Apagón se va por la semana. Produ ce muertes, incluso de recién nacidos, y agrava situación humanitaria. Venezolanos van en la búsqueda de agua por parques públicos.
Apagón se va por la semana. Produ ce muertes, incluso de recién nacidos, y agrava situación humanitaria. Venezolanos van en la búsqueda de agua por parques públicos.
Edición 2581: Jueves, 14 de Marzo de 2019

De la Crisis al Colapso

Escribe: Luis F. Jiménez | Una catástrofe nunca vista en el hemisferio en un país sin guerra ni desastre natural.

Apagón se va por la semana. Produ ce muertes, incluso de recién nacidos, y agrava situación humanitaria. Venezolanos van en la búsqueda de agua por parques públicos.
Apagón se va por la semana. Produ ce muertes, incluso de recién nacidos, y agrava situación humanitaria. Venezolanos van en la búsqueda de agua por parques públicos.

Después de días de corte del servicio eléctrico en Venezuela, Nicolás Maduro acusó, nuevamente, al imperialismo de haberlo saboteado con avanzadas armas cibernéticas y “electromagnéticas”y a la Asamblea Nacional opositora de ser un instrumento de EE.UU. al que pedirá una intervención militar. Permite parafrasear a Cicerón y clamar “hasta cuando, Nicolás, abusarás de muestra paciencia”.

Tinieblas del populismo

Queda claro que los déficit del servicio eléctrico eran graves y llevaron a Hugo Chávez, en 2007, a unificar las diversas empresas en una sola gran empresa pública –Corpoelec– que siguió las pautas empresariales propias del populismo:

–Pomposas promesas de resolver los graves problemas que los afectaban.

–Despedir a ingenieros y técnicos altamente calificados por carecer de espíritu revolucionario, y reemplazarlos por militantes del PSUV en los niveles medios y por militares de alta graduación en los superiores caracterizados estos por una disciplina  inversamente proporcional a sus conocimientos sobre la generación de energía termoeléctrica.

–Todo ello aderezado con las infaltables presiones “técnicas” de los asesores cubanos y altísimas dosis de corrupción (se habla de US$ 100 mil millones invertidos en el sector  eléctrico desde entonces).

Los trabajadores habían denunciado las lamentables condiciones en las que desempeñaban sus labores y dos semanas atrás alertaron sobre la inminencia de un colapso del servicio.

Debe notarse que similar procedimiento ha sido aplicado a PDVESA, con la consiguiente reducción de la producción de crudo, a las unidades de producción agrícolas que fueron expropiadas y entregadas a sus trabajadores y hoy están todas quebradas –con el subsecuente paro en la producción de alimentos– y a muchas empresas claves más.

Venezolanos van en la búsqueda de agua por parques públicos.
Venezolanos van en la búsqueda de agua por parques públicos.

La crisis eléctrica resultante se ha transformado ya en un colapso pues afecta todos los servicios públicos, incluida la producción de petróleo (en caída libre). Las lamentables condiciones en que está viviendo la población sin luz, sin medios de pago pues las tarjetas no pueden ser procesadas, con los servicios hospitalarios ya en estado crítico y ahora sin fluido eléctrico (se calcula que son más de 20 las personas fallecidas por esta razón aunque otros hablan de 30).

A ello debe sumarse la falta de transporte público, pues el Metro de Caracas funciona con electricidad, así como las bombas de expendio de combustible que están parcialmente paralizadas. El Internet y las conexiones telefónicas también estaban afectadas. Los alimentos faltos de refrigeración se deterioran y la administración pública y otros servicios, incluidas las escuelas, no pueden funcionar. El agua escasea y aumenta la desesperación de la gente que se torna violenta. Los saqueos han comenzado, acicateados por las carencias, y los colectivos armados chavistas y los servicios especiales de la Policía (FAES) reprimen con violencia las protestas de la gente. En este marco, Estados Unidos anunció que retira todo su personal diplomático de Venezuela, pues su presencia en el país “restringe sus opciones de política” (¿?).

Saqueo en un supermercado de Caracas terminó con unos 40 detenidos.
Saqueo en un supermercado de Caracas terminó con unos 40 detenidos.

La ineptitud y la corrupción han destruido el aparato productivo venezolano que llevará décadas reconstruir. Los anuncios del gobierno de la inminente solución energética han llevado a otras tantas frustraciones, encubiertas con el argumento de la “guerra eléctrica” y del “hackeo” del sistema sin presentar ninguna prueba ni explicar por qué ocurrió la crisis.

Sectores mayoritarios culpan al gobierno y consideran que debe ser reemplazado cuanto antes. El presidente encargado Juan Guaidó ha anunciado que comenzará una gira por todo el país para convocar a una gran marcha sobre Caracas en fecha por determinar. La Asamblea Nacional declaró el “Estado de Alarma Nacional” ante la crisis energética que no se sabe cuándo será superada.

Las Fuerzas Armadas, sin embargo, mantienen firme su apoyo a Maduro y no se han producido más defecciones significativas. Ello ha llevado a algunos a considerar que existe un empate entre el gobierno y la oposición. La estrategia opositora es continuar con la movilización popular y capitalizar el desastre creado por Maduro al que el Grupo de Lima responsabilizó de la crisis, mientras connotados opositores volvieron a pedir una intervención militar humanitaria. Guaidó reiteró que “todas las opciones están sobre la mesa”.

La dinámica del proceso lleva a pensar que el colapso hace inevitable la salida de Maduro y que las opciones diplomáticas deben explorarse con mayor énfasis ahora para permitir que esa salida ocurra de manera pacífica e inmediata. Uruguay, México y el Papa, que hablan con Maduro, deberían convencerlo. De no ocurrir esto pronto, la violencia puede adueñarse de una sociedad desesperada. Ya existen bandas criminales operando con saqueos y ataques personales y la violencia crece.