Para lograr las metas, dice Muñoz, “es crítico incorporar al sector privado”.
Para lograr las metas, dice Muñoz, “es crítico incorporar al sector privado”.
Edición 2575: Jueves, 31 de Enero de 2019

Y no Ser Planta

Ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, va a la raíz del cambio climático y deshoja convenientes razones para el país.

Para lograr las metas, dice Muñoz, “es crítico incorporar al sector privado”.
Para lograr las metas, dice Muñoz, “es crítico incorporar al sector privado”.

Fabiola Muñoz recibe a CARETAS cuando vuelve de otra intensa jornada en San Juan de Lurigancho donde, en medio de la emergencia sanitaria, identifica grandes oportunidades de mejora.

Más que simple optimismo, es una perspectiva constante de trabajo de la titular del Ministerio del Ambiente (MINAM). Y también la aplica en el reto de las 153 acciones para hacer frente al cambio climático.

–¿No hay un exceso de ambición en comprometerse con 153 medidas?
–No. Son 13 los sectores responsables porque en todos tienes oportunidades de mejora para el país. El compromiso internacional no es lo más importante. Es lo que podemos hacer para mejorar las condiciones de nuestra gente. El Perú tiene una megadiversidad que nos hace más vulnerables al cambio en la temperatura. Ejemplo: la tendencia es ir a energías renovables, limpias. La meta que nos hemos propuesto es alcanzar el 15%. Hoy estamos apenas en 5% de todo el paquete de energía que tenemos. ¡Vamos por más! Y necesitamos el concurso del sector privado que quiere hacerlo.

TRANSPORTE ELÉCTRICO: En marzo de 2018, la empresa privada junto con el Minam , Minem y el MTC, presentaron el primer bus eléctrico para transporte público en el Perú. No genera contaminantes en su circulación y reducirá en 40% las emisiones de dióxido de carbono. Además, produce un mínimo ruido. Sus baterías son 100% reciclables y consume menos energía por kilómetro recorrido que los vehículos convencionales.
TRANSPORTE ELÉCTRICO: En marzo de 2018, la empresa privada junto con el Minam , Minem y el MTC, presentaron el primer bus eléctrico para transporte público en el Perú. No genera contaminantes en su circulación y reducirá en 40% las emisiones de dióxido de carbono. Además, produce un mínimo ruido. Sus baterías son 100% reciclables y consume menos energía por kilómetro recorrido que los vehículos convencionales.
  –Es un plus para ellos.
–No lo vamos a poder hacer solo con la plata de la Cooperación o de los Estados, es crítico incorporar al sector privado. Una minera en España o Alemania usa energía renovable. Ninguna empresa minera
en el Perú usa energía renovable.

–¿No está regulado?
–No. Les dije a los del Parlamento Europeo en la COP “no me den más plata, solo encárguense de que sus inversionistas tengan el mismo estándar aquí que allá”. Lo más importante para las compañías grandes es el tema reputacional. Y la reducción de emisiones tiene un factor de reputación fortísimo. Hay gente que no te compra un producto sino está seguro que no viene de un bosque deforestado. La agenda global es la agenda climática, que tiene que ver con el agua. Y esa es la discusión de la vida. Ahora tenemos la mejor oportunidad de anticiparnos a esos escenarios.

Volver al Informe Especial sobre Cambio Climático 

Frutos como el ungurahui es otra muestra de la diversidad económica que además aporta sostenibilidad.
Frutos como el ungurahui es otra muestra de la diversidad económica que además aporta sostenibilidad.
  –¿La presión para definir los compromisos no viene de afuera?
–En realidad, no. De hecho nos ha costado ponernos de acuerdo como país, han sido más de dos años de discutir qué necesitamos, qué se puede y qué no. ¿Cuáles son las amenazas del cambio climático?
Mayor frecuencia e intensidad de los eventos extremos, cambio en la variabilidad climática que conocíamos, aparición de plagas de las especies y la flora, que genera un impacto en la siembra, en la cosecha, en la capacidad que tiene el agricultor y los pueblos indígenas. Lo que se eligió es lo que realmente creemos que podemos manejar y es prioritario para el desarrollo.

–¿Le preocupa lo que signifique para la mitigación posturas de gobiernos como Brasil y Estados Unidos?
–Cuando Estados Unidos retrocedió se pensó que otros se plegarían pero el bloque de los países europeos se puso más ambicioso y firme. Y lo cierto es que EEUU está pagando las consecuencias de fuerte. Tendrás más incendios, sequías y aluviones.

–¿Y Brasil no nos pincha la llanta con sus decisiones sobre la Amazonía?
–En realidad para nosotros la decisión de Brasil es una oportunidad.

¿Por qué?

Porque para el mundo la Amazonía es Brasil. Por ahí se han ido orientado los mejores esfuerzos, investigación, inversión privada, pero también la mayor deforestación. En el Perú tenemos deforestación, tala ilegal, minería ilegal, pero ahora también los ojos de muchos actores que dicen “si Brasil no quiere entrar en el tema la única forma que tenemos de salvar una porción importante de la Amazonía es Perú”. Los ojos se están volteando para acá.  Entonces, los ojos están volteando a Perú, y para nosotros es una extraordinaria oportunidad. Un ejemplo que me ha impresionado en los últimos años es el de la gastronomía. Hasta hace unos 10 años lo que conocías era el juane, el paiche y tu patarashca. Hoy cualquier restaurant gourmet en Lima tiene una línea amazónica.

¿Cuál es el impacto real de una tendencia como esa?

Antes un pequeño productor en la Amazonía miraba sus 10 hectáreas y se preguntaba qué va a tener mercado. El cacao, el café. ¿Hoy día qué tiene mercado? Productos como el ungurahui, el copoazú. Hace poco comimos churos, los caracoles amazónicos buenazos. Si te van a pagar S/.3 por un churo que antes veías pasar, entonces empiezas a conservar el ecosistema. No te pagan S/.3 ni siquiera por un kilo de arroz o quinua que lleva gran cantidad de trabajo para producirse.

Caracol churo a S/3 la unidad para el productor, una de muchas oportunidades.
Caracol churo a S/3 la unidad para el productor, una de muchas oportunidades.

¿Qué importancia tiene para la mitigación?

En el pie de las emisiones, lo que se lleva la mitad y un poco más de la torta es el uso del suelo, cambio de uso del suelo y silvicultura, que tiene que ver con el cambio de bosques para otra actividad.

¿Palma, por ejemplo?

Como cualquier cultivo, no es el problema en sí mismo sino donde lo pones. El principal driver en deforestación en el Perú no es la palma, sino el café. Todos tomamos café que viene de un bosque deforestado.

¿Esta conclusión no rompe con lo que se pensaba sobre el café la última década?

Es un café de muy buena calidad porque se siembra en la altitud de los bosques, donde tienes un micro clima interesante. Pero la agricultura migratoria asumía que tenía que retirar el bosque para poner el café. Avanzas media hectárea por año como hormiga, retiras bosque, pones café. En estos 30 años se han comido la mitad de lo que tenían de bosque. Creen que amplían y ganan más. Pero producen menos del 30% de lo que podrían producir por hectárea. Al ampliar el área incrementas tus costos, pero si implementas mejor tu manejo con podas, injertos; puedes tener mucha más productividad. Ahora se sabe que el mejor café se cultiva bajo sombra. Para eso necesitas acceso al financiamiento, tecnología, asistencia técnica y ese es el paquete de las medidas que, entre otras cosas, tiene el sector Agricultura.

Se utilizan pulpa y semillas del copoazúl, el cacao blanco.
Se utilizan pulpa y semillas del copoazúl, el cacao blanco.

¿Qué viene después del café?

El café es el primero que tenemos en la tabla. Luego ganadería, cacao y de ahí palma. El problema con la palma es que a diferencia del café con pequeños productores y acopiadores, en la industria de palma lo que tienes es un gran capital que se debe asegurar la producción. Compra grandes extensiones de tierra y ahí hay tráfico. En el Perú tenemos tráfico de tierra y no lo podemos permitir. Tenemos que ser absolutamente claros con que ese no es el tipo de desarrollo industrial, agrícola que queremos.

¿Cuál es el peso de la tala y la minería ilegales en este tema?

En realidad, como actividad comercial no es un gran driver. Pero la tala entra a un bosque, te abre una carretera y te saca especies selectas. Por ejemplo: se llevaron un shihuahuaco que tenía un nido de águila arpía con el que tenías un extraordinario capital para el turismo de ave. Descrema el bosque. Se va y te deja ese bosque vulnerable para que entre la agricultura y el tráfico de tierras. En el caso del oro de la minería ilegal, el impacto no es tan grande en extensión pero el ambiental es mucho mayor que todo el resto porque en el caso del mercurio y el dragado es brutal.

¿Cómo abordar todo el problema?

Con ordenamiento territorial, gestionar el territorio de una manera integral. ¿Qué tiene un pequeño productor en San Martín? Una palmera que se llama shica shica de la que hace mondadientes. Un poco más allá tiene su piscigranja y saca camarones que tienen alto valor, criados con respeto al bosque. Un poquito más allá, el panal de abejas. Entonces tienen miel y orquídeas. Ese mismo productor tiene bebederos y ha hecho una trocha para que los turistas puedan venir a ver colibrís y orquídeas. Tiene café bajo sombra y frutas con las que hace refrescos. Y produce queso de coco. ¿Lo has probado?

No.

Entonces no sabes lo que es la vida. En el Perú tenemos un montón de producción de coco – sobre todo en el norte-, y solo se ha usado para hacer agua y cocadas. Ahora se hace carbón de coco con la cascara en vez de carbón de madera y es un carbón sostenible porque es el fruto. El queso es carísimo, S/.10 la barrita, tipo crema para untar. Con tostada de pan negro y mermelada de camu camu. Un restaurant en Tarapoto sirve un menú de 7 tiempos donde usan la piel del pescado. Acá apenas se usa en makis. Me enseñaron unas carteras espectaculares de piel de paiche. No huelen nada. Un pequeño hotel a 5 minutos de la plaza de Moyobamba tiene bebederos que atraen a 22 especies de colibríes que puedes ver mientras lees tu libro. El turismo de la naturaleza en nuestro país está creciendo mucho más y la idea es aprovechar la oportunidad.

El principal driver en deforestación en el Péru no es la palma, sino el café.
El principal driver en deforestación en el Péru no es la palma, sino el café.
Es una decisión de racionalidad económica  

Después de deforestar un montón, ahora China está reforestando, están limpiando el aire. Tienen un montón de medidas para limpiar el aire porque sus ciudadanos tenían que andar con mascarillas por el smog. Hoy China compra e invierte en el Perú, pero no tendría ningún reparo para deforestar para sus inversiones. ¿Y qué va pasar? Hoy día la agricultura en el Perú te produce uva y maíz más baratos.

¿Qué va pasar cuando nos quedemos sin bosque? Nos vamos a quedar sin fuente de agua dulce y vamos a tener que usar agua desalinizada que es más costosa. A China le va salir más barato sembrar verticalmente de manera hidropónica que hoy día todavía es más caro. Nunca hacemos prospectiva que necesita 50 años por delante. ¿Cómo se va mover la economía?  ¿Cuáles son los ciclos del precio del cobre y del oro? Las decisiones en la economía tienen un impacto en las decisiones de la naturaleza. Las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático van a permitir al Perú seguir siendo un país competitivo. El tema ambiental es el mejor amigo de la inversión sostenible que quieres que te dure para toda la vida. Hay quienes piensan que si eres un país que se preocupa mucho por el tema ambiental no te vas a desarrollar porque estás frenando la inversión. Lo cierto es que los países que más se han desarrollado entendieron que el componente ambiental tenía que estar presente en sus decisiones. Y hoy día en esos países la energía es limpia, el agua se usa de manera eficiente, el relave minero no se bota al río y se le da un tratamiento hasta que puedas aprovechar todo lo que sea posible. El tajo minero se ha convertido en el centro de esquí de la gente. En otros países altamente desarrollados la actividad minera  es perfectamente compatible con su vida y con su turismo y con su desarrollo.

Minería y agricultura, minería y agua.

Así es. Nosotros deberíamos darle vuelta a esa historia. ¿Qué hizo Chile hace 50 años? Tuvo el desarrollo minero mucho antes que nosotros y decidió que la actividad minera le financie el desarrollo sostenible. Hicieron una identificación de sectores con potencial: salmón y acuícola, agroexportación y forestal. Hoy es una potencia en las tres.

Volver al Informe Especial sobre Cambio Climático