Son veinte las especies de aves que hasta ahora han sido identificadas. En épocas de lomas se podrán avistar más y algunas de ellas serán endémicas.
Son veinte las especies de aves que hasta ahora han sido identificadas. En épocas de lomas se podrán avistar más y algunas de ellas serán endémicas.
Edición 2583: Jueves, 28 de Marzo de 2019

Aucallama: ¡Hay Vida!

Por: Iván Reyna | Registran sorprendente diversidad de aves en unas lomas a una hora de Lima y que en esta época del año están peladas.

Son veinte las especies de aves que hasta ahora han sido identificadas. En épocas de lomas se podrán avistar más y algunas de ellas serán endémicas.
Son veinte las especies de aves que hasta ahora han sido identificadas. En épocas de lomas se podrán avistar más y algunas de ellas serán endémicas.

El departamento de Lima tiene una nueva ruta de observación de aves. Esta está en las Lomas de San Juan de Aucallama en Huaral y además está dentro del programa que busca restaurar este ecosistema típico de la costa peruana.

Hace unos meses, lo que nació como un sueño comienza a hacerse realidad gracias a las gestiones de Reina Castillo Pretel, presidenta de esta comunidad campesina que convocó a Iván Reyna para que replique el trabajo que realizó, con éxito, en las Lomas de Asia, a 101 km al sur de Lima.

Ejemplar macho del chirigüe de Raimondi (Sicalis raimondii), avecita migratoria. A la der.: la lechuza de los arenales (Athene cunicularia).
Ejemplar macho del chirigüe de Raimondi (Sicalis raimondii), avecita migratoria. A la der.: la lechuza de los arenales (Athene cunicularia).

En verano, las lomas están secas y las temperaturas se acercan a las de un brasero. Como en las Lomas de Lachay y las de Asia hay que esperar unos meses para que entre la neblina típica que entre junio y octubre cubre todo con un manto verde.

A pesar de los drásticos cambios climáticos, los estudiosos que están trabajando en el proyecto de restauración de las Lomas de Aucallama han encontrado sorprendentemente una gran cantidad especies de flora y fauna.

“Solo a inicios de febrero Alejandro Tello Guevara, un especialista en ornitofauna, reportó el hallazgo de 20 especies de aves, entre ellas cuatro endémicas y exclusivas del desierto costero del Perú”, dijo esperanzado Iván Reyna.

Canastero de cactus (Pseudasthenes cactorum) y a la der.: el puco-puco menor (Thinocorus rumicivorus).
Canastero de cactus (Pseudasthenes cactorum) y a la der.: el puco-puco menor (Thinocorus rumicivorus).

Entre ella está el minero peruano (Geositta peruviana), lleva ese nombre porque hace una pequeña cueva para anidar. Es de color pardo con bandas negras y acaneladas en las alas, algo que le permite mimetizarse perfectamente con el suelo del desierto.

Otro endémico es el minero de pico grueso (Geositta crassirostris). Este es, según los registros, el único minero que posee precisamente un pico grueso, largo y pesado. Tiene patas blancuzcas, siempre perchadas entre las rocas. Esta ha sido observada entre los rodales de cactus de Aucallama.

Reina Castillo, presidenta de la comunidad, está segura del potencial de estas lomas. 
Reina Castillo, presidenta de la comunidad, está segura del potencial de estas lomas. 

Otro que se reportó fue el chirigüe de Raimondi (Sicalis raimondii), una ave migratoria. En las lomas de San Juan de Aucallama se avistó una bandada de miles de ejemplares de hembras y machos.  Estos últimos se distinguen por tener el pecho de color amarillo intenso, mientras que las hembras lo tienen amarillo pálido.

En estas Lomas de Aucallama están, posiblemente, los relictos de cactus más extensos de la costa peruana y entre ellos se ha podido avistar al canastero de cactus (Pseudasthenes cactorum), el habitante natural de las cactáceas que consume la pitajaya y que anida entre las columnas espinosas de esta planta. El canastero es de color gris con tonos marrones y una cola larga acanelada. Su tamaño es de unos 15 centímetros aproximadamente. Es el más solicitado por los birdwatcher.

Nueva ruta, al norte de Lima, para pajareros profesionales y aficionados.
Nueva ruta, al norte de Lima, para pajareros profesionales y aficionados.

Entre las otras aves que se puede observar se encuentra el puco-puco menor (Thinocorus rumicivorus) reconocido por sus vuelos nupciales, la lechuza de los arenales (Athene cunicularia), el fringilo de cola bandeada (Phrygilus alaudinus), la dormilona de cola corta (Muscigralla brevicauda), el minero gris (Geositta maritima), el gavilán acanelado (Parabuteo unicinctus), el halcón peregrino (Falco peregrinus), considerado el más veloz del mundo.

Estos hallazgos son “todo un récord”, dijo la presidenta de la comunidad. “Merece seguir investigando porque en épocas de lomas verdes se encontrarán más especies y posiblemente más endémicas".