“Amazonía”, el último libro de Walter Wust, es una caja de Pandora.
“Amazonía”, el último libro de Walter Wust, es una caja de Pandora.
Edición 2572: Jueves, 10 de Enero de 2019

La Última Frontera

Escribe: Marco Zileri | En homenaje a la Amazonía, Walter Wust publica libro con fotografías asombrosas.

 “Amazonía”, el último libro de Walter Wust, es una caja de Pandora.
“Amazonía”, el último libro de Walter Wust, es una caja de Pandora.

Es la cucaracha más elegante. Fashion total. Jessica Butrich podría imaginar un zapato con ese diseño”, ríe Walter Wust.

La Blattodea amarillo, negro y blanco fue fotografiada por Wust en uno de sus innumerables incursiones a la Amazonía. Ahora el fotógrafo acaba de publicar su libro más personal.

Juan Flores, no podía ser de otro forma, chamán en el río de aguas hirvientes en Huánuco.
Juan Flores, no podía ser de otro forma, chamán en el río de aguas hirvientes en Huánuco.

“Haz lo quieras”, le dijo el auspiciador del proyecto editorial. El resultado es un libro de fotografías en homenaje a la Amazonía.

«La Amazonía ofrece varios beneficios funcionales: alimentos, frutas, genes», dice Wust. «Pero es también una fuente de belleza inagotable, de buena vibra, de energía», describe.
Cada paso al interior de la selva misteriosa - y cada página que se abre - es una caja de sorpresas.
Meciéndose lánguidamente en la brisa tropical asombra una «pasión fruit». Así le llaman, no por sexy -aunque el pistilo tiene una inocultable sensualidad - sino porque a los cristianos se nos antoja que asemeja a la corona de espinas de Cristo.

La ‘pasionaria’ es la flor de Cristo. Derecha, El arlequín es el mono más pequeño de la Amazonía.
La ‘pasionaria’ es la flor de Cristo. Derecha, El arlequín es el mono más pequeño de la Amazonía.

Las sorpresas son tan vastas como la propia Amazonía.

La colonia de orugas urticantes o Blattodeos es tan bella como traicionera. “La batuca no se toca”, dice Wust imitando el acento charapa. Los gusanos multicolores se unen y entretejen en perfecta armonía para disimular ser un animal grande y multicolor como defensa. El contacto con la piel es irritante como una plancha caliente. Para algunos depredadores, una oruga urticante es como comer un cevichito.

El sapo de cristal. La piel es tan transparente, que se puede ver al corazón bombear.
El sapo de cristal. La piel es tan transparente, que se puede ver al corazón bombear.

El libro fue posible gracias al auspicio de la Fundación Moore, de propiedad de Mr. Moore, cofundador de Intel, fabricante pionero en microchips, y su esposa.

Moore destina su fortuna en apoyar a organizaciones dedicadas a preservar el  magnífico ecosistema tropical del planeta. De los microchips a los microorganismos, el mecenazgo de los Moore apoya en el Perú desde la estación de investigación Wayquecha hasta el área de conservación del río Los Amigos.
Activo promotor de la aldea global, la Fundación Moore también apoya la titulación de tierras de las comunidades nativas.

En Huánuco un chamán de nombre propicio, Juan Flores, vive a orillas del Shanaitimpishca o río hirviente, afluente del Pachitea. Inhala profundamente el tabaco y lee en las volutas de su cigarrillo y del vaporoso afluente el origen de los males y el de su cura.

Colonia a de orugas urticantes, tan bella como traicionera.
Colonia a de orugas urticantes, tan bella como traicionera.
El epílogo del libro está a cargo de Thomas Lovejoy uno de los más destacados biólogos tropicales vivos. Su apellido también es un homenaje a su vocación. Otros muchos también colaboraron con esta edición.

“Es el Real Madrid de la biología tropical” resume Wust.

También se publican textos de los jefes de los parques nacionales de los cinco países amazónicos Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia  y el Perú, responsables de la preservación de uno de los legados naturales más impresionantes del planeta.
“Otro Drean team”, dice Wust.

La Amazonía peruana cubre un tercio del territorio nacional. Su conservación es tan importante para el país como el planeta. Entre la mérida de plantas, insectos y animales, los sapos son uno de los termómetros más sensibles al cambio climático. “Con el aumento de la temperatura se está propagando una variedad de hongos desconocidos; y como los sapos respiran por la piel, son los más vulnerables. Están desapareciendo por grandes cantidades. Si desaparecen quién sabe los efectos que se producirán e. El complejo engranaje del ecosistema tropical”, advierte Wust.

La cucaracha más ‘fashion’ del planeta.
La cucaracha más ‘fashion’ del planeta.

“Amazonía, el canto de la selva” es en ese sentido un registro hermoso y vital de la última frontera de la vida natural.

Ventas al 2731669 o wustediciones@gmail.com

Loading...