Alberto Nisman estaba en el baño de su depar  tamento, con un tiro en la cabeza.
Alberto Nisman estaba en el baño de su depar tamento, con un tiro en la cabeza.
Edición 2510: Jueves, 19 de Octubre de 2017

La Muerte del Fiscal Nisman

Escribe: Luis F. Jiménez | No habría sido un suicidio, sino un asesinato. Tormenta política sacude las elecciones argentinas, el próximo 22.

Alberto Nisman estaba en el baño de su depar  tamento, con un tiro en la cabeza.
Alberto Nisman estaba en el baño de su depar tamento, con un tiro en la cabeza.

Un reciente informe pericial de Gendarmería argentina concluye que la muerte del fiscal Alberto Nisman fue un homicidio. Las elecciones legislativas del 22 de octubre próximo, en las que Cristina Fernández de Kirchner se presenta como candidata a senadora, y la citación judicial para que preste declaración indagatoria sobre el caso Nisman, vuelven a ubicarla en el centro de una polémica política en Argentina.

La muerte del fiscal argentino Alberto Nisman el 18 de enero de 2015 dio lugar a un encarnizado debate sobre el hecho mismo de su muerte: ¿Fue un suicidio o un homicidio?

El peritaje de los médicos forenses de la Corte Suprema de Justicia, meses después de la muerte del fiscal, afirmó que no podía concluirse que hubiese sido un homicidio. La Gendarmería Nacional cerró la posibilidad de un suicidio el 22 de septiembre pasado al concluir que se trató de un homicidio perpetrado por dos personas en el baño del departamento del fiscal.

El nuevo informe incluye la novedad del tabique nasal quebrado, golpes en los riñones y en el tobillo izquierdo y trazas de ketamina, un poderoso tranquilizante empleado para equinos.

CARETAS se ocupó del caso en sus inicios. (Ed. 2369, 2370, 2371, 2373 y 2413).

Debe notarse que la muerte ocurrió horas antes que Nisman concurriera al Congreso para exponer su denuncia contra la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner (CFK) y su canciller Héctor Timerman por haber firmado un acuerdo con Irán destinado, según el fiscal, a encubrir a los autores iraníes del atentado terrorista contra el local de la mutual judía AMIA que dejó 85 muertos en pleno centro de Buenos Aires en 1994.

EXTRAÑAS CIRCUNSTANCIAS
Desde el inicio mismo, el hecho fue rodeado de “extrañas” circunstancias. Nisman había quedado con su custodia (once personas) que lo buscaran a las 11:30 horas del 18 de enero; recién accedieron al cuerpo del fiscal doce horas después, a las 23:30 horas, acompañados de su madre y luego que buscaran un cerrajero, pues había problemas con la cerradura de su departamento.
Sugestivamente, todas las cámaras de seguridad del lujoso edificio ubicado en la exclusiva zona de Puerto Madero no funcionaban, por lo cual no pudo identificarse a quienes entraron o salieron del departamento de Nisman. Esta circunstancia dio lugar a considerar que se había declarado “zona liberada”.

Una vez ingresada la custodia, la primera persona en aparecer fue el secretario de seguridad Sergio Berni que no tenía nada que hacer en la escena del hecho, pues el fiscal no se había apersonado. ¿Cómo supo lo sucedido? ¿Qué base tenía para afirmar a la prensa que “todo apunta hacia un suicidio” sentando la idea central del argumento del gobierno?

Departamento de Nisman estaba ubicado en Puerto Madero. Las cámaras de seguri  dad no funcionaban. Decenas de personas ingresaron a la escena del crimen. Derecha, Nisman iba a acusar al gobierno de Kirchner de encubrir a los autores iraníes del atentado a AMIA.
Departamento de Nisman estaba ubicado en Puerto Madero. Las cámaras de seguri  dad no funcionaban. Decenas de personas ingresaron a la escena del crimen. Derecha, Nisman iba a acusar al gobierno de Kirchner de encubrir a los autores iraníes del atentado a AMIA.

También llamó la atención la cantidad de personas que accedieron al departamento del fiscal (entre 30 y 50) alterando por completo “la escena del crimen” y dificultando el relevamiento de pruebas (no se obtuvieron impresiones digitales, por ejemplo).

A estas extrañas circunstancias se agrega la reciente revelación de una verdadera “explosión” de llamadas de teléfonos celulares de personas vinculadas con los servicios de inteligencia (alrededor de 4,000 llamadas) entre las 9:00 horas (hora en que se habría producido la muerte) y las 23:30 horas en que la madre de Nisman accedió al departamento. ¿Qué sabían los espías que provocó esta tormenta de conversaciones? Hoy se examinan los contenidos para identificar los motivos.

PREGUNTAS SIN RESPUESTAS

Afirmar que la muerte de Nisman fue un homicidio abre un abanico de preguntas:
¿Quiénes fueron los autores materiales e intelectuales? ¿Por qué? ¿Quiénes decidieron la muerte? ¿Quiénes fueron cómplices o encubridores? ¿Qué papel jugaron los miembros del Poder Judicial y de los servicios de inteligencia, nacionales y extranjeros? ¿Qué peso tuvo el enfrentamiento de Israel con Irán? Las respuestas a estas preguntas alimentarán infinitas investigaciones y especulaciones en el futuro. De todas ellas escogeremos una:

¿Por qué?

¿Qué había investigado Nisman cuya revelación pudo provocar su muerte? Informes de prensa, que incluyen declaraciones del fiscal, indican que la investigación del atentado terrorista de 1994 estaba en curso y al asumir Néstor Kirchner designó a Nisman, quien examinó la penetración de Irán en América Latina.

El principal objetivo de Irán, se aduce, era acceder a la tecnología de enriquecimiento de uranio desarrollada por Argentina. Las gestiones estaban avanzadas cuando el entonces presidente Menem, a partir de un giro de aproximación a EE.UU., las canceló y nace la hipótesis que los atentados contra la embajada de Israel en Buenos Aires y después contra la AMIA fueron la reacción de Irán a esa cancelación.

Con el advenimiento de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela, los lazos con Irán se estrecharon y, según investigaciones consultadas, el presidente de Irán solicitó a Chávez que persuadiera a CFK, ya en el poder, para retomar las tratativas para obtener la tecnología nuclear. Estas tropezaban con las medidas adoptadas por Argentina contra Irán por su falta de cooperación judicial en las investigaciones; por considerar que en los atentados terroristas estaban involucrados funcionarios iraníes, se habían librado órdenes de captura a través de Interpol contra ellos (las alertas rojas). Esta hipótesis fue fortalecida por Nisman.

Nisman apareció muerto horas antes de denunciar ante el Congreso a Cristina Fernández de Kirchner, en enero del 2015.
Nisman apareció muerto horas antes de denunciar ante el Congreso a Cristina Fernández de Kirchner, en enero del 2015.

CFK y su canciller, a instancias de Chávez, se embarcaron en dos años de negociaciones con Irán y el 27 de enero de 2013 el canciller argentino y el iraní firmaron un memorándum de entendimiento que representa un giro de 180º con respecto a la posición argentina sostenida hasta entonces. Este memorándum fue considerado inconstitucional por una Cámara Federal argentina y el Congreso iraní nunca llegó a tratarlo. Las alertas rojas nunca fueron levantadas.

El memorándum sirvió de base para que Nisman elaborara la denuncia en contra de CFK y Timerman que fue presentada a un juez federal argentino tres días antes de su muerte. Hoy el juez Claudio Bonadío investiga la denuncia de Nisman y ha citado a prestar declaración indagatoria a CFK, Timerman y once personas más.

La reacción  de la expresidente fue extrema: en conferencia de prensa afirmó que “Hacemos responsable al presidente Macri de persecución política y degradación de nuestra democracia, de un uso partidario y obsceno, inconstitucional, donde el Poder Judicial actúa como una fuerza de tareas del Ejecutivo”. Afirmó que desconoce el delito que se le atribuye y que motiva la citación. Nisman había calificado la actuación de CFK como encubrimiento. Otros hablan de traición a la patria. En una conversación telefónica con uno de sus allegados CFK había manifestado que el caso Nisman era el que más la preocupaba.

Loading...