internacional, pero de manera consensuada, bajo la lógica de intervención humanitaria. Es evidente que los intereses económicos y geopolíticos de Estados Unidos, Rusia, China y la Unión Europea están por encima del resto.
Exón Flores Suaquita
DNI 41616792

La pasividad de la administración Obama con el bárbaro régimen sirio fue un punto de contingencia, incluso entre quienes la apoyaban en líneas generales. Hoy muchos especialistas voltean la tortilla y se preguntan cómo el tan cuestionado Trump, ahora, “se hizo una”.

 

Loading...