Anunció fabricación de ametralladoras: “Las veo en las manos de la Milicia”.
Anunció fabricación de ametralladoras: “Las veo en las manos de la Milicia”.
Edición 2592: Jueves, 30 de Mayo de 2019

¿Los Noruegos se Hacen los Suecos*?

Escribe: Luis F. Jiménez | Buenos oficios en medio de condiciones impuestas por Maduro hacen inviable nueva negociación.

Anunció fabricación de ametralladoras: “Las veo en las manos de la Milicia”.
Anunció fabricación de ametralladoras: “Las veo en las manos de la Milicia”.

La publicación argentina Infobae informó sobre el anuncio de Nicolás Maduro, el 23 de mayo pasado, sobre la asignación de casi siete millones de euros para iniciar la fabricación en Venezuela de la ametralladora “Caribe”, que dispara 1.200 proyectiles de 9mm por minuto. En su presentación, Maduro expresó: «yo veo la subametralladora en la mano de la Milicia en el barrio, en la calle (…) deben saber que en Venezuela estamos viviendo un proceso de liberación y nos estamos liberando del yugo del Imperialismo”.

Analistas advierten del peligro que representa producir este tipo de arma en un país con graves conflictos y con variados y poderosos grupos del crimen organizado, narcotraficantes, traficantes de bienes y personas y rezagos de guerrillas de Colombia. Este proyecto arroja serias dudas sobre la honestidad de los esfuerzos por lograr acuerdos con la oposición para una transición pacífica a la democracia. 

La última manifestación fue la de Noruega, que se ha ofrecido como sede de conversaciones preliminares entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición liderada por Juan Guaidó. Delegados de ambas partes han concurrido y aceptado explorar soluciones para poner fin a la crisis, sin tomar contacto entre ellos.

La oposición reitera que la solución pasa por poner fin a la usurpación de la presidencia por parte de Maduro, instalar un gobierno de transición y llevar a cabo elecciones libres. Consideran que es imposible llevar a cabo elecciones democráticas con Maduro en la presidencia y un Consejo Nacional Electoral controlado por él. Esa película ya la vieron en dos oportunidades.

Maduro ha ofrecido llevar a cabo elecciones, pero para renovar a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición y único organismo verdaderamente democrático en Venezuela. Nada dice sobre su presidencia. Mientras tanto, arresta al Jefe de Gabinete de Guaidó, Roberto Marrero, y al Vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano. Acosa a los diputados de la Asamblea Nacional varios de los cuales han debido asilarse y otros han desaparecido pues temen su arresto en cualquier momento. Existen denuncias creíbles que dan cuenta de la tortura aplicada por el gobierno a militares arrestados por “traición a la patria”. El acoso a la Asamblea es constante.

De los numerosos intentos levados a cabo por terceros de buena fe para resolver crisis del nivel de la venezolana, lo usual es que ambas partes se comprometan a crear condiciones para que cada cual pueda alcanzar ciertos objetivos en beneficio del proceso que se inicia.

Pretender iniciar un proceso tan complejo en las condiciones en que el gobierno trata de llevarlas a cabo es, simplemente, imposible. A menos que los noruegos quieran hacerse los “suecos” encubriendo a Maduro, algo impensable en una cancillería con tanta experiencia en procesos de paz muy complejos. ¿Cuál es la estrategia? ¿Qué se puede esperar? Deberían aclararlo.

*Tontos.