Miles de personas realizar largas colas en Venezuela para poder retirar su dinero debido a que los cajeros automáticos dejaron de funcionar. (Foto: EFE)
Miles de personas realizar largas colas en Venezuela para poder retirar su dinero debido a que los cajeros automáticos dejaron de funcionar. (Foto: EFE)
Edición 2467: Jueves, 15 de Diciembre de 2016

Venezuela: El Diálogo en Crisis

Escribe: Luis F. Jiménez | Maduro ordena retirar los billetes de 100 bolívares en 72 horas para combatir la guerra económica. Caos monetario pues los nuevos billetes de más alta denominación todavía no circulan.

Miles de personas realizar largas colas en Venezuela para poder retirar su dinero debido a que los cajeros automáticos dejaron de funcionar. (Foto: EFE)
Miles de personas realizar largas colas en Venezuela para poder retirar su dinero debido a que los cajeros automáticos dejaron de funcionar. (Foto: EFE)

La tercera sesión plenaria del diálogo en Venezuela, prevista para el 6 de diciembre pasado, fue un momento crucial durante el cual no se concretaron los avances que la oposición esperaba. La frustración opositora por el incumplimiento del gobierno de los compromisos asumidos se sumó a las acusaciones formuladas por éste contra ella.

Le va interesar leer: Hecatombe Anunciada

A ello se sumó el malestar que provocó en el gobierno una carta confidencial del Secretario de Estado del Vaticano, por encargo del papa Francisco, solicitando el cumplimiento de los acuerdos logrados en las sesiones de diálogo previas: apertura del canal humanitario de medicinas y alimentos, restablecimiento de los poderes de la Asamblea Nacional, aceleración de las liberaciones de los “detenidos” (presos políticos) y concordar “el calendario electoral que permita a los venezolanos decidir sin dilaciones su futuro.”

 Hace una semana, Maduro anunció el retiro de los billetes de 100 bolívares. (Foto: EFE)
Hace una semana, Maduro anunció el retiro de los billetes de 100 bolívares. (Foto: EFE)
La violenta reacción del poderoso Diosdado Cabello contra el cardenal Pietro Parolin confirmó que la carta existía. (Ver La Patilla lo que se afirma es fotocopia de la carta). De la fotocopia difundida por cabe subrayar la expresión “los derechos se respetan; no se negocian”. 

Los ataques gubernamentales contra el Vaticano se sumaron a los reproches de la oposición contra los tres ex presidentes designados por UNASUR a quienes consideran proclives al gobierno. De esta manera, los propios facilitadores han quedado en posición deslucida y se comprometieron a “relanzar” el diálogo el 13 de enero próximo y de continuar con el trabajo de las mesas temáticas.

La oposición adelantó que no se sentará a la mesa de diálogo hasta que el gobierno cumpla con sus compromisos. Nicolás Maduro convocó una manifestación de todos sus seguidores para el 17 de diciembre en Caracas para “enfrentar el golpe de estado en marcha”. El gobierno anunció un acuerdo con la ONU para canalizar asistencia en lo referido a medicamentos.

La oposición decidió retomar en la AN la imputación contra Maduro por “abandono del cargo” (Art. 233 de la Constitución) que podría llevar a su destitución. También decidió reiniciar las manifestaciones en las calles para canalizar los graves descontentos existentes en la población.

Las tensiones suben y los “facilitadores” se debilitan. El gobierno y la oposición parecen haber llegado al límite.

INCERTIDUMBRES

Debe notarse que la comunidad hemisférica enfrenta dificultades que limitan su capacidad de apoyar a Venezuela en la solución de la crisis. Por un lado, UNASUR ha visto modificada la posición política de sus estados integrantes debido a

 las elecciones realizadas en Argentina, Paraguay, Perú, Uruguay y por el juicio político en Brasil que destituyó a Dilma Rousseff.

Los enfrentamientos de Argentina, Brasil y  Paraguay con el gobierno venezolano terminaron con la suspensión de éste en el ejercicio de sus derechos como miembro del MERCOSUR. El gobierno de Maduro rechazó la decisión.

 Maduro cerró la frontera con Colombia durante 72 horas para hacer frente a las “mafias” que operan en la zona y que según él “realizan contrabando” con bolívares. (Foto: EFE)
Maduro cerró la frontera con Colombia durante 72 horas para hacer frente a las “mafias” que operan en la zona y que según él “realizan contrabando” con bolívares. (Foto: EFE)

Además de estos cambios, expiró  el mandato del Secretario General de UNASUR, Ernesto Samper. Importantes sectores de la oposición consideran que también  Samper ha tenido posiciones favorables al gobierno. Samper anunció que dejaría sus funciones a mediados de enero de 2017.

Por fin, también pesa en la comunidad hemisférica la incertidumbre sobre la política regional  del presidente electo de Estados Unidos. Esta incertidumbre se vincula con las decisiones que adopte respecto a los avances logrados por su antecesor respecto a Cuba y a la evolución de las tensiones que ha generado con México.

Las fiestas de fin de año distarán mucho de ser felices para el pueblo venezolano. La convocatoria de la marcha del 17 de diciembre por el presidente Maduro, a la que encuadra en los preparativos contra un golpe de estado que dirigiría la MUD, se complementan con el aumento de la represión y las arengas de contra la guerra económica, dirigida por EE.UU. La situación de los presos políticos es crítica.

DILEMAS Y OPORTUNIDADES

Enero se plantea como un mes clave en un año crucial para Venezuela. Para que el diálogo pueda “relanzarse”  se requiere el previo sinceramiento político e institucional de UNASUR y que se aclaren las posiciones del nuevo gobernante de EE.UU.

Mientras, es previsible que la situación económica y social venezolana continuará su acelerado deterioro. Los Estados del hemisferio deberán pensar la manera en que pueden apoyar la necesaria pero insuficiente intervención del Vaticano para superar la crisis venezolana.