Ministra Cayetana Aljovín: "Perú como anfitrión de la Cumbre de las Américas puede invitar o desinvitar".
Ministra Cayetana Aljovín: "Perú como anfitrión de la Cumbre de las Américas puede invitar o desinvitar".
Edición 2527: Jueves, 22 de Febrero de 2018

Cumbre de la discordia

Escribe: Luis F. Jiménez |

Ministra Cayetana Aljovín: "Perú como anfitrión de la Cumbre de las Américas puede invitar o desinvitar".
Ministra Cayetana Aljovín: "Perú como anfitrión de la Cumbre de las Américas puede invitar o desinvitar".

“No me quieren ver en Lima. Me van ver. Porque llueva, truene o relampaguee, por aire, tierra o mar llegaré a la Cumbre de las Américas con la verdad de la patria de Simón Bolívar” (Nicolás Maduro, 15/2/18).

La advertencia de Maduro, que suena a amenaza, cobra visos de ejecución pues en Lima nunca llueve, truena ni relampaguea. Un cielo diáfano lo espera. Pero ¿podrá entrar?

En el Perú, como es habitual, discuten quienes sostienen  que el presidente Pedro Pablo kuczynski (PPK) tiene la facultad inherente a su cargo de decidir quién ingresa o no a la jurisdicción del Perú y quienes argumentan que Maduro tiene el “derecho” de asistir a la VIII Cumbre de las Américas pues le corresponde esa prerrogativa en el marco de la OEA por ser jefe de estado.

La Cumbre de las Américas, a realizarse el 13 y 14 de abril próximos, fue concebida para alcanzar acuerdos y resolver problemas pero se ha convertido, paradójicamente, en fuente de graves controversias entre los Estados del hemisferio.

En el centro está la dramática situación de Venezuela cuya crisis humanitaria, económica y política no logró encaminarse a través de una solución electoral y pacífica al decidir el gobierno fijar de manera unilateral la fecha de las próximas elecciones presidenciales. Como es sabido, esto condujo al colapso del diálogo entre oposición y gobierno que se realizaba en R. Dominicana. Roto el diálogo, los países del Grupo de Lima apoyaron la decisión del presidente peruano Pedro Pablo Kuszinsky (PPK) de retirar la invitación que había cursado al presidente Nicolás Maduro para que asistiera a la Cumbre.

Para ello se basaron en la declaración de Quebec de la III Cumbre de las Américas de 2001 que decidió que “cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático de un Estado del hemisferio constituye un obstáculo insuperable para la participación del gobierno de dicho Estado en el proceso de las Cumbres de las Américas”. Este acuerdo de los mandatarios en la Cumbre de Quebec priva de sustento a quienes consideran que Maduro tiene derecho a participar en la Cumbre de Lima.

Hay que notar, por otra parte, que el artículo 16 de la Carta de la OEA dispone que “la jurisdicción de los Estados en los límites del territorio nacional se ejerce igualmente sobre todos los habitantes, sean nacionales o extranjeros”. Maduro, por tanto, queda sujeto a la jurisdicción peruana sin que pueda argumentarse que por ser jefe de estado tenga prerrogativas superiores a las del jefe de estado anfitrión. Por eso fue necesaria la invitación para asistir pues equivaldría a una visa de entrada al país. La Cumbre, por fin, no es un órgano de la OEA sino una actividad que se desarrolla en su seno.

Cabe señalar que si un organismo internacional asumiera prerrogativas superiores a las de los Estados que lo constituyen, generaría un caos jurídico internacional. La única manera en que un Estado conceda facultades especiales a un organismo internacional es a través de un tratado adoptado de conformidad con las normas vigentes en el estado que se obliga.

Puede aportarse al debate, señalando que en el derecho internacional de las organizaciones existe la tendencia a conceder participación a sus integrantes en las decisiones sobre las invitaciones. Pero es, por ahora, una tendencia y no una norma. Sería prudente, en el futuro, que las invitaciones se traten en el Grupo de Trabajo de la OEA sobre la próxima Cumbre.,

FUTURO INCIERTO

El asunto, en los términos que está planteado, traerá cola. La insistencia de Maduro de acudir a la Cumbre hace pensar que tratará de forzar su participación como intentó hacerlo la entonces canciller Delcy Rodríguez en Buenos Aires cuando Venezuela fue excluida de las deliberaciones del Mercosur.

En este caso, cabe preguntarse qué medidas adoptará el gobierno peruano en caso que un avión transportara a Maduro. La canciller Aljovin ha mencionado que se examinan diversas medidas administrativas. ¿No le permitirán el acceso a Maduro a través de migraciones? ¿Se impedirá el sobrevuelo del espacio aéreo peruano? Las opciones son diversas y van desde lo embarazoso a lo peligroso.

A la Cumbre asistirán mandatarios solidarios con el gobierno de Maduro como el boliviano Evo Morales que sostuvo que las negociaciones en Dominicana fueron rotas por la oposición por orden de EEUU! Morales se “niega que la Cumbre sea utilizada como un golpe contra el gobierno bolivariano”. Varios gobernantes de Estados caribeños podrían asumir similar  posición, al igual que Nicaragua. Y Cuba, por supuesto.

Al respecto, es de señalar que Maduro busca, según expertos, implantar en Venezuela un régimen como el cubano. Y, sin embargo, Raúl Castro asistirá a la Cumbre sin ninguna limitación. En Cuba hoy se lleva a cabo un proceso “electoral” según pautas que la CIDH consideró, en 1983, totalitarias. Una extraña incongruencia.

Una posibilidad sería que los gobiernos más cercanos a Venezuela decidan boicotear la Cumbre y no asistan a ella. Cuba, Bolivia, quizá Nicaragua y algún país del Caricom. En este caso, es posible que los países caribeños se dividan. Esta sería la salida menos “cruenta”.

La Cumbre, sin embargo, se realizaría de todas maneras con la participación de Estados Unidos y los países de mayor influencia. No sería extraño que ellos decidieran doblar la apuesta y, en represalia, los latinoamericanos adoptarán sanciones a Venezuela similares a las ya impuestas por EEUU y la Unión Europea y que Estados Unidos adoptara sanciones petroleras. En este caso, a Maduro le saldría el tiro por la culata.

Faltan todavía dos meses para la Cumbre y habrá que ver que depara esta caja de sorpresas.

Loading...