EFEAlambrado de púas en la frontera entre EE.UU. y México.
Alambrado de púas en la frontera entre EE.UU. y México.
Edición 2477: Jueves, 2 de Marzo de 2017

Migrantes en EE.UU.: La Crueldad de Trump

Escribe: Luis F. Jiménez | Mientras Trump busca una ley que regularice a migrantes ilegales sin delitos, la política antilatinos hace estragos.

EFEAlambrado de púas en la frontera entre EE.UU. y México.
Alambrado de púas en la frontera entre EE.UU. y México.

Las medidas de política migratoria de Trump provocan pánico en las comunidades de inmigrantes y dañan la seguridad nacional de EE.UU. Liberan, además, la xenofobia latente en importantes sectores de la sociedad estadounidense.

Dolor, ansiedad, inseguridad y desconfianza entre los indocumentados: más de once millones de personas. De ellos, se calcula que 356.000 son peruanos.

Las redadas de inmigrantes latinos serían, según Trump, un operativo militar. El Secretario de seguridad interior, general Kelly, lo desmiente desde México. ¿Quién tiene razón? Las acciones priman sobre las palabras.

GUADALUPE, CARLOS Y LA IGLESIA dE FAIRFAX

Un caso inicial y emblemático es el de Guadalupe García que había vivido más de 20 años en Arizona. Ingresó sin documentos y tuvo dos hijos que tienen ciudadanía estadounidense. En 2008 fue arrestada por presentar un número falso del Seguro Social cuando buscaba trabajo; fue luego liberada con la condición de presentarse a la oficina de migración una vez al año.

En 2016 se presentó a la oficina y quedó arrestada. Las nuevas disposiciones migratorias de Trump la hacían ‘deportable’ por tener una condena judicial. Fue deportada a México y sus dos hijos adolescentes quedaron al cuidado de su padre. La acción policial para deportarla lleva a pensar que era una peligrosa traficante de drogas. Una crueldad que se repite con frecuencia.

Según el New York Times (27-2-17) Juan Carlos Hernández, mexicano indocumentado, vivió más de 15 años en Illinois. Gerente de un restaurante mexicano era un ciudadano ejemplar; su esposa y sus tres pequeños hijos son estadounidenses. Alguien descubrió que años atrás había sido detenido por conducir alcoholizado dos veces. Suficiente para ser detenido; su deportación a México está en trámite.

General Kelly desmintió a Trump.
General Kelly desmintió a Trump.

Intercept (27-2-17) informa que en febrero, un grupo de desamparados (homeless) había pasado la noche en una iglesia metodista de Fairfax, Virginia, para protegerse del frío. Cuando salían de la iglesia, un grupo de centroamericanos cruzó la calle y, desde tres automóviles estacionados frente a la iglesia, una decena de funcionarios de la policía de aduanas e inmigración (ICE) pusieron al grupo contra la pared, los interrogaron sobre su estatus migratorio y fueron esposados y detenidos. El vocero de ICE dijo luego haber encontrado dos inmigrantes “criminales”. El mensaje era claro: la iglesia era un objetivo de ICE y buscaban latinos. Hasta fines de febrero, se ignoraba el paradero de varios de los arrestados.

La escena de la iglesia de Fairfax se repite en colegios, hospitales y otras iglesias frecuentadas por la comunidad latina, a pesar de existir disposiciones que prohíben los arrestos en estas zonas consideradas ‘sensibles’. Las disposiciones no son efectivamente aplicadas, por lo cual las familias resisten enviar a sus hijos al colegio o llegar a un hospital ante una emergencia médica. Un arresto por razones migratorias puede llevar meses y hasta años de privación de la libertad.

Los republicanos han bloqueado, sistemáticamente, todo esfuerzo por regularizar la situación de los indocumentados.
Los republicanos han bloqueado, sistemáticamente, todo esfuerzo por regularizar la situación de los indocumentados.

LA CRUELDAD TRUMP

Trump ha encontrado una maquinaria montada por Obama, por presiones de los republicanos, que deportó más de dos millones y medio de indocumentados. La mayor cantidad de deportaciones de la historia. Obama, sin embargo, limitó las deportaciones a quienes hubiesen cometido delitos graves o hubiesen ingresado ilegalmente dentro de los dos últimos años. Además, introdujo excepciones como las que beneficiaron a los ‘soñadores’ (dreamers) que ingresaron al país con sus padres cuando eran niños. Su decisión de extender este beneficio a sus padres fue detenido por la justicia. Los republicanos han bloqueado, sistemáticamente, todo esfuerzo por regularizar la situación de los indocumentados.

Trump ha ampliado las condiciones que justifican la deportación. Así, considera que haber ingresado al país de manera ilegal o haber violado la estadía concedida por la visa son delitos graves. Las presiones sobre los indocumentados los llevan a solicitar su ‘remoción voluntaria’, es decir, su deportación sin formalidades judiciales. Estas ampliaciones se complementan con la planeada contratación de 15.000 agentes inmigratorios y la disposición que permite a las policías estatales o locales ejercer funciones de agentes de migración. De allí que se esté pensando que serían potencialmente deportables  alrededor de diez millones de indocumentados.

Lo más grave, sin embargo, es la crueldad que inspira a las políticas migratorias. Con ello, Trump recibe el apoyo de sectores de la sociedad que culpan a los inmigrantes por muchos de los males que los afectan. A ellos los alimenta con la ‘carne cruda’ que proporciona ‘castigar’ a los más vulnerables de la sociedad: los inmigrantes indocumentados sin importar que hayan cometido o no delitos graves.

Un episodio en la parroquia metodista de Fair  fax, Virginia, puso a las iglesias en la mira.
Un episodio en la parroquia metodista de Fair  fax, Virginia, puso a las iglesias en la mira.

Reacción incomprensible en una sociedad nacida de inmigrantes  aunque ya ha ocurrido antes: el internamiento de descendientes de japoneses durante la II Guerra y la operación ‘espaldas mojadas’ de Eisenhower fueron justificadas con argumentos tan débiles como los que hoy se plantean. Un explicación atendible es la ideología de los supremacistas blancos que sustenta un grupo de los asesores de Trump, liderado por Steve Bannon.

Leer: 'El Montesinos de Trump'

El pretexto de proteger del terrorismo que ingresaría por la frontera sur es falso; al revés, puede pensarse que la cacería de inmigrantes en la frontera debilita a la sociedad frente a un eventual ingreso de terroristas. Por otro lado, los inmigrantes indocumentados se calcula que aportan mas de US$ 11 mil millones en impuestos y que contribuyen con US$ 15 mil millones a la seguridad social de la cual obtienen solo mil millones de dólares al año.

EL TERREMOTO

Los cambios institucionales y en la sociedad misma hacen que estas medidas provoquen un amplio rechazo social y enfrenten enormes dificultades de implementación. Ejemplo: la ley dispone que toda persona a ser deportada debe ser presentada ante un juez de inmigración; en la actualidad, hay 300 jueces con una acumulación de 1.800 causas cada uno (540.000 afectados). Multiplicando diez veces los deportables deberían incrementarse los jueces y los tribunales, además de todos los agentes de inmigración y las cárceles donde serían alojados mientras esperan el juicio. Imposible.

La propuesta realizada por Trump ante el pleno del congreso para mejorar la legislación migratoria tuvo el mismo nivel de generalidades que otras propuestas que ha formulado.

El resultado de las políticas en desarrollo generarán un enredo  monumental, al que habrá que agregar el embrollo del cambio del sistema de salud que provoca agudos problemas políticos. Y todas estas dificultades en medio de una verdadera guerra contra la prensa, sin contar las investigaciones por la intervención de Rusia en la campaña presidencial y los enormes conflictos de intereses del imperio Trump. Y un presupuesto inviable, con grandes recortes de impuestos a los más ricos e incrementos del gasto militar.

Donald Trump parece haberse convertido en el quinto jinete del Apocalipsis.

Loading...