Nicolás Maduro: ahora, el bravo del barrio.
Nicolás Maduro: ahora, el bravo del barrio.
Edición 2501: Jueves, 17 de Agosto de 2017

Venezuela: Inesperado Revés

Declaración sobre “intervención militar” en Venezuela de presidente norteamericano unificó a AL; contra EE.UU.

Nicolás Maduro: ahora, el bravo del barrio.
Nicolás Maduro: ahora, el bravo del barrio.

Canciller Ricardo Luna y Hugo de Zela, director general de América de Torre Tagle, durante la reunión de cancilleres extraordinaria, que suscribió la Declaración de Lima, el martes 8.
Canciller Ricardo Luna y Hugo de Zela, director general de América de Torre Tagle, durante la reunión de cancilleres extraordinaria, que suscribió la Declaración de Lima, el martes 8.
Las polémicas declaraciones de Donald Trump el viernes 11, en la que “no descartaba una intervención militar en Venezuela”,  unificaron a América Latina; contra EE.UU. El presidente de norteamericano despertó los peores fantasmas, justo cuando la Declaración de Lima, suscrita por 14 Cancilleres latinoamericanos, y Canadá, había generado una sensación de unidad en la región sobre cómo enfrentar a Venezuela,  el martes 8. “Simplemente ha sido una burrada”, calificó una fuente de Torre Tagle. El canciller Ricardo Luna Luna afirmó que “todo intento o externo para recurrir a la fuerza socava el objetivo de restaurar la gobernabilidad democrática en Venezuela, así como los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas”. Luna conversó dos veces con el representante del Departamento de Estado, Thomas Shannon, esta semana.  No fue necesario ser demasiado persuasivo para convencerlo que el uso de la fuerza sería un disparate. Paralelamente, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, de gira en Colombia, argentina, chile y Panamá, suavizó las declaraciones de Trump. Las cosas que suceden cuando se gobierna desde una cancha de golf.

Maduro ordenó maniobras militares ante amenaza yanqui.] Canciller Ricardo Luna y Hugo de Zela, director general de América de Torre Tagle, durante la reunión de cancilleres extraordinaria, que suscribió la Declaración de Lima, el martes 8.
Maduro ordenó maniobras militares ante amenaza yanqui.] Canciller Ricardo Luna y Hugo de Zela, director general de América de Torre Tagle, durante la reunión de cancilleres extraordinaria, que suscribió la Declaración de Lima, el martes 8.

La Asamblea Nacional Constituyente (AC) procede como la oposición anunció: Maduro desata una cacería de opositores para someterlos y establecer un régimen totalitario a la cubana, con asistencia de Rusia.

La rebeldía de la oposición y las medidas adoptadas por Estados americanos incrementan las tensiones hasta el límite.

Y Trump, en su infinita soberbia e ignorancia, le regala a Maduro el mejor de los argumentos: una imposible y anacrónica acción militar “del imperio” contra Venezuela.

En una conferencia de prensa ofrecida por Donald Trump el 11 de agosto desde su club de golf de Bedmister, en Nueva Jersey, se refirió a las medidas adicionales que adoptaría EEUU contra Venezuela y afirmó que no descartaba una acción militar.

Nicolás Maduro debe haber celebrado esta barbaridad tan “trumpiana”. En el estado actual de América Latina es absolutamente imposible tan siquiera pensar en una acción militar de EEUU contra Venezuela. Nada mejor que algo así para provocar la solidaridad “anti yankee”. José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch Americas, calificó de regalo a Maduro “la estupidez de Trump.”

Trump en su club de golf Bedmister, en Nueva Jersey.
Trump en su club de golf Bedmister, en Nueva Jersey.

Las “intervenciones militares en América Latina”, que suman entre 27 y 40 entre el Siglo XIX y XX, finalizan en su versión directa (con Marines o Boinas Verdes desembarcando) con las de Grenada y Panamá. Las intervenciones posteriores han sido operaciones encubiertas de la CIA utilizando los regímenes militares y dictatoriales que finalizan en la década de los años 80.

Hablar hoy de una intervención militar es anacrónico e impensable. Es de esperar que la “Junta Militar” que rodea a Trump (los generales Matis, Kelly y McMaster) le ponga freno a una acción que sólo podría ser calificada de descabellada pues introduciría a EEUU en un frente adicional de conflicto internacional y beneficiaría fundamentalmente a Maduro. Rechazaron las declaraciones de Trump los cancilleres de Argentina, Brasil, Ururguay, Paraguay (MERCOSUR), México, Colombia, Perú y Chile, a los que se sumaron los bolivarianos: Nicaragua, Ecuador y Bolivia.

Resulta obvio que los caminos que plantean hoy los países latinoamericanos en Venezuela son pacíficos y democráticos. El límite se ubica en las sanciones económicas que discute EEUU para evitar que el pueblo venezolano resulte perjudicado por ellas. El punto de quiebre son las sanciones aplicadas a los ingresos petroleros de Venezuela provenientes de EEU y que, si fueran aplicadas, serían las más efectivas para lograr una verdadera negociación con el régimen de Maduro.

Dos argumentos se oponen a esas medidas petroleras: una de ella es la resistencia dentro del Departamento de Estado, liderada por el veterano Tom Shannon que es el segundo después de Tillerson. La otra es la de los empresarios que refinan  el petróleo pesado proveniente de Venezuela que verían reducida su actividad económica, lo cual podría incidir levemente en los niveles de empleo.

Una complicación adicional de las medidas petroleras serían las dimensiones geopolíticas que ellas implican. Sabido es que Maduro está hipotecando el petróleo para sobrevivir. Ya China parece haber llegado al límite y no estaría aceptando incrementar la deuda venezolana a pagar en petróleo.

No ocurre lo mismo con Rusia; Rosneft, la megaempresa rusa ha prestado a PDVESA US$ 5.000 millones con el colateral de las acciones de CITGO que opera en EEUU. De esa manera Rusia lograría incidir en el mercado interno americano de energía. Maduro habría logrado un trato similar recientemente con Putin por mil millones de dólares más. En un momento en que el congreso de Estados Unidos sanciona a Rusia por su intervención en las elecciones presidenciales de 2016. Un juego geopolítico complicado. 

Pence con Macri en Buenos Aires: suavizó las declaraciones de Trump..
Pence con Macri en Buenos Aires: suavizó las declaraciones de Trump..

Loading...