Yovita Barzola lidera la defensa vecinal de la Loma de Mangomarca. La defensora ambiental señala las invasiones ilegales y las casetas de madera y calamina.
Yovita Barzola lidera la defensa vecinal de la Loma de Mangomarca. La defensora ambiental señala las invasiones ilegales y las casetas de madera y calamina.
Edición 2585: Jueves, 11 de Abril de 2019

La Loma Asaltada

Por: Juan Chipana | La Loma de Mangomarca, un ecosistema único en Lima, está en riesgo por las invasiones y construcciones ilegales en la zona.

Yovita Barzola lidera la defensa vecinal de la Loma de Mangomarca. La defensora ambiental señala las invasiones ilegales y las casetas de madera y calamina.
Yovita Barzola lidera la defensa vecinal de la Loma de Mangomarca. La defensora ambiental señala las invasiones ilegales y las casetas de madera y calamina.

Una reunión multisectorial sobre la problemática que afecta al hábitat (516.10 ha) se desarrolló en el Congreso de la República el pasado 26 de marzo. La congresista Marisa Glave pidió la creación del Área de Conservación Regional de las lomas de Lima para la protección de estos ecosistemas. Por su parte, la Asociación Ecoturística de la Loma de Mangomarca solicita la colocación de hitos para delimitar la zona.

Activista ecológico muestra las 516 hectáreas de la loma.
Activista ecológico muestra las 516 hectáreas de la loma.
En abril la Loma de Mangomarca, ubicada en el noreste de Lima Metropolitana, está aún en temporada seca. Las plantas como la malva y la begonia aguardan la época húmeda, que se inicia en junio, para florecer. La lechuza terrestre y la lagartija son parte del ecosistema que se aprecia en una caminata de casi tres horas para subir hacia las cumbres que promedian una altura de 800 m s.n.m. Sin embargo, las 35 especies de flora y 17 de fauna del hábitat están en grave riesgo por las invasiones y las trochas amplias que se han formado en el área.  

La Loma de Mangomarca tiene una extensión de 516 hectáreas y está situada en la zona limítrofe de los distritos de San Juan de Lurigancho, el más poblado de la capital, y Lurigancho - Chosica.

CARETAS recorrió un sector de las cumbres de la loma. Por la ruta se vieron los remanentes de vegetación que cubren las laderas rocosas. Pero la loma mostró también la pérdida de cobertura vegetal como secuela de la colocación de casetas de madera y el retiro de tierra y piedra para dar lugar a vías anchas.

La Loma de Mangomarca ha sufrido daños en su entorno en siete puntos críticos   ubicados en el área ambiental.
La Loma de Mangomarca ha sufrido daños en su entorno en siete puntos críticos   ubicados en el área ambiental.

A 8 km de distancia del ecosistema, una reunión multisectorial en torno a dicho hábitat se realizaba el pasado 26 de marzo en el Congreso de la República. Yovita Barzola, presidenta de la Asociación Ecoturística de la Loma de Mangomarca, pidió en el evento que le ayuden a salvar a la loma costera de la destrucción que sufre a causa de las invasiones. La defensora ambiental expresó a CARETAS que la colocación de hitos para delimitar el perímetro del área evitará más daños a la zona ecológica. “Ayudaría muchísimo, los traficantes la pensarían mil veces antes de meter las maquinarias en la zona. Por lo menos, los frenaría”, refirió.

Barzola estima que hay unas mil casitas precarias en los siete puntos críticos que hay en la loma. “Calculo que unas mil casitas, es bastante, de todas las quebradas”, dice. Además, denuncia que las trochas para carretera se hicieron a punta de “máquina retroexcavadora y dinamita”. El peligro es permanente para las especies del sitio, en especial para la flor de Amancaes, la papa silvestre, el aguilucho y el gecko, todos reconocidos por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) el 2014.

Es un ecosistema estacional. La temporada húmeda empieza en junio.
Es un ecosistema estacional. La temporada húmeda empieza en junio.

La creación de un Área de Conservación Regional (ACR) de las lomas de Lima permitirá una mejor protección de estos ámbitos ecológicos como la Loma de Mangomarca, recalcó la congresista Marisa Glave, al señalar que coordinan una reunión con la Municipalidad de Lima para acelerar las gestiones concernientes a la declaratoria oficial. El ACR “va a permitir también determinar responsabilidades en la manutención y la administración de estas lomas”, declaró.

La parlamentaria destacó que, en la mesa de trabajo del Congreso, las autoridades policiales de la jurisdicción en competencia recibieron información de la condición del uso del terreno del ecosistema para una mejor intervención en el asunto. Además, el Ministerio de Cultura priorizará el reconocimiento formal del área arqueológica que está dentro del espacio ambiental. El propósito es evitar la ocupación de ese sector de la loma.

Antonio Pongo: no había señalización. Derecha, grafiti como protesta a las invasiones.
Antonio Pongo: no había señalización. Derecha, grafiti como protesta a las invasiones.

Glave habló también de la intención de presentar cargas registrales ante la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos. “Es decir, si es que hay alguna propiedad que pueda estar dentro del ecosistema, que tenga una carga, para que quede claro desde los propios afectadores que, por lo menos, en el área donde está el ecosistema frágil no puede haber ningún tipo de construcción (para vivienda)”, señaló.

CARETAS entrevistó a Antonio Pongo, presidente de la Asociación de Vivienda ‹Retama›, una de las asociaciones acusadas de invadir el hábitat. Pongo alegó que están como posesionarios desde el 2013 y que nunca se les avisó que estaban en una parte de la Loma de Mangomarca. “Es más, en catastro no salió que era área protegida. Faltaba señalización. Si había señalización, ¡qué nos vamos a meter!”, expresó, pero no llegó a mostrar la documentación respectiva a CARETAS hasta el cierre de edición.

Sobre la situación en cuestión, indicó que no están dispuestos a retirar los 80 módulos de madera situados en zona de la loma, pues ya han hecho una inversión. “Prácticamente hay casas de material noble, que se ha invertido en eso, ¿en dónde estaban (las autoridades)?”, dijo. El caso tiene ingreso fiscal N° 300 - 2015 en la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental. Con relación a ‘La Vizcachera’, otra de las asociaciones acusadas de invasión, CARETAS intentó contactar a los dirigentes, pero no hubo comunicación con ellos.

La loma es un ecosistema frágil. Daniel Ascensios, biólogo del Serfor, explica que este tipo de espacios ecológicos tiene “una baja resiliencia, es decir, ante una presión antrópica, tiene pocas posibilidades de recuperar”.


Figuras de Piedra

Además de flora y fauna, la Loma de Mangomarca muestra en su espacio formaciones rocosas, que integran el paisaje natural y turístico. Algunas asemejan figuras de animales como son ‘la cabeza del águila’ y ‘la cabeza del perro’. Las visitas guiadas orientan a los visitantes la ubicación de otras figuras como son ‘los puños’. La Municipalidad de San Juan de Lurigancho declaró de interés patrimonial y cultural el ecosistema el 2018.