Don Pedro Guanilo, hacedor de pellones sanpedranos. Derecha, Don Jaime Mejía y su mundo aparte de exquisitas antigüedades
Don Pedro Guanilo, hacedor de pellones sanpedranos. Derecha, Don Jaime Mejía y su mundo aparte de exquisitas antigüedades
Edición 2576: Jueves, 7 de Febrero de 2019

Personajes, La Vida

San Pedro es hábitat de personajes que traen al presente elementos de tradición local y cosmopolita.

Don Pedro Guanilo, hacedor de pellones sanpedranos. Derecha, Don Jaime Mejía y su mundo aparte de exquisitas antigüedades
Don Pedro Guanilo, hacedor de pellones sanpedranos. Derecha, Don Jaime Mejía y su mundo aparte de exquisitas antigüedades

San Pedro es hábitat de personajes que traen al presente tradiciones locales y cosmopolitas.
Don Pedro Guanilo es el último artesano especializado en hacer a mano los célebres pellones, que solo se fabrican en San Pedro desde hace dos siglos.

El pellón es una fina pieza tejida que se coloca sobre la montura para comodidad del jinete. Su elaboración se basa en centenares de trenzas de lana de oveja que luego se van integrando a una pieza triangulas de cuero. El trabajo artesanal no toma menos de tres meses.

Don Alfonso Tapia, experto en preparar el cañán.
Don Alfonso Tapia, experto en preparar el cañán.
Don Alfonso Tapia es el cocinero sampedrano especializado en preparar el cañán. Solo utiliza animales de criadero y los ofrece en ceviche y en tortilla.

Jaime “Jimmy” Mejía, sampedrano setentón, de muy joven migró a Francia a buscar otros horizontes. Se enganchó en el arte de las antigüedades y mantuvo por tres décadas una sofisticada tienda en Antibes, en plena Costa Azul.

Pero el terruño lo jaló y un día metió sus antigüedades en varios containers, y se instaló en la casa familiar, con cuadros pintados por los retratistas oficiales de los Luises, muebles del siglo XVII, pinturas post impresionistas y muchos otros exquisitos objetos. Jaime muestra con entusiasmo su colección a los visitantes.