EFE
Edición 2513: Martes, 14 de Noviembre de 2017

Venezuela: Al borde del Colapso

Escribe: Luis F. Jiménez | La situación en el país caribeño es tan grave que está a un paso del caos internacional.

EFE

 

Venezuela se despeña a un caos regional de proporciones. Standard and Poor´s declara el default parcial de la deuda venezolana cuando los acreedores se encuentran reunidos en Caracas para intentar una imposible reestructuración de la deuda. 

Al mismo tiempo, el diálogo se entrampa en República Dominicana, mientras que la Unión Europea aplica sanciones al gobierno venezolano y las FARC realizan un encuentro en la ciudad de Maracay con la idea de crear un partido político en Venezuela a semejanza del colombiano.

EL TAN TEMIDO Y MENTADO DEFAULT 

En la madrugada del 14 de noviembre, la calificadora de riesgo Estándar and Poor’s califico la deuda de Venezuela en “default parcial”; días antes, tres calificadoras de riesgo -incluso la calificadora china- habían rebajado la calificación de la deuda debido a que un incumplimiento era “altamente probable”. 

Leer: “Venezuela: Crisis sin fin”

Con el triunfalismo habitual, había comenzado en Caracas la reunión para reestructurar la deuda. Algunos observadores pensaban que todo estaba organizado para no NO funcionara. Por comenzar, presidía la reunión el vicepresidente Al Aisami, incluido en las sanciones del gobierno de EE.UU. por sus alegados vínculos con el tráfico de drogas; nadie puede hacer tratos con él. Esas mismas sanciones, además, impiden a los agentes financieros que concedan ninguna facilidad a Venezuela.

El gobierno, por su parte, no había presentado ningún plan económico que permitiera a los acreedores considerar que la situación mejoraría para asegurarles el cobro de la deuda de alrededor de US$150.000 millones. Sólo Vladimir Putin, por consideraciones estratégicas que solo él conoce pero que muchos sospechan, había tirado un pequeño hueso a Maduro ofreciéndole refinanciar US$3.000 millones.

IMPREVISTO DESARROLLO

Mientras, el Partido Comunista de Colombia informó sobre la convocatoria del primer encuentro para crear el partido político de las FARC, que se realizó el 11 y 12 de noviembre. El lugar en que se celebró la reunión es lo que provoca un sobresalto: Maracay, Venezuela.

Se supo desde tiempo atrás el profundo entendimiento de Hugo Chávez con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, hoy convertidas, por obra y gracia del proceso de paz impulsado por el presidente Juan Manuel Santos, en la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Este entendimiento Chávez/FARC condujo a la activa e importante participación de la Venezuela de Maduro en el proceso de paz cuyo escenario fue La Habana, Cuba; bajo la supervisión de los Castro, patriarcas de las revoluciones latinoamericanas.

Muchas cosas sorprendentes ocurrieron en este agitado período que comenzó con Chávez/Santos convertidos en los “mejores nuevos amigos” cuando éste fue el ministro de defensa de Uribe que diezmaba a los combatientes de las FARC y Chávez les brindaba santuario en Venezuela para protegerlos.

Se habló con insistencia que el entendimiento Chávez/FARC incluyó la participación de los bolivarianos en el lucrativo negocio del tráfico de drogas; las FARC eran ya el principal cartel del mundo. Se conoce, además, la estrecha relación del gobierno cubano con el venezolano, desarrollado por Chávez y potenciado aun más por Maduro, obediente alumno de los patriarcas.

Los aspectos operativos de esta íntima relación fueron ejecutados por los servicios de inteligencia cubanos que, desde antaño, habían establecido una estrecha relación con los venezolanos. Los cubanos no sólo conocían todo lo que ocurría en Venezuela sino que muchas veces lo originaban y supervisaban.

La celebración de esta reunión en Maracay constituye un avance sustantivo en el desarrollo de la fuerza política de la ex guerrilla, al amparo de los acuerdos de paz. El avance se produce expandiéndose geográficamente desde Colombia hacia la vecina Venezuela.

El Partido Comunista Colombiano sostiene que esta actividad internacionalista del FARC en Venezuela “es un ejercicio imprescindible en el actual y complejo escenario creado por el imperialismo, con la abierta y descarada complicidad del fascismo y la ultraderecha que arremete contra Venezuela.”

Esta expansión supone una intervención en la política interna de Venezuela lo cual exige contar con el beneplácito del gobierno de Maduro. Es pública, además, la arremetida de éste contra el presidente colombiano a quien acusa de provocar los problemas económicos de Venezuela, de acuerdo con el gobierno de Donald Trump.

Este juego político del FARC, con un pie a cada lado de la frontera, debe ser motivo de grave preocupación para la complicada situación política venezolana y coincide con las preocupaciones expresadas por el director de la CIA (El Nuevo Herald 11/5/17) sobre la existencia de milicias armadas en Venezuela. Esta peligrosa actividad, incentivada por la creación de las milicias armadas y los colectivos por parte de Hugo Chávez, es objeto del atento seguimiento de la inteligencia cubana.

Vladimir Putin, por su parte, no está lejos (Leer: CARETAS “Venezuela la Siria del Caribe”). Su ajedrez geoestratégico es para él fundamental, no solo por las grandez riquezas de la Faja del Orinoco, sino por la importancia de afirmarse en Cuba y Venezuela, afectando un país aliado de EE.UU. como es Colombia.

Las repercusiones de este complejo escenario en América del Sur y El Caribe llevan a pensar que Venezuela podría convertirse en una amenaza a la paz y la seguridad en el corazón mismo del hemisferio occidental. A ello se suma el defaut de la deuda, la hiperinflación y la desgarradora crisis humanitaria. Como dicen los españoles: “¡Dios nos coja confesaos!”.

Loading...