Inquietante informe de EIA revela que la exportación de madera ilegal o "lavada" sigue siendo abrumadora
Inquietante informe de EIA revela que la exportación de madera ilegal o "lavada" sigue siendo abrumadora
Edición 2525: Viernes, 9 de Febrero de 2018

De Mala Madera

Escribe: Julio Heredia | Es evidente que los organismos de control han relajado las exigencias a que deben ser sometidas las empresas exportadoras.

Inquietante informe de EIA revela que la exportación de madera ilegal o "lavada" sigue siendo abrumadora
Inquietante informe de EIA revela que la exportación de madera ilegal o "lavada" sigue siendo abrumadora

Que el papa Francisco haya elegido una pequeña ciudad de la Amazonía peruana, como Puerto Maldonado, como punto neurálgico de la visita pastoral que acaba de efectuar a Sudamérica, en enero, no ha sido de ninguna manera algo casual. Francisco estuvo en Madre de Dios para ilustrar con actos la exhortación urgida de su encíclica Laudato sí (“Alabado seas”) donde desvirtúa la creencia eurocéntrica de la cultura judeocristiana según la cual, al ser el hombre “el rey de la creación”, podría permitirse todo sobre el planeta tierra. La depredación de los bosques, el monocultivo de cierta agroindustria, y la minería ilegal han sido condenados por el pontífice en cuanto atentan contra la integridad de “nuestra casa común”, pero sobre todo en tanto mancillan y quebrantan la dignidad y la salud de los seres humanos. Se ha puesto del lado de las víctimas: las comunidades originarias que allí habitan, y las personas que son traídas desde otros lugares para ser prostituidas o esclavizadas. Apenas ido, reavivan las alarmas sobre una realidad que el estado peruano viene revirtiendo a paso de tortuga.

El Yacu Kallpa ha continuado su culposa travesía por los mares del Continente con madera "lavada".
El Yacu Kallpa ha continuado su culposa travesía por los mares del Continente con madera "lavada".

Todo indicaría que la eficacia de los organismos estatales encargados de supervisar la explotación y exportación de recursos forestales, cuando menos, se ha relajado. En un informe titulado “El momento de la verdad”, que hoy emite la ONG ambientalista EIA (Environmental Investigation Agency), se demuestra con acuciosidad  que se ha flexibilizado  las exigencias documentarias a que son sometidas las empresas exportadoras de madera en nuestro país.

Leer: Papa Francisco en Madre De Dios 

Habría evidencias que de la visión de organismos como SERFOR (Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre) y OSINFOR (Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre) ha sido fuertemente influenciada por la posición de gremios empresariales como ADEX (Asociación de Exportadores) y la SNI (Sociedad Nacional de Industrias) que desde hace algún tiempo vienen sosteniendo que es imposible establecer una traza inequívoca entre un embarque específico (cargamento de madera en el puerto del Callao) y el punto de extracción, lo cual es insólito cuando la propia página web del SERFOR anuncia entre sus objetivos y herramientas “documentar la cadena de custodia de la madera desde su punto de extracción hasta la exportación”.

Leer también: Tráfico de Influencias

Julia Urrunaga relanza las alertas por flexibilidad de las autoridades que controlan la exportación de madera.
Julia Urrunaga relanza las alertas por flexibilidad de las autoridades que controlan la exportación de madera.

Para Julia Urrunaga, directora en el Perú de EIA, es muy lamentable que el reciente informe de su organización deba concluir que SERFOR ha retrocedido en cuanto a la recolección de data: “Los cambios de formato y la dramática disminución de inspecciones hacen imposible, por ejemplo, reproducir el análisis de las llamadas Operaciones Amazonas, lideradas por la SUNAT, con el apoyo de Interpol y la Organización mundial de aduanas (OMA) que han recibido reconocimiento internacional por el impacto alcanzado”, sostiene. A solicitud de EIA, SERFOR había entregado 900 actas de inspección correspondientes al 2015, y sólo cursado 23 del 2016.

Tal hecho es más incomprensible cuando, al decir de Urrunaga, “Un grupo de autoridades del Estado peruano han demostrado que cuentan con la capacidad para identificar y detener el comercio internacional de madera ilegal a través de la recopilación y análisis de inteligencia y de data, a nivel interinstitucional, tanto dentro del país como en cooperación con autoridades de los países de destino”.  Por ello, para el sector forestal peruano este es el “momento de la verdad”, precisamente, ya que el Estado debe definir cuál será el camino a seguir: insistir en la implementación de la ley y la cooperación interinstitucional para detectar e impedir el lavado de madera ilegal y su comercio internacional, o negar la realidad, declarar que todos los problemas se han solucionado y cubrir el sector con un manto de opacidad que terminará bloqueando las exportaciones de madera peruana en los mercados internacionales responsables.

El sucio negocio de la tala ilegal implica cada vez a más personas en nuestra Amazonía.
El sucio negocio de la tala ilegal implica cada vez a más personas en nuestra Amazonía.

Como CARETAS ha venido informando desde hace algunos años, el protagonismo negativo del Yacu Kallpa, sacando del país −especialmente hacia México y los Estados Unidos vía República Dominicana− ingentes cargamentos de madera “lavada” (con documentos aparentemente lícitos obtenidos de manera fraudulenta) ha sido escandaloso, pero lo es más que ahora las empresas involucradas estén pretendiendo ser indemnizadas con más de 200 millones de soles en conjunto por “daños y perjuicios, lucro cesante, daño emergente”, etc., etc., por su cargamento decomisado en Tampico, México: La naviera Yacu Taski (que era la dueña del Yacu Kallpa) y las exportadoras Triplay Iquitos, Sac y Laminados y Manufacturas de Madera, Sac (ambas exportadoras de madera ilegal en el Yacu Kallpa) han presentado sendas demandas ante el fiscal de la Nación, argumentando que "las diversas acciones llevadas a cabo por la Fiscal Superior en Materia Ambiental, Sra. Flor de María Vega Zapata, y de quienes en ese momento estuvieron a cargo de la Fiscalía Provincial en Materia Ambiental de Loreto, sede Iquitos del Distrito Fiscal de Loreto, la Sra. Jessica Quiroz Ruiz y el Sr. Pablo César Ormeño Quiroz, que con abuso de poder, nos han causado graves y cuantiosos daños y perjuicios patrimoniales, en el curso de la investigación que el Ministerio Público denominó ‘Caso Embarcación Yacu Kallpa’".

Rastrear el origen del producto forestal es deber de organismos como SERFOR.
Rastrear el origen del producto forestal es deber de organismos como SERFOR.

Entre los años 2001 y 2016 el Perú perdió 1,9 millones de hectáreas de bosques, una superficie similar a la de Israel. Y aunque se viene anunciando que en 2017 se habría perdido 143,425 hectáreas de bosques, un poco menos que el promedio de pérdidas anuales que es de 150 mil, la situación sigue siendo dramática. En ese contexto es paradójico que Lima, y el director ejecutivo de SERFOR −el muy calificado especialista John Leigh Vetter− acaben de ser anfitriones, en noviembre pasado, de la Cumbre Latinoamericana del Foro Mundial de Madera.

Casi todas las empresas manejan porcentajes altísimos de madera ilegal o "lavada".
Casi todas las empresas manejan porcentajes altísimos de madera ilegal o "lavada".

Loading...