Reciente visita en escuela primaria a Accra, Ghana.
Reciente visita en escuela primaria a Accra, Ghana.
Edición 2508: Jueves, 5 de Octubre de 2017

Trotamundos del Aula

Ex ministro Entrevista: Enrique Chávez |Jaime Saavedra, actual jefe de Educación del Banco Mundial, pone en carpeta avances y urgencias.

Reciente visita en escuela primaria a Accra, Ghana.
Reciente visita en escuela primaria a Accra, Ghana.

Jaime Saavedra (53), jefe de Prácticas Mundiales de Educación del Banco Mundial, pasa su tiempo entre Washington y países como Ghana, Nigeria, India y Filipinas. Conversa con Malala Yousafzai y hasta con muñecos de Plaza Sésamo.

Cada tantas semanas visita por unos días a su familia en Lima. En ese paréntesis CARETAS pudo charlar con él. Si bien la naturaleza de su cargo lo previene de discutir las minucias de la política peruana y las circunstancias en las que el Congreso dominado por el fujimorismo lo censuró hace diez meses como ministro de Educación, el informe sobre desarrollo mundial 2018 que acaba de presentar el BM ofrece una plataforma para debatir sobre el terreno avanzado. Y en el que no se debe retroceder.

–¿Qué le ha sorprendido en estos seis meses?
–En Nigeria encontré un salón con 150 alumnos. Totalmente tugurizados, las carpetas eran bancas largas con los chicos pegaditos uno al costado del otro. No hay forma de que haya un aprendizaje allí. El profesor solo le puede dar atención a los que estén más interesados. El resto pasa solo por una experiencia de socialización. En Jordania fuimos a una escuela de niñas palestinas refugiadas. Me reuní con el consejo estudiantil. Niñas de entre 8 y 16 años, extremadamente articuladas. Me  preguntaron qué iba a hacer yo por la educación de su país y de las niñas palestinas. Una conciencia muy fuerte de ellas sobre los problemas de violencia en el hogar, de castigo físico, lo que les parecía inaceptable y que todavía pasa.

–¿Qué le dijo Malala?
–Habló sobre el acceso limitado y la poca ambición de los países para darles a las niñas su lugar. Si tienen primaria they can run, pueden correr. Pero si tienen secundaria they can fly, pueden volar. Es cierto. Todavía tenemos sistemas en África con nueve y no once años de escolaridad. Conversando con unos chicos del último año de secundaria en Filipinas, en una zona de clase media en Manila, les pregunté qué iban a hacer. Me dijeron: “estudiar y trabajar porque tenemos que mantener a nuestras familias. No podemos ir de frente a la universidad porque no nos alcanza la plata”. No todos tienen de la oportunidad de tener la educación que quieran.

–Así tengas la herramienta de la universidad pública.
–Así es. No estoy hablando de una zona pobre de Filipinas, que es un país con tanta dispersión de ingreso como puede tener el Perú. En Ghana visité dos escuelas cercanas el mismo día y les pregunté a los chicos qué necesitan. En un colegio me dijeron baños. En el otro, más laboratorios y más instalaciones deportivas. Esos desniveles también los ves en el Perú.

Banco Mundial acaba de presentar informe sobre desarrollo mundial 2018.
Banco Mundial acaba de presentar informe sobre desarrollo mundial 2018.

–El reporte del BM destaca el avance del Perú entre los años 2009 y 2015. ¿Dónde se observa la mejora?
–Aún cuando falta mucho, en sus mediciones, en introducir la meritocracia entre los maestros, en la capacitación, cambios en la gestión en su conjunto en términos de modernidad. Tiene muchísimos maestros muy comprometidos que innovan con los pocos recursos que tienen  y hacen diferencia en la vida de los chicos. He visitado aulas en que le profesores no hacían bien su trabajo y también he visitado otras donde lo hacían magníficamente.

–¿No se corre el riesgo de sindicalizar la discusión y que el foco último pase a ser el maestro?
–Ahí entra la necesidad de la coalición de la que habla el reporte, donde la sociedad tiene que tener una obsesión por el aprendizaje. Y es correcto que los sindicatos tengan que preocuparse por el bienestar de sus afiliados, ese es su rol. Pero a ese sindicato le tienes que preguntar, ¿y cómo va el aprendizaje de los chicos? Si ese sindicato no está focalizado en el aprendizaje, no está haciendo bien su trabajo. No podemos decir “a mí solamente me importa el profesor”. Pero en verdad, el profesor es un vehículo que tiene la sociedad para que el niño aprenda. Es más, a toda la sociedad le debe preocupar el bienestar del profesor, porque es esa persona que está parada delante de mis hijos 6 horas al día. Obviamente que me importa su bienestar, pero porque tiene un rol fundamental en el aprendizaje de los chicos.

–¿Es posible capacitar de manera correcta a los maestros que tienen más años o es necesario un relevo generacional tajante?
–Tienes que hacer las dos cosas. Los países  más exitosos son los que atraen a la gente más calificada. Pasan por un filtro difícil. Eso no quita que puedas cambiar el chip del enfoque tradicional. Tienes sistemas donde el profesor enseña al alumno promedio, pero el alumno promedio es un ente conceptual. Es un ser que no existe porque en la realidad tienes chicos, muy por encima del promedio, y luego tienes a unos que están muy por debajo. Requieres trabajar mucho en tus institutos pedagógicos y universidades que forman  maestros. Esa inversión es absolutamente crucial e implica tener la escala salarial completa. Debes tener un trabajo más interactivo con sus alumnos y, segundo, tu capacitación debes poder utilizarla al día siguiente en el aula. Son tres grandes factores: el maestro, la gestión de la escuela – con mucho más peso al rol que debe tener el director como líder pedagógico- y esa coalición de la sociedad en torno a la educación.

El alumno al que mejor le va en el Perú es al que peor le va en la OCDE.
El alumno al que mejor le va en el Perú es al que peor le va en la OCDE.

–¿Qué otro avance presenta el Perú?
–Se ha mejorado muchísimo en lo que aquí se llama educación intercultural, enseñarles a los niños en su lengua nativa particularmente tiene un gran impacto. Es fundamental que al chico se le enseñe el lenguaje el cual habla en el hogar. Es uno de los países que más materiales bilingües ha producido, que tiene procesos de capacitación y formación  de sus docentes. Falta muchísimo pero por  lo menos estamos a la mitad de camino.

–¿Qué nos dice el reporte sobre universidades?
–Es sobre formación básica, pero lo que sí toca es la necesidad de que el chico nunca diga aquí terminé. Tienes que enseñarle la capacidad de aprender. No te queda otra. No sabes si el trabajo en el que estás ahora va a existir de aquí en 15 años. El reporte destaca que escolaridad no es lo mismo que aprendizaje. En muchos casos se ha avanzado con cobertura sin calidad. El otro punto es que el reporte habla de una crisis de aprendizaje porque los niveles de aprendizaje fuera de los países industrializados son todavía muy bajos. En Asia del Este y América Latina tienes un problema grave. La mitad de tus chicos tienen el 50% de nivel adecuado de aprendizaje en lectura y 40% en matemáticas. Nuestros mejores estudiantes en el Perú estarían en un programa remedial en Alemania. Las tasas de deserción en secundaria en países como el Perú son todavía muy altas.

–¿Cuáles son los ejemplos que habría que mirar?
–En períodos de tiempos más largos, países de Asia del Este, Vietnam, Corea del Sur es un paradigma desde hace mucho tiempo. Se transformó en una economía pobrísima de posguerra a una con cobertura universal de alta calidad. Polonia ha tenido crecimientos importantes en los últimos años. El reporte enfatiza que un tercio de países no tiene ninguna información sobre los aprendizajes. No sabes dónde estás. Más allá de Pisa, que es una evaluación periódica internacional que te dice cómo estás frente a tal país, pero es importante saber cuáles son las disparidades al interior. Tienes que tener esa cultura sobre generar aprendizajes permanentes. No solo puedes medir lectura y matemáticos, sino que es crucial medir las herramientas cognitivas de más alto nivel como son la solución de problemas y el pensamiento crítico. Las habilidades socioemocionales, el trabajo en equipo, la perseverancia, la disciplina.  

–¿Los países con más desigualdades son los de grandes brechas entre educación pública y privada?
–Los países con menos desigualdades tienen a ser los más industrializados. En todos hay una educación pública que domina el sistema. Hay ejemplos distintos como Holanda, con mucha educación manejada por la iglesia y por ONG sin fines de lucro financiadas por el Estado. Si le preguntas a alguien si su colegio es público o privado, va a responderte no entiendo la pregunta. Un colegio es un colegio y el Estado tiene que encargarse de que funcione bien. Quién lo administra, a mí no me importa.

–¿El informe incide en la calidad regulatoria?
Dice que puedes tener un gran protagonismo del sector privado pero que si eso pasa es absolutamente crítico tener un sistema regulatorio que debe asegurar que la calidad de esa oferta sea buena. Así como hay una dispersión muy grande en la calidad de lo público también lo hay en lo privado.

–¿Y el enfoque de género?
Es un factor de análisis siempre vigente. Todo niño, independientemente de su raza, sexo y dónde nació, debe tener las mismas oportunidades en acceso y calidad educativas. Y eso no está pasando. En primaria no hay una gran diferencia entre niños y niñas. En secundaria, sí.  

Loading...