Apoyo a Juan Guaidó se encuentra en el orden   del 80%, según encuestas.
Apoyo a Juan Guaidó se encuentra en el orden del 80%, según encuestas.
Edición 2585: Jueves, 11 de Abril de 2019

El Torbellino Venezolano

Escribe: Luis F. Jiménez | ¿Arrestará Maduro a Guaidó? ¿Llegará Guaidó a sacar a Maduro de Miraflores?

Apoyo a Juan Guaidó se encuentra en el orden   del 80%, según encuestas.
Apoyo a Juan Guaidó se encuentra en el orden del 80%, según encuestas.

GUAIDÓ
El torbellino de la crisis venezolana cobra fuerza y cada contrincante mueve sus piezas. Guaidó busca acorralar a Maduro; el primer paso es terminar con la “usurpación”, desplazándolo de la presidencia, para conformar luego un gobierno de transición y convocar a elecciones libres.

Guaidó ha optado por movilizar a sus numerosos seguidores (el apoyo está en un 78% según encuestas); la movilización acabaría desplazando a Maduro una vez que convenza a los militares de quitarle su apoyo. Las movilizaciones se denominan “Operación Libertad” y son atizadas por el malestar popular por los desesperantes cortes de luz y agua. Al colapso productivo, deberán agregarse este fin de mes los efectos de las medidas petroleras adoptadas por Estados Unidos en enero, que privarán al gobierno de todo ingreso en divisas. Y Cuba, dicho sea de paso, sufrirá con las interdicciones de Estados Unidos a 30 barcos que llevaban petróleo de Venezuela a la isla.

MADURO
Maduro, por su parte, busca detener a Guaidó y va probando hasta dónde puede llegar sin provocar una reacción que acabe perjudicándolo. La reacción podría provenir de los seguidores de Guaidó, de Estados Unidos o de ambos. La primera medida fue detener a su jefe de gabinete, Roberto Marrero, acusándolo de orquestar actos de terrorismo sin ninguna prueba. Marrero continúa preso, sin reacción alguna.

Secretario de Estado Mike Pompeo el sábado 13 en Lima. Venezuela tema fijo.
Secretario de Estado Mike Pompeo el sábado 13 en Lima. Venezuela tema fijo.

La segunda medida ha sido impulsar a la Asamblea Constituyente a eliminar los fueros de los que goza Guaidó por ser diputado a la Asamblea Nacional. Para ello, el fiscal general Tarek William Saab inició una acusación por haber abandonado el país cuando estaba prohibido. A partir de la acusación fiscal, la Asamblea Constituyente autorizó que continúe la investigación a Guaidó, privándolo de sus fueros. No hubo reacción a esta medida.

El malestar popular afecta al gobierno, quien acusa a la oposición, en acuerdo con Estados Unidos y, ahora, con Chile y Colombia, de haber provocado el sabotaje eléctrico que afecta además el abastecimento de agua potable y la producción de petróleo (ya muy disminuida por simple ineptitud).

La reacción de Maduro a las movilizaciones ha sido elogiar a los colectivos que la oposición considera grupos paramilitares armados por el gobierno. Maduro los ha alentado a continuar  combatiendo a los opositores y ha llegado a afirmar que sus acciones son “cristianismo puro”.

El general en jefe, Vladimir Padrino López, sin embargo, emitió una orden según la cual los efectivos de la Fuerza Armada Bolivariana deberán “actuar contra cualquier grupo armado fuera de la ley” después de señalar que los colectivos fueron constituidos con fines culturales, sociales y económicos y no militares. Algunos han considerado que esta declaracion se debería  a las presiones en la Fuerza Armada; otros, que ha repetido sus dichos anteriores sin que fueran seguidos.

Coherente con su estrategia, Guaidó convocó a los empleados públicos a manifestarse el lunes 8 de abril y llamó a otra manifestación masiva el miércoles 10. La manifestación del sábado activó 385 puntos de reunión en toda Venezuela; se prevé que la del miércoles 10 active más de 400 y se han conformado 2,500 grupos de apoyo.

BUENA NOTICIA, AL FIN
El 15 de abril debería comenzar la distribución de ayuda humanitaria a través de la Cruz Roja Internacional, con el apoyo de Cáritas de la Iglesia Católica, según anunció el 29 de marzo pasado el presidente de su Federación, Francesco Rocca. Usarán un sistema similar al empleado en Siria. China envió 75 toneladas de ayuda humanitaria a Venezuela que ingresaron sin problemas.

¿MANOTAZO DE AHOGADO?
El 6 de abril, Maduro reiteró que podía dialogar con la oposición y pidió a México, Uruguay, Bolivia y países de El Caribe que acompañaran a Venezuela. Guaidó rechazó la oferta que no es de “mediación” sino de “acompañamiento”, y ya se sabe en qué termina. Antes, los países mencionados conformaron un Mecanismo de Montevideo para diferenciarse del Grupo de Lima. A ellos se sumaron siete países de la Unión Europea para conformar un Grupo de Contacto en la reunión de Quito. Finalmente, México optó por no participar en ningún grupo que incluyera la celebración de elecciones libres y democráticas como objetivo de sus acciones, lo cual revela lo persistente que es el gen PRIista de López Obrador. El propio papa Francisco envió una inusual carta a Maduro meses atrás, tras una solicitud semejante, recordándole que pese a los esfuerzos de la Santa Sede, el diálogo fracasó por los incumplimientos de su gobierno. A esta altura de los acontecimientos, la palabra de Maduro está más devaluada que el bolívar.