Bolsonaro fue apuñalado a principios de año pero su candidatura se mantuvo entera. Está en contra del aborto, apoya la pena de muerte y defiende liberalización de armas.
Bolsonaro fue apuñalado a principios de año pero su candidatura se mantuvo entera. Está en contra del aborto, apoya la pena de muerte y defiende liberalización de armas.
Edición 2560: Jueves, 11 de Octubre de 2018

El Bolsón de Bolsonaro

Escribe: Jaro Adrianzén | Apoyo evangélico a Jair Bolsonaro en Brasil evidencia protagonismo político de iglesias latinoamericanas. Pastores peruanos no se quedan.

Bolsonaro fue apuñalado a principios de año pero su candidatura se mantuvo entera. Está en contra del aborto, apoya la pena de muerte y defiende liberalización de armas.
Bolsonaro fue apuñalado a principios de año pero su candidatura se mantuvo entera. Está en contra del aborto, apoya la pena de muerte y defiende liberalización de armas.

Partamos de una premisa: no existe el voto confesional. Los evangélicos no eligen necesariamente al candidato evangélico. Ni aquí ni en ninguna parte de América Latina. Si su voto respondiera a la confesionalidad, Humberto Lay no hubiera obtenido un 4% en las elecciones del 2006, cuando la población evangélica en el Perú alcanzaba el 12%. En su nuevo libro Evangélicos y poder en América Latina (IESC y Konrad Adenauer Stiftung, 2018), el exministro del Interior y profesor de posgrado de la Universidad del Pacífico, José Luis Pérez Guadalupe, junto a especialistas de 10 países, detalla cómo el patrón se repite en la región. Por ahora los evangélicos no tienen potencial político pero sí potencial electoral. Y lo del último fin de semana en Brasil es un botón de prueba. 

Pastor brasileño en Perú, Marcos Peña. Iglesia Metodista es más moderada.
Pastor brasileño en Perú, Marcos Peña. Iglesia Metodista es más moderada.

El ultraconservador Jair Bolsonaro (63) se impuso en la primera vuelta del domingo 7 de octubre con 46,03%. Su oposición al aborto le valió el respaldo de millones de evangélicos. Además, respalda la pena de muerte y defiende la liberalización de las armas. “Es una mezcla entre Trump y Urresti”, precisa Pérez Guadalupe. Bolsonaro irá a la segunda vuelta del próximo 28 de octubre contra el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad (29,28%).

Santana apoyó al Keiko Fujimori. Tiene un kit para inscribir a su partido.
Santana apoyó al Keiko Fujimori. Tiene un kit para inscribir a su partido.

En Brasil la población evangélica bordea a los 50 millones (25%). El candidato de derecha recibió el espaldarazo de líderes como Edir Macedo, de la Iglesia Universal del Reino de Dios, y José Wellington Bezerra da Costa, de la Asamblea de Dios. El académico Ari Pedro Oro afirma que la Iglesia Universal le ha dado un nuevo significado a la votación y la política en general, poniendo ambas cosas en su propia “lógica religiosa”. “Cuatro años atrás, los evangélicos apoyaron a Dilma Rousseff, de izquierda. Y ahora apoyan a la ultra derecha”, apunta Pérez Guadalupe, quien el año pasado abordó la relación entre los evangélicos y la política en el libro Entre el Dios y el César (CARETAS 2511). “No es el tema ideológico, sino quién se acerca más a tus intereses. No son políticos evangélicos sino evangélicos políticos”, agrega. Una versión eclesiástica del amor al chancho antes que al chicharrón. Se trata de un voto denominacional antes que de un voto confesional. En el primero se respalda a la denominación: votan por el candidato que coincida con la agenda de su iglesia, indistintamente de la orilla ideológica.

Mirta Lazo, de Agua Viva, es investigada por lavado de activos.
Mirta Lazo, de Agua Viva, es investigada por lavado de activos.
Hoy las agrupaciones evangélicas se han convertido en efectivos grupos de presión social, sostiene el exministro. En el Perú fueron los evangélicos de Con mis hijos no te metas quienes abonaron la salida de Jaime Saavedra y Marilú Martens por el enfoque de género en el currículo escolar. Aunque también hay representantes moderados como los de la Iglesia Metodista, quienes ven el enfoque de género como una oportunidad antes que un problema.

“La bancada evangélica es un grupo de interés. La otra característica es la corrupción, hay una gran mayoría que está acusada. Ser evangélico no te excluye de adoptar los mismos defectos de otros políticos”, argumenta Pérez Guadalupe. El problema se agudiza tras echar una mirada al poder adquisitivo de iglesias neopentecostales como El Aposento Alto o Agua Viva, alimentada por jugosos diezmos que pagan ciegamente los fieles. Ese dinero sería la base de una poderosa maquinaria proselitista. El cuestionado pastor Santana ya tiene un kit electoral con el que pretende inscribir a su partido Perú Nación Poderosa. Y Pedro Hornung y Mirta Lazo (excongresista de Restauración Nacional), matrimonio que dirige Agua Viva, son investigados junto a sus hijos por presunto lavado de activos. Se  detectó que en conjunto poseen 218 inmuebles, 26 empresas y 30 vehículos. Si bien Agua Viva no ha anunciado un interés político partidario, participa activamente de las marchas de Con mis hijos no te metas. Es un grupo de presión.

Pérez Guadalupe presentará nuevo libro el 25 de octubre en el Hotel Hilton.
Pérez Guadalupe presentará nuevo libro el 25 de octubre en el Hotel Hilton.

Pérez Guadalupe avizora que en el Perú el peligro es más social que político, pero no descarta que la agenda moral pueda copar las políticas públicas. Y se pregunta si el caso de Brasil y Bolsonaro es aislado o se convertirá en el nuevo “patrón de la región”. A estas alturas, de más está decir que la fe mueve curules. Cada día más.

Loading...