Gracias al trabajo de concientización realizado por la empresa privada, hoy las comunidades locales respetan los bosques de queñua y es más, apuestan por restaurarlos.
Gracias al trabajo de concientización realizado por la empresa privada, hoy las comunidades locales respetan los bosques de queñua y es más, apuestan por restaurarlos.
Edición 2567: Jueves, 29 de Noviembre de 2018

Rescate de Queñuas

Fotos: Iván Reyna | Gracias al colectivo voluntario de comunidades andinas se están recuperando los bosques de este árbol nativo del Perú.

Gracias al trabajo de concientización realizado por la empresa privada, hoy las comunidades locales respetan los bosques de queñua y es más, apuestan por restaurarlos.
Gracias al trabajo de concientización realizado por la empresa privada, hoy las comunidades locales respetan los bosques de queñua y es más, apuestan por restaurarlos.

Diversas comunidades de la Cordillera del Vilcanota han sembrado desde el año 2000 un millón trescientos mil plantones de queñuas (Polylepis sp). Un árbol nativo del Perú que crece por encima de los 4,000 metros de altura.

Este arbolito de tronco que parece un mil hojas y hojas que parecen hechas de plata es desde tiempos ancestrales clave para proteger las cabeceras de cuencas y además el hábitat que necesita la biodiversidad que existen en estos bosques y humedales andinos.

El ‘Queñua Raymi’ es ahora una fiesta dentro del calendario andino.
El ‘Queñua Raymi’ es ahora una fiesta dentro del calendario andino.
Desde el inicio de este siglo, la ONG Asociación Ecosistemas Andinos - ECOAN, comenzó a trabajar, con el apoyo de 21 comunidades de la zona, para la conservación de los bosques de queñuas. Para eso se elaboraron estrategias de reforestación y forestación de especies nativas. Todo esto como parte de la sostenibilidad y los servicios turísticos.

Con eso en mente, en el 2014, un grupo de empresas privadas crearon el ‘Queñua Raymi’, una fiesta que permite sembrar, con la ayuda de las personas que viven en esa zona, la mayor cantidad de Polylepis sp. en un solo día.

La iniciativa la lideró Paul Cripps de la empresa Amazon Explorer, que junto a otras empresas turísticas como Vilcanota Trek, crearon esta festividad y donde las familias de esta cordillera al sur este del país, con 469 glaciares, se convirtieran en los principales aliados para la conservación de esta especie.

Este año el ‘Queñua Raymi’ tiene como meta sembrar 140,000 plantones de Polylepis sp. La jornada se inicia el 3 de diciembre en la comunidad de Huacahuasi y hasta el día central, el 12 de diciembre, hombres, mujeres y niños irán peinando la desafiante geografía hasta llegar a la localidad de Patacancha.

El pututo da inicio a la jornada.
El pututo da inicio a la jornada.

Por primera vez este año, comunidades de cinco otros países andinos (Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile y Argentina) asistirán a esta festividad para sumarse a los esfuerzos y sobre todo para llevar las lecciones aprendidas en nuestro país y aplicarlas en sus países donde también la queuña ha sido talada para leña de manera indiscriminada.

A partir de enero del 2019, el ‘Queñua Raymi’ será apoyado por la organización mundial Global Forest Conservation (GFC) y la fiesta será además, realizada en los países visitantes. Con hechos y no palabras, los sudamericanos le dicen al mundo que unidos sí se puede trabajar por la conservación del planeta.

Loading...