Mural en Bosmont (Sudáfrica) del artista sudafricano Jhon Adams (43)
Mural en Bosmont (Sudáfrica) del artista sudafricano Jhon Adams (43)
Edición 2547: Jueves, 12 de Julio de 2018

Mandela Centenario

Por: Lensky Davila | El legado político y cultural del mítico personaje a 100 años de su nacimiento.

Mural en Bosmont (Sudáfrica) del artista sudafricano Jhon Adams (43)
Mural en Bosmont (Sudáfrica) del artista sudafricano Jhon Adams (43)

Mandela fungiendo de abogado luego del juicio en Johannesburgo (1961).
Mandela fungiendo de abogado luego del juicio en Johannesburgo (1961).
A un siglo de su nacimiento (el 18 de julio de 1918), Nelson Rolihlahla Mandela queda como el recuerdo más cercano del líder férreo pero dócil, un ícono político que promulgaba la reconciliación pese a los duros momentos que le tocaron vivir. Pasó por un encarcelamiento de 18 años en la isla de Robben Island, y de otros 9 en las prisiones de Pollsmoor y de Victor Verster. Todas ocurrieron en su país natal. Luchó contra los hostigamientos a los que los afrodescendientes eran sometidos y se inscribió en la historia mundial como el baluarte que derrocó el apartheid de décadas que se vivía en Sudáfrica.

El hondo recuerdo del otrora príncipe Xhosa, ganador del premio Nobel de la Paz en 1993, quedó grabado gracias al misticismo que alcanzó el líder anticolonialista tras convertirse en el primer presidente negro elegido democráticamente en la aún convulsionada Sudáfrica de 1994. Los vestigios de Mandela en el mundo son un sello inequívoco de la superioridad de la paz sobre la guerra. Una muestra clara son los diversos murales en Sudáfrica referentes a ‘Madiba’ y su lucha contra el racismo. Entre los que más destacan están los dos de la ciudad de Johannesburgo; el de la calle Braamfontein (2014) y el del suburbio de Bosmont, en donde el artista sudafricano Jhon Adams  muestra a Mandela con el mapa de África en su palma izquierda.

Celda de Mandela en la cárcel de máxima seguri    dad de Robben Island “el Alcatraz sudafricano”.
Celda de Mandela en la cárcel de máxima seguri    dad de Robben Island “el Alcatraz sudafricano”.

En el año 1951 pasó a ser parte de la liga juvenil del Congreso Nacional Africano (CNA). Y en 1962 viajó a diversos países africanos para pedir el respaldo y el financiamiento que ayudó a retener la violenta represión del gobierno hacia sus opositores. Esta acción ocasionó su encarcelamiento por sabotaje, traición y conspiración. Fue sentenciado a cadena perpetua en el juicio de Rivonia. Y así emergió la semilla del líder, que fue forjándose como el ícono mundial de la lucha contra el apartheid. ‘Tata’, nombre cariñoso que usaban los sudafricanos para referirse a él, sufrió largos años de trabajos forzados y diversas vejaciones que, según sus amigos de celda,  lo convirtieron en un hombre más sereno y profundo.

Hay más de 10 películas sobre Madiba. Dereceha: portada del New Yorker (2013).
Hay más de 10 películas sobre Madiba. Dereceha: portada del New Yorker (2013).

Mandela vistiendo un traje Thembu.
Mandela vistiendo un traje Thembu.
Para el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa Mandela tenía todo claro. El líder había llegado al punto de superponer sus ideas sobre el corazón. “Lo extraordinario de lo ocurrido con Mandela en esos años de espanto vividos en el infernal sistema penitenciario de Robben Island”, escribe MVLL “es que, en vez de impregnarse de odio y rencor, llegara al convencimiento de que la única manera sensata de resolver el problema de África del Sur era una negociación pacífica con el gobierno racista del apartheid”. Y la llevó a cabo, a pesar de las críticas del radicalismo afrodescendiente. 

Luego de su liberación, el 11 de febrero de 1990, Mandela dijo: “estoy parado aquí ante ustedes no como un profeta, pero sí como su humilde servidor. Sus incansables y heroicos sacrificios han hecho posible que hoy yo esté aquí. Por lo tanto, pongo el resto de los años de mi vida en sus manos”.

En su mandato presidencial, que inició en 1994, trabajó para introducir por completo la democracia en un país en el que la violencia, discriminación e injusticia dominaron durante décadas. Siempre con una consigna clara, que luego escribiría en su libro Camino Hacia la Libertad (1994): “aprendí que la valentía no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre el mismo. El hombre valiente no es el que no siente temor, sino aquel que lo conquista”. Encomiable labor antirracista para la posteridad.

Bienvenida al ‘Tata’ luego de su liberación, el 2 de febrero de 1990.
Bienvenida al ‘Tata’ luego de su liberación, el 2 de febrero de 1990.

Loading...