Caras largas del presidente Evo Morales y la delegación boliviana tras el categórico fallo, en La Haya. Derecha, Piñera celebró el resultado en Antofagasta.
Caras largas del presidente Evo Morales y la delegación boliviana tras el categórico fallo, en La Haya. Derecha, Piñera celebró el resultado en Antofagasta.
Edición 2559: Jueves, 4 de Octubre de 2018

Evolución Caliente

Caras largas del presidente Evo Morales y la delegación boliviana tras el categórico fallo, en La Haya. Derecha, Piñera celebró el resultado en Antofagasta.
Caras largas del presidente Evo Morales y la delegación boliviana tras el categórico fallo, en La Haya. Derecha, Piñera celebró el resultado en Antofagasta.

El lunes último, la Corte Internacional de Justicia desestimó la obligación de Chile a negociar una salida soberana  al mar con Bolivia. La Corte de La Haya ratificó así el Tratado de Límites de 1904 entre ambos países. Pacta sunt servanda;  “lo pactado obliga”. Los actos propios de Estado no generan derecho. “La CIJ interpretó correctamente que una sentencia heterodoxa  iba a abrir una caja de Pandora en el mundo entero”, sostuvo Fernando Rojas Samanez, exembajador del Perú en La Paz (2006 - 2010) y Santiago de Chile (2014 - 2016). La categórica sentencia de la CIJ  es a su vez un duro golpe a las pretensiones reeleccionistas de Evo Morales. El mandatario boliviano pretende reelegirse contra viento y referéndum por cuarta vez en febrero próximo. Evo ha utilizado la aspiración boliviana del mar para entronizarse en el poder 16 años. El Perú observa con mucho cuidado la evolución política en el altiplano. “Siendo el tema estrictamente bilateral entre Bolivia y Chile, es necesario retomar vías integradoras entre el norte de Chile, el occidente boliviano y el sur del Perú”, sostuvo peruano.

Loading...