Los hackers no tienen más de 30 años. Hay lo llamados White Hats (lo que defienden) y los Black Hats (los que atacan).
Los hackers no tienen más de 30 años. Hay lo llamados White Hats (lo que defienden) y los Black Hats (los que atacan).
Edición 2529: Jueves, 8 de Marzo de 2018

Ciberseguridad ya no es Ciencia Ficción

Escribe: Diana Zileri | Los ataques cibernéticos ocurren todos los días y hay que ser consciente de ello. Israel, sede de CyberTech, la mayor feria del sector, tiene todo un ecosistema bien montado.

Los hackers no tienen más de 30 años. Hay lo llamados White Hats (lo que defienden) y los Black Hats (los que atacan).
Los hackers no tienen más de 30 años. Hay lo llamados White Hats (lo que defienden) y los Black Hats (los que atacan).

La amenaza de un ataque cibernético va en incremento. Por un lado, la tecnología avanza y cada vez más el mundo está conectado a través de computadoras. Todos estamos en riesgo de ser hackeados.
Israel es el país de las llamadas empresas startups. Después de China tiene el mayor número de compañías registradas en el índice Nasdaq que agrupa las pequeñas y medianas empresas de alta tecnología en electrónica, informática, telecomunicaciones y biotecnología.

Caballo de Troya construido con partes de computadoras y teléfonos móviles infectados con virus busca concientizar a las personas sobre los ataques cibernéticos.
Caballo de Troya construido con partes de computadoras y teléfonos móviles infectados con virus busca concientizar a las personas sobre los ataques cibernéticos.
En sus 70 años de existencia, Israel se ha convertido en uno de los líderes  globales en temas de innovación. Desde los años 90 el gobierno apostó por el desarrollo de compañías de tecnología y la industria de la computación. Tanto es así que en el 2010 se creó el Centro de Investigación Cibernética Interdisciplinarios Blavatnik (CICR) en la Universidad de Tel Aviv y donde actualmente tiene alrededor de 250 investigadores. Un número importante considerando la población de Israel pero también a nivel mundial.

Quien lo dirige es el profesor Isaac Ben Israel, exgeneral del ejército israelí, que durante los últimos 30 años ha estado involucrado en todos los pasos importantes que se dieron hasta lo que ahora se conoce como el ecosistema cibernético israelí.

Ben Israel elaboró las primeras recomendaciones que le hizo al presidente Benjamin Netanyahu para que su país no solo se defienda de los ataques sino desarrolle la tecnología adecuada y además se fomenté la conciencia sobre las amenazas cibernéticas que ahora no solo afectan a países como Israel “por la situación geopolítica y también porque está suficientemente computarizado” sino al mundo entero.

En Israel este ecosistema funciona bajo tres elementos fundamentales: educación, donde se  enseña los principios y la teoría acerca de ciberseguridad. Tanto es así que toda universidad de Israel tiene en su currículum un curso de ciberseguridad. Industria, es el segundo elemento que para lograr mantenerla es necesario “depender de la exportación de la tecnología”. Y por último el gobierno es el ente regulador del ecosistema.

Como la amenaza es mundial, los expertos en Israel aseguran que “es importante que exista una colaboración mutua”, por ejemplo en la Unión Europea existe el General Data Protection Regulation (GDPR) que establece la legislación que protege la información privada de los usuarios de internet.

Isaac Ben Israel, director del CICR de la Universidad  de Tel Aviv.
Isaac Ben Israel, director del CICR de la Universidad  de Tel Aviv.

Solo en el 2017, en Israel se invirtieron US$ 83.5 mil millones en el ecosistema de la ciberseguridad. La razón es porque estos ataques son cada vez  más sofisticados y ahora no solo afectan instalaciones de gobierno o militares sino servicios como bancos, hospitales, sistema eléctrico o de agua en una ciudad y donde la vida de las personas se ven afectadas.

Miles de ataques cibernéticos atraviesan el ciberespacio mundial todos los días pero solo algunos llegan a darse a conocer en los titulares de la prensa. Uno masivo reciente, conocido como WannaCry, ocurrió en mayo del 2017. Este virus afectó a 300,000 computadores en hospitales, empresas y oficinas de gobierno de 150 países.  

Un hacker, que de acuerdo al perfil de las personas que conocen este mundo, señalan que es una persona de menos de 30 años. Muchos de ellos comienzan a dedicarse a esto no por dinero sino por el simple placer de lograr encontrar la vulnerabilidad en el sistema de cómputo de su blanco.  Para las empresas e instituciones el desafío es encontrar a los buenos y lograr que se queden.

El Perú no está lejos de este ecosistema cibernético. Alex Celli de la empresa Cipher, asegura que en nuestro país hay alrededor de 300 hackers “fuertes”. El tipo de hackeo  que más sucede en el Perú es “el espionaje industrial” porque “es el más rentable”. Aquí la misión es robar las bases de datos.
De acuerdo a Celli, “la seguridad es inversamente proporcional a la comodidad”. Hay que saber dónde uno abre su computadora, laptop y también ser disciplinado en cambiar las claves de manera constante. Están advertidos.

Loading...