En Guta Oriental no se respeta el alto al fuego, entorpeciendo la urgente misión humani  taria de Naciones Unidas, y a pesar de la presión de Canadá, Kuwait y otros países.
En Guta Oriental no se respeta el alto al fuego, entorpeciendo la urgente misión humani taria de Naciones Unidas, y a pesar de la presión de Canadá, Kuwait y otros países.
Edición 2528: Viernes, 2 de Marzo de 2018

El Perú y el Fuego Sirio

Entrevista: Julio Heredia | La guerra interna desangra a Siria mientras nuestro país es ahora miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

En Guta Oriental no se respeta el alto al fuego, entorpeciendo la urgente misión humani  taria de Naciones Unidas, y a pesar de la presión de Canadá, Kuwait y otros países.
En Guta Oriental no se respeta el alto al fuego, entorpeciendo la urgente misión humani taria de Naciones Unidas, y a pesar de la presión de Canadá, Kuwait y otros países.

El 24 de febrero el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó una resolución de alto al fuego inmediato en Siria, donde el régimen de Bachar el Asad combate con ferocidad a los rebeldes, herederos extremistas de Al Qaeda, y se trata de acabar también con el último bastión del llamado Estado Islámico. El Perú es miembro del CS desde el primer día de este 2018 y lo será hasta el último de 2020. Sobre la participación de nuestro país en este escenario de conflicto también diplomático, conversamos con el embajador Gustavo Meza Cuadra, nuestro representante ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

A los 5 miembros permanentes, se suman 10 elegidos por dos años.
A los 5 miembros permanentes, se suman 10 elegidos por dos años.
 
Respecto del conflicto en Siria se sabe que el CS ha sido escenario de tensiones entre Rusia, por un lado, y de las naciones occidentales, por el otro, ¿cuál ha sido la actitud peruana respecto de esta situación?

–El Perú mantiene una posición principista sobre los diferentes escenarios de crisis humanitaria. La necesidad de proteger a la población civil, en línea con el derecho internacional humanitario, no puede estar supeditada a intereses o consideraciones políticas. Mantenemos muy buenas relaciones con los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, y también con los miembros elegidos. Ello nos permite sostener posiciones balanceadas y, en lo posible, contribuir a la unidad del Consejo de Seguridad en torno a estas importantes cuestiones.

–En el tema específico del alto al fuego en Siria, el Perú, como miembro no permanente del CS, ¿ha tenido algún rol particular que cumplir en la formulación del “ultimátum”?

–No se ha planteado un ultimátum. La resolución 2041, adoptada el pasado 24 de febrero, exige un alto al fuego sin demora y que todas las partes colaboren durante al menos 30 días para facilitar la prestación de ayuda humanitaria. El Perú abogó consistentemente por el cese al fuego y por mantener la unidad del Consejo en torno a esta emergencia humanitaria. Fuimos el primer país en patrocinar la propuesta hecha por Suecia y Kuwait. Finalmente la resolución fue adoptada por unanimidad: los quince miembros votamos a favor.

–¿Podríamos saber los elementos que entramparon la decisión respecto del alto al fuego en Siria?

–Existen diferencias políticas y estrategias principalmente entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Pero en este caso, la discusión principal se centró en el momento de inicio del alto al fuego y en las dificultades para implementarlo en el terreno. El Perú consideró importante que la resolución se implemente de inmediato.

Embajador Gustavo Meza Cuadra.
Embajador Gustavo Meza Cuadra.

–¿Qué otros hechos permitieron adoptar finalmente un acuerdo referente a Siria?

Los diez miembros electos del Consejo se mantuvieron unidos durante todo el proceso en apoyo a los facilitadores, Suecia y Kuwait. En un momento de impasse entre los miembros permanentes, hicimos una aparición conjunta ante la prensa para transmitir un mensaje de urgencia y unidad.

–¿El peso del Perú es relevante dentro del CS?

Somos percibidos como un país comprometido con el multilateralismo, el derecho internacional y la solución pacífica de las controversias. Nuestras posiciones son consistentemente ponderadas y equilibradas. Mantenemos muy buenas relaciones con todos los miembros del Consejo. Estos son activos de nuestra política exterior que nos dan un peso específico que se ve reflejado, por ejemplo, en la designación del Perú como presidente del Comité contra el Terrorismo, probablemente el órgano subsidiario más importante. El Perú tiene además una experiencia exitosa en este tema prioritario en la agenda del Consejo.

 –El Perú es además miembro del Consejo de Derechos Humanos de NNUU en este mismo momento, ¿esto le confería una voz con mayor significación en esta coyuntura?

–Si bien el Consejo de Derechos Humanos está en Ginebra, mantenemos una estrecha coordinación con nuestra misión en esa otra sede y, por supuesto, con nuestra Cancillería. En algunos casos los temas de agenda son comunes, aunque tratados desde distintas perspectivas. Nuestra participación en el Consejo de Derechos Humanos refleja la consistencia de la política exterior peruana en la defensa y promoción de los derechos humanos. A esto, le asignamos también prioridad en los casos que nos toca seguir en el Consejo de Seguridad.

–¿Qué podría pasar en Siria en los próximos días y meses?

–En la coyuntura actual, estamos enfocados en la implementación del alto al fuego humanitario que acabamos de acordar. De otro lado, se está buscando avanzar en un acuerdo político que, entre otros elementos, incluye el establecimiento de un comité para que los sirios negocien una nueva Constitución. El escenario es incierto e inestable y se requiere de la voluntad y el compromiso de los propios sirios y del apoyo de las potencias regionales y mundiales involucradas en el conflicto.

Loading...