El plan Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) resguardaba a casi 800 mil jóvenes inmigrantes.
El plan Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) resguardaba a casi 800 mil jóvenes inmigrantes.
Edición 2505: Jueves, 14 de Septiembre de 2017

La Pesadilla Americana

Escribe: Eduardo González Viaña | Trump elimina programa que protegía a dreamers. Medida afecta a más de 9 mil peruanos. Empresas y universidades en pie de guerra.

El plan Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) resguardaba a casi 800 mil jóvenes inmigrantes.
El plan Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) resguardaba a casi 800 mil jóvenes inmigrantes.

Dos hombres observaban mi salón cuando yo comenzaba mi clase sobre Juan Rulfo. Tenían facha de policías, y lo eran.

 –Venimos por Santiago Aguilar, me dijeron mientras me mostraban su chapa de identidad. –Ese estudiante es ilegal.

–También es ilegal la presencia de ustedes en el campus. No ha sido solicitada ni es requerida, respondí.

Y añadí que ningún estudiante podía salir de mi clase cuando ella ya había comenzado. Les aconsejé que leyeran mi syllabus en Western Oregon, mi universidad.
 

En vista de ello, los policías decidieron quedarse junto a la puerta hasta el final de la clase que, supuestamente, duraba 50 minutos. Al final, un alumno hizo una pregunta y yo tomé otros 20 minutos para responderla. Movidos por la solidaridad, uno por uno, los otros alumnos lo imitaron.
 Ya íbamos por tres horas y media de clase cuando los intrusos se marcharon no sin antes amenazarme por defender ilegales.

Eso ocurrió en noviembre del 2010. Santiago (cuyo apellido es ficticio) me contó que había entrado a los Estados Unidos con sus padres y que ahora, quería estudiar y llegar a ser médico. Con la situación como estaba, le sugerí que se casara con alguna gringuita para comenzar a legalizarse, pero él hizo lo más difícil: se alistó en la Guardia Nacional, y una semana después, estaba preparándose para ir a la guerra de Afganistán.

No regresó en ataúd, pero al año siguiente volvió a Estados Unidos. Y seguía siendo un ilegal. Me parece que se fue a México y de allí el futuro médico volvió otra vez caminando, pero lo cierto es que en 2012 fue a mi oficina a visitarme y me contó que se había amparado bajo el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia).

Bajo dicha política implementada ese año por el presidente Obama, los beneficiarios reciben permisos de trabajo temporales, licencias de conducir y un número de seguridad social para dreamers, “soñadores” aspirantes al sueño americano.

Apple, Facebook, Microsoft y otras 94 empresas protestan contra Trump.
Apple, Facebook, Microsoft y otras 94 empresas protestan contra Trump.

A la fecha, con unos 800 mil jóvenes, el programa es un éxito completo. No hay objeciones ni puede haberlas por una política que, además de justa, ha ofrecido a las principales empresas un contingente de trabajadores de primera clase.

Son precisamente los ejecutivos de Apple y Facebook quienes han enviado una carta abierta al presidente y al congreso para que se mantenga el  DACA, y en ella señalan que los beneficiarios del programa son claves para sus empresas y para la economía de Estados Unidos. Por su parte, la Cámara de Comercio de Estados Unidos ha calificado la revocatoria como algo “contrario a los principios fundacionales estadounidenses y a los mejores intereses del país”.

Las universidades se han alzado en contra y lo mismo ocurre con las empresas  y organizaciones religiosas de prácticamente todos los sectores de la sociedad.

Los únicos que pueden aplaudir la medida son los americanos que –en la era Trump– han salido del clóset para declararse xenófobos y racistas. Y es evidente que a ellos va dedicada esta medida.
¿Qué hará ahora mi alumno Santiago Aguilar? Conocerlo significó para mí encontrar un título para mi novela El camino de Santiago (2017). Regresar a casa representará para él encontrar allí la falta de puestos de trabajo, el hacinamiento miserable, la perversidad de la pobreza, la escasez de amor. ¿Lo hará?

“Rex Fuller, nuestro rector en Western Oregon, ha llamado al campus a desobedecer al presidente Trump”.
“Rex Fuller, nuestro rector en Western Oregon, ha llamado al campus a desobedecer al presidente Trump”.

De ninguna forma. Él quiere ser médico y lo será. Me ha escrito un email en que confía que el pueblo norteamericano no tolerará por más de cuatro años un racista en la Casa Blanca.

Por otro lado, en nombre de Western Oregon, Rex Fuller, nuestro rector, declara que las decisiones sobre inmigración tomadas por el presidente Donald Trump atentan contra los valores de la universidad y de la nación norteamericana. En consecuencia, llama al campus a desobedecer.

Loading...